Muere a los 63 años Cobby, el chimpancé cautivo más longevo de Estados Unidos
  1. Alma, Corazón, Vida
Habitaba el zoo de San Francisco

Muere a los 63 años Cobby, el chimpancé cautivo más longevo de Estados Unidos

El primate permanecía desde 2019 en un área geriátrica donde ha recibido todo tipo de cuidados hasta su fallecimiento

placeholder Foto: Los chimpancés que viven en libertad tienen una media de esperanza de vida de 33 años (Unsplash)
Los chimpancés que viven en libertad tienen una media de esperanza de vida de 33 años (Unsplash)

Cobby llegó al zoo de San Francisco (Estados Unidos) junto a otros tres chimpancés a mediados de la década de 1960. Hasta ese momento, el primate había pertenecido a una especie de circo en el que le obligaban a realizar actuaciones para entretener al público. Posteriormente, Cobby (también apodado Papa) fue liberado de su vida circense.

Debido a su longevidad, el chimpancé estaba alojado desde 2019 en un área geriátrica en la que recibía todo tipo de cuidados. Aunque los profesionales han hecho todo lo posible por su supervivencia, Cobby ha fallecido a los 63 años. La directora del Zoo de San Francisco, Tanya Peterson, ha aprovechado para despedirse en un comunicado referido por FOX. "Esta noticia ha partido nuestro corazón. Cobby era el carismático y compasivo líder de nuestro grupo de chimpancés".

En sus más de seis décadas de vida, "ha sido un compañero que ha protegido al resto con mucha paciencia". Ahora, es el momento de decir adiós a Cobby, el más longevo de todos los chimpancés en cautividad de Estados Unidos "y una parte de San Francisco", ha confesado Peterson.

El número de chimpancés que vive en libertad es inferior a 200.000 ejemplares. Esto sitúa a la especie en la lista roja de animales en peligro de extinción de la International Union for Conservation and Nature (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza).

Los expertos calculan que los primates de esta especie que están cautivos pueden cumplir las seis décadas de vida (tienen una longevidad de entre 50 y 60 años). Sin embargo, aquellos que pueblan su hábitat natural se convierten en presas de cazadores furtivos, por lo que tienen una esperanza de vida de 33 años.

Primates Caza
El redactor recomienda