La historia de Andrés Cantó, el joven que ha creado la cueva de Alicante que se ha vuelto viral
  1. Alma, Corazón, Vida
SU TRANSFORMACIÓN FÍSICA IMPRESIONA

La historia de Andrés Cantó, el joven que ha creado la cueva de Alicante que se ha vuelto viral

Lo que comenzó como una rabieta hace seis años picando el suelo se ha convertido en una construcción de tres habitaciones a la que no le falta ninguna comodidad

Foto: Andrés, en 2019, a las puertas de su casa-cueva (Twitter/@andresiko_16)
Andrés, en 2019, a las puertas de su casa-cueva (Twitter/@andresiko_16)

Los niños tienen reacciones muy diferentes ante una misma situación. Por ejemplo, lo normal ante una pataleta suele ser romper algo que se tenga a mano, pero Andrés Calvo hizo algo muy distinto. Se fue al jardín de su casa, cogió un pico y se puso a hacer un agujero en el suelo. Era el 9 de marzo de 2015 y, por entonces, no sabía que estaba comenzando a crear una impresionante cueva.

Todo comenzó por un tema trivial: sus padres querían que se pusiera guapo para ir al pueblo, pero él se negaba una y otra vez: Andrés ha contado a Carlos Herrera que "yo siempre iba en chándal y con mis zapatos menos lustrosos y cuando iba al pueblo me decían que me cambiara, pero yo no quería cambiarme, me enfadé y me puse a dar paladas".

Hoy, Andrés se ha hecho viral después de publicar un hilo en Twitter donde ha contado cómo evolucionó aquel pequeño agujero hasta la casa que es hoy. Seis años de duro trabajo en los que tiene mucho que ver Andreu, su mejor amigo, al que conoció en 2018 cuando el agujero solo era un proyecto de cueva y que le ayudó con una herramienta fundamental: su motopico.

Un proyecto legal

En solo un año lograron un gran avance, completando las escaleras de acceso a la cueva y en 2019 ya habían construido la primera habitación. Lo último ha sido "empedrar y adobar paredes" y reconoce que ha sido muy divertido. Seis años después de aquella pataleta, Andrés tiene lo más parecido a una casa-cueva que se pueda construir con sus propias manos.

La fama le ha llegado de repente. Su tuit se ha hecho viral y le ha permitido aparecer en programas de radio, televisión e internet. Tanto es así que el ayuntamiento de su pueblo le ha obligado a sacarse una licencia de obras para poder seguir excavando y ha confirmado en las redes sociales que el Seprona de la Guardia Civil ha pasado por su cueva para certificar la construcción.

La construcción, de momento, llega a su fin. Andrés ha conseguido que su cueva tenga tres habitaciones y todo tipo de comodidades como luz, calefacción, un horno y hasta wifi. Ahora dejará de excavar porque se va de su pueblo a estudiar fuera: quiere ser actor, pero no descarta que, en el futuro, pueda volver a su cueva y seguir ampliándola.

Alicante Niños