La extraña fruta que podría matarte si no la cueces antes de ingerirla
  1. Alma, Corazón, Vida
UN MANJAR TROPICAL

La extraña fruta que podría matarte si no la cueces antes de ingerirla

El akí se consume sobre todo en Jamaica junto con las migajas de bacalao, pero si no se prepara en condiciones puede provocar desde vómitos hasta un coma mortal

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Hace unos años, el hombre más rápido sobre la faz de la Tierra, Usain Bolt, declaró que una de las claves de su éxito residía en un plato tradicional de su país de origen, Jamaica: el akí con bacalao, el cual se prepara a partir de la fruta del árbol Blighia sapida, endémica de África pero llevada a las zonas del Caribe, junto con este pescado tan típico de las latitudes norteñas, acompañado de una guanición hecha con pimientos, especias o plátanos. ¿A qué se debe esta fusión tan curiosa entre esta fruta tropical y este pez tan consumido en las zonas septentrionales del mundo?

Nada más y nada menos que a la historia de las colonizaciones. El akí es una fruta de piel roja originaria de Ghana, mientras que el bacalao es muy típico del mar del Norte y de Canadá. Este matrimonio entre norte y sur fue el resultado del comercio de esclavos entre la corona británica, el África Occidental y las colonias caribeñas en los siglos XVIII y XIX, de ahí que este plato se consuma tanto en Jamaica, según explica Brendan Sainsbury, periodista de la 'BBC'. Por un lado, el pescado es bastante económico, fácil de almacenar y rico en proteínas, mientras que el akí está cargado de fibra, proteínas y vitamina C.

"En Haití la escasez de alimentos a veces ha producido enfermedades y muertes después de que sus habitantes hayan comido akí sin cocer"

El akí procede de árboles perennes que pueden llegar a alcanzar los 10 metros de altura y están repartidos por toda la geografía jamaicana. Una de las peculiaridades de esta fruta es que es altamente venenosa si no la consumes como es debido, es decir, si no separas la parte amarilla del resto y la cueces, ya que contiene una sustancia tóxica llamada hipoglicina A que en caso de ser ingerida puede producir desde vómitos y diarrea hasta un coma muy profundo que puede derivar en muerte. Tanto es así que la prestigiosa revista 'Time' la incluyó en su lista de los 10 alimentos más peligrosos del mundo. Obviamente, no comporta ningún peligro si se prepara bien. Es más, a juzgar por el aspecto que tiene cuando se mezcla junto con el bacalao, parece un plato delicioso.

placeholder El akí con bacalao, muy típico en Jamaica. (iStock)
El akí con bacalao, muy típico en Jamaica. (iStock)

"Cuando se cocina, su carne esponjosa de color beige cambia a amarillo", explica Sainsbury. "Su suave sabor cremoso establece un equilibrio con el salado del pescado. Los turistas a menudo confunden el plato con los huevos revueltos". Los jamaicanos sirven este plato atendiendo a las dos variedades de la fruta, a las que conocen con el sobrenombre de "akí de queso" y "akí de mantequilla". Según asegura Janet Crick, una directora de una agencia de turismo británica en Jamaica, "la pulpa del akí de mantequilla tiene un color más amarillo, hierve rápidamente y se tritura muy fácilmente cuando se cocina". Por el contrario, "el akí de queso tiene un color pálido más claro y una textura mucho más firme, lo que hace que resista más en el proceso de cocción".

Diferentes usos

"La imagen venenosa que tiene el akí ha supuesto que su adopción como manjar gastronómico fuera de Jamaica se haya visto limitada", recalca por su parte Sainsbury. "En el África occidental, sus semillas se utilizan para hacer jabón, mientras que en Haití la escasez de alimentos a veces ha producido enfermedades y muertes después de que sus habitantes hayan comido akí sin cocer".

Pero no solo tiene propiedades venenosas, sino también curativas. Diferentes partes del árbol del que procede el akí se han empleado medicinalmente para expulsar parásitos y tratar la disentería (lo que viene a ser una diarrea severa), la conjuntivitis o los dolores de cabeza. Aún así, la Aministración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos (FDA) tiene prohibida su importación a Estados Unidos por su toxicidad. Pero tal vez a Bolt no le importe en absoluto y por ello sea su desayuno favorito, tan cargado de proteínas como para hacerle ser el hombre más rápido del mundo.

El redactor recomienda