disfruta

Cuándo es el momento perfecto para tomar fruta

Es necesaria si queremos disfrutar de una alimentación sana y equilibrada, porque aporta una gran cantidad de vitaminas y minerales. También es antioxidante

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
Autor
Tiempo de lectura3 min

¿Por la mañana al desayunar? ¿Entre horas? ¿Después de las comidas? ¿Cinco piezas o tres? La fruta es necesaria si queremos disfrutar de una alimentación sana y equilibrada, porque aporta una gran cantidad de vitaminas, minerales y fibra soluble, que ayuda a reducir los niveles de colesterol, e insoluble, que es útil contra el estreñimiento. Además, es una fuente de antioxidantes, favorece la salud cardiovascular, evita la retención de líquidos y está muy rica.

Sin embargo, no solemos ponernos de acuerdo en cuándo es el momento idóneo para comerla. Algunos aseguran que no debe tomarse después de las comidas, pues la leyenda asegura que engorda más porque fermenta en el estómago y acaba convirtiéndose en azúcar que el cuerpo almacenará en forma de grasa. Otros dicen que el mejor momento es justamente entre las comidas, para notar su efecto saciante gracias a su contenido de fibra y agua. Unos últimos indican que lo mejor son las mañanas. ¿En qué quedamos?

Por la mañana

En los últimos tiempos se ha convertido en la moda. Además de un vaso de zumo, muchas personas eligen comenzar el día con otro de agua y algo de fruta para depurar el organismo. Después de muchas horas sin ingerir nada, en las que estamos durmiendo, es importante elegir qué vamos a comer.

No te creas los mitos: su aportación calórica es la misma independientemente de cuándo decidas tomarla. Prescinde de los zumos y toma una pieza

La sandía puede ayudar a que nos hidratemos, la piña es antiinflamatoria y las fresas tienen alto contenido en fibra, por poner ejemplos, por lo que la mañana es un momento estupendo para elegir la fruta. Eso sí, asegúrate de cómo será tu comida en consecuencia para evitar excederte en tu consumo de azúcar y calorías.

Entre horas

También es una gran opción. Muchas veces, cuando nos acucia el hambre entre horas, tendemos a elegir comidas para picar que no sacian y que solo sirven para engordar. La fruta, sin embargo, es la mejor opción: si comienzas a necesitar un 'snack' entre el desayuno y el almuerzo, la mejor idea es que elijas unos cítricos. Si a la opción le aportas una taza de té verde, te aseguramos que te sentirás lleno para afrontar el tiempo que quede hasta la próxima comida.

¿Y después de comer?

Aquí llega la eterna duda. El momento en que comas fruta no es importante, pues acaba juntándose con el resto de alimentos en el estómago y su aportación calórica es la misma independientemente de cuándo decidas tomarla. Lo único, como decíamos antes, es que si la tomas antes de comer, notarás el efecto saciante que aportan la fibra y el agua.

Por la noche, evítala: sus azúcares aportan una energía que no es adecuada cuando estamos próximos a acostarnos

No obstante, si eres de los que necesita tomar algo dulce después de comer, ni te lo pienses y opta por la fruta, que siempre será mejor que esa tarta que te está haciendo ojitos. Mangos, melón, piña... ahora mismo la opción veraniega es enorme, y elige una pieza entera antes que un zumo, pues es la opción más sana.

Después de cenar

Según indica 'Times of India', es el único momento del día donde no es la mejor opción. No se trata, sin embargo, de una razón relacionada con la alimentación, sino que nos aportan una energía que no es adecuada porque estamos próximos a acostarnos. La Nueva Normalidad significa también cambiarte a ti mismo para encontrar una versión mejorada de ti, por lo que la fruta es una idea estupenda para acabar con la gula o los impulsos de ingerir comida basura, pero intenta alejarte de ella a horas intempestivas o extrañas.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios