Qué es el 'gaslighting' sexual y cómo saber si lo sufres
  1. Alma, Corazón, Vida
manipulación

Qué es el 'gaslighting' sexual y cómo saber si lo sufres

Es una forma de abuso psicológico difícil de identificar por parte de quien lo sufre porque no hay daños aparentemente visibles

placeholder Foto: (iStock).
(iStock).

El término 'gaslighting' le debe su existencia a la película del mismo nombre, de 1944 (basada a su vez en una obra de teatro anterior de Patrick Hamilton) en la que una joven se ve obligada a creer que tiene una enfermedad mental debido a la manipulación de su marido, tan fuerte y retorcida que ella acaba cuestionando la realidad y su propia salud mental.

El gaslighting aplicado fuera de la pantalla, sería esa manipulación psicológica para que el otro cuestione la realidad, una estrategia que, según los psicólogos, utilizan los caracteres abusivos. El sexual, por lo tanto, sería también una manipulación psicológica o abusiva de una persona con el propósito de que la víctima cuestione su realidad en torno a una situación relacionada con su sexualidad.

Un estudio llevado a cabo por David Wahl y que relata en 'Psychology Today' explica que una de las participantes lo sufría: su marido tenía sexo con ella sin su consentimiento estando borracha, hasta el punto de que a la mañana siguiente cambiaba la realidad, explicándole que como ella había bebido la noche anterior había aceptado mantener esas relaciones. "Más allá del objetivo de replantear la realidad, una persona que lleva a cabo gaslighting se apresura a descartar los sentimientos o preocupaciones de su pareja, y si es un comportamiento consciente, no se ofrecerán disculpas" explica el psicólogo.

La culpa es un arma poderosa de la manipulación. El manipulador domina la conversación y no deja hablar prácticamente a la víctima

Además, toda la culpa suele recaer sobre la víctima (en el caso de la mujer que se emborrachaba, acababa siendo la culpable por beber demasiado), "la culpa es un arma poderosa de la manipulación. Además, el manipulador domina la conversación y no deja hablar mucho a la víctima", insiste el psicólogo.

¿Cómo saber si lo sufres?

Primero, debes reconocerlo por lo que es: abuso psicológico. Debes tratarlo de manera directa. No surge de un día para otro, sino que la persona que lo perpetra va minando la autoestima de la víctima, creando inseguridad en ella y desconfianza. Comenzará a necesitar la aprobación de terceras personas, se disculpará continuamente y tendrá miedo a expresar sus emociones. Según los expertos, la mejor defensa para evitar un abuso es seguir tu propio criterio: si crees que algo no está bien, probablemente no lo esté.

El término viene de una película en la que una joven se ve obligada a creer que tiene una enfermedad mental debido a la manipulación de su marido

Además, el gaslighting sexual puede aumentar el riesgo sexual. Por ejemplo, si la infidelidad es parte del gaslighting y las prácticas sexuales sin protección son parte del comportamiento, las posibilidades de contraer ETS aumentan. El gaslighting no es necesariamente un acto consciente. Puedes probar a hablar de ello con tu pareja, pues existe la posibilidad de que no sé cuenta de que lo hace.

Pero si tu pareja sabe perfectamente lo que hace y se aprovecha de tu vulnerabilidad es posible que debas buscar ayuda profesional para que te guíe a través de los problemas. El gaslighting sexual es un abuso psicológico en su mayor exponente, y es mucho más complicado de identificar por parte de quien lo sufre porque no hay daños aparentemente visibles.

Sexo
El redactor recomienda