¿Cómo deberíamos detectar extraterrestres? Esta es la propuesta de un científico
  1. Alma, Corazón, Vida
el método de tránsito

¿Cómo deberíamos detectar extraterrestres? Esta es la propuesta de un científico

Si examinásemos la Tierra de la misma manera que observamos otros exoplanetas mejoraría nuestra posibilidad de detectar organismos extraterrestres en mundos distantes

placeholder Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Es un pensamiento bastante generalizado cuando nos encontramos en algún lugar del planeta, tumbados y mirando las estrellas. Entre todos esos puntitos luminosos que se encuentran a millones de años luz de la Tierra, ¿podrá haber alguien que esté observando el ancho Universo en el mismo momento en que lo hacemos? Por algún motivo, la belleza del firmamento nos pone a todos un poco melancólicos, un poco filósofos.

Pero si los astrónomos observaran la Tierra desde otro sistema solar, ¿podrían asegurar que nuestro planeta está lleno de vida? Parece complicado. Si examinásemos nuestro planeta de la misma manera que observamos otros exoplanetas (es decir, planetas que orbitan alrededor de estrellas) podríamos mejorar, paradójicamente, nuestras posibilidades de detectar organismos extraterrestres en mundos distantes, sugieren los investigadores. Es decir, para descubrir lo que hay más allá habría antes que conocer bien lo que hay aquí, informa 'Live Science'.

Desde 1999 se utiliza una forma conocida como 'método de tránsito' para detectar exoplanetas. Gracias a él se han revelado miles de mundos

Desde 1999 se utiliza una forma conocida como 'método de tránsito' para detectar exoplanetas. Gracias a él se han revelado miles de mundos, y se lleva a cabo observando la pequeña disminución del brillo de una estrella, que sucede cuando un planeta pasa (transita) por delante de ella, que es su propia estrella central. Nadie sabe si estos mundos albergan vida o no, pero si otros científicos observaran la Tierra usando este método, detectarían formas de vida.

Y una vez que se detectara vida a partir de las observaciones de la Tierra, los expertos podrían buscar esas mismas pistas en otros planetas. De hecho, este enfoque se ha presentado recientemente con un concepto de misión llamado Earth Transit Observer. Según la NASA, la mayoría de exoplanetas que conocemos se descubrieron mediante el método de tránsito: telescopios poderosos, como el Telescopio Espacial Kepler y el Satélite de Estudio de Exoplanetas en Tránsito (TESS), pueden detectar cuándo se atenúa brevemente la luz de una estrella por el paso de un planeta, incluso para estrellas que se encuentran a miles de años luz de distancia. Los científicos pueden estimar el tamaño de un planeta así, basándose en la cantidad de luz que bloquea. También pueden calcular el tamaño de su trayectoria orbital midiendo cuánto tiempo pasa entre eventos de atenuación.

Foto: Fuente: iStock

El tamaño o la temperatura de una estrella y cuánto de lejos está de un planeta brindan pistas sobre cuánto de posible podría ser la vida en él. Los tránsitos también pueden insinuar la atmósfera de un exoplaneta. Durante un tránsito, la luz de una estrella se filtra a través de moléculas atmosféricas, que absorben ciertas frecuencias. El resultado puede ayudar a los investigadores a identificar elementos como el oxígeno y el metano. Pero los astrónomos necesitan docenas de observaciones de tránsito para confirmar que estos elementos están presentes.

Para la misión Earth Transit Observer, un pequeño satélite con un equipo observaría a la Tierra mientras pasa frente al Sol

Sin embargo, otros factores del planeta y la estrella también pueden afectar las lecturas de las moléculas atmosféricas. Por ejemplo, los planetas experimentan cambios en sus estaciones, patrones climáticos y corrientes oceánicas, mientras que la actividad solar, como el reflujo y el flujo de los vientos solares y la formación de poderosas tormentas solares, también es muy variable. Cualquiera de estas condiciones podría moldear el comportamiento atmosférico durante diferentes tránsitos, lo que podría afectar las proporciones de moléculas y elementos atmosféricos. Para comprender todas estas variables necesitas conocer a la estrella y al planeta, lo que es un desafío cuando no estás familiarizado con ellos.

Afortunadamente, los científicos ya tienen todas esas respuestas para la pareja planeta habitado-estrella que más conocemos: la Tierra y el Sol. Para la misión Earth Transit Observer, un pequeño satélite con un equipo observaría a la Tierra mientras pasa frente al Sol. El espectrográfo buscaría signos de agua y dióxido de carbono, así como biofirmas (oxígeno-metano, ozono-metano) que juntos indicaran condiciones favorables para albergar vida, (por supuesto, queda por ver si tales firmas son simplemente único en la vida en la Tierra).

"La técnica de tránsito utilizada por tal investigación sería la misma que utilizará el Telescopio Espacial James Webb (JWST) para estudiar algunos de los miles de exoplaneta conocidos que transitan por sus estrellas anfitrionas", explicaron los científicos en la presentación. Debido a que las variabilidades climáticas en la Tierra y los patrones de actividad de nuestro Sol son bien conocidos, los científicos pueden observar cómo afectan las lecturas de las moléculas atmosféricas y luego aplicar eso a las observaciones de 'nuevas Tierras'.

“El Sistema Solar es el único lugar donde conocemos todas las respuestas correctas a las cosas. Podemos probar nuestras técnicas, descubrir sus limitaciones y hacer conexiones entre los resultados", señalan en el comunicado. Los científicos planean enviar la propuesta de ETO al Programa de Pioneros en Astrofísica de la NASA en el otoño de 2021. Este programa desarrolla misiones de astrofísica que utilizan equipos de menor tamaño y requieren presupuestos más pequeños que las misiones en el Programa de Exploradores de la agencia, según la NASA.

Curiosidades
El redactor recomienda