Es noticia
Menú
Deja 13.400 euros de propina en EEUU por dos perritos calientes y tres bebidas
  1. Alma, Corazón, Vida
En Londonderry

Deja 13.400 euros de propina en EEUU por dos perritos calientes y tres bebidas

Las camareras del bar decidieron repartir el dinero con los cuatro trabajadores que están en la cocina

Foto: El cliente que escribió la cifra en un cheque afirma que no se equivocó (Unsplash)
El cliente que escribió la cifra en un cheque afirma que no se equivocó (Unsplash)

Mike Zarella es propietario del Stumble Inn Bar & Grill de Londonderry en New Hampshire (Estados Unidos). Una de las camareras que trabaja para el propietario recogió los 30 euros de una cuenta que reflejaba el pedido de un comensal (dos perritos calientes, un refresco, una cerveza y una copa de tequila). Como propina, el cliente dejó 13.400 euros.

Aunque la camarera no se fijó en un primer momento en el cheque, después de que le hiciera una señas el comensal, acabó observando el papel. "Cuando miró hacia abajo, estaba completamente sorprendida. Ella dijo, 'oh, dios mío, no, eso es una locura'", ha indicado Zarella a CNN. Días después de que el cliente dejase esa cuantiosa suma de dinero, regresó de forma frecuente al Stumble Inn Bar & Grill.

"Me acerqué y me senté con él, le di las gracias y le dije: '¿Estás seguro? Nos sentimos un poco incómodos con esta cantidad de dinero'", ha señalado Zarella. Aunque le preguntó si lo escrito en el cheque se trataba de un error, el hombre le contestó lo siguiente: "No, quiero que tenga ese dinero". Las ocho camareras decidieron repartir la propina con los cuatro compañeros de cocina.

Críticas en redes sociales

Zarella ha confesado que algunas son madres solteras y van a destinar el dinero a darse unas buenas vacaciones. Sin embargo, poco después de publicar en redes sociales lo ocurrido, algunos internautas demostraron que no ven con buenos ojos que las empleadas fraccionaran con el resto la propina.

"Compartir lo percibido de manera extra entre todos los trabajdores, 'pool tiping', es común en varios restaurantes y nos funciona. No importa la cantidad de la propina, lo fraccionan siempre entre todos los que trabajan en ese turno". Aun así, esas reacciones parecen no haber apagado el ánimo de Zarella: "Estamos agradecidos por su generosidad".

Mike Zarella es propietario del Stumble Inn Bar & Grill de Londonderry en New Hampshire (Estados Unidos). Una de las camareras que trabaja para el propietario recogió los 30 euros de una cuenta que reflejaba el pedido de un comensal (dos perritos calientes, un refresco, una cerveza y una copa de tequila). Como propina, el cliente dejó 13.400 euros.

El redactor recomienda