Encuentran a Brutus, el perro que huyó asustado tras la explosión de la calle Toledo
  1. Alma, Corazón, Vida
MADRID SE HA VOLCADO

Encuentran a Brutus, el perro que huyó asustado tras la explosión de la calle Toledo

Estaba a más de dos kilómetros de la zona de la explosión de gas, con heridas en las patas por haber caminado demasiado en los últimos días

placeholder Foto: El reencuentro de Brutus con su familia fue más que emocionante (Facebook)
El reencuentro de Brutus con su familia fue más que emocionante (Facebook)

La explosión de gas del pasado miércoles 20 de enero en la calle Toledo, en pleno centro de Madrid, dejó cuatro víctimas mortales, varios heridos y grandes daños materiales. Pero, además, una familia perdió a uno de sus seres queridos, Brutus, un perro que se asustó con la enorme explosión y salió corriendo huyendo de la zona cuando paseaba con su dueña.

Brutus, un cruce de bóxer de color gris ceniza, estaba paseando por la zona de la Puerta de Toledo con Laura, su dueña, cuando se produjo la explosión. El animal se asustó y escapó de la zona tan rápido como pudo, sin atender a las llamadas de Laura, que veía impotente cómo su mascota desaparecía entre el caos que se formaba.

Laura recurrió rápidamente a las redes sociales y subió un mensaje a su cuenta de Facebook donde pedía ayuda: "Busco a mi perro, salió corriendo asustado por la explosión en la Puerta de Toledo; por favor difundir, es muy pacífico". Su llamamiento se hizo viral y, poco después de la desaparición, eran muchas las personas que estaban buscando a Brutus por Madrid.

Espera infinita

Sin embargo, los resultados tardaron en aparecer. El sábado, tres días más tarde de la explosión, Laura volvía a subir un mensaje a las redes sociales pidiendo ayuda y agradeciendo el apoyo que estaba recibiendo: "Nunca esperé que la gente se volcara de este modo. Sin lugar a dudas, en Madrid somos la leche".

Por fin, este domingo, se producía la buena noticia. Brutus aparecía en un descampado del barrio de Delicias, a unos dos kilómetros de donde había sido visto por última vez. Tenía heridas en las almohadillas de las patas, producto de los muchos kilómetros que el animal habría recorrido en los últimos días buscando la forma de volver a casa, lo que finalmente ha conseguido.

En el vídeo que la propia Laura ha compartido en las redes sociales se puede ver cómo el animal está tan emocionado como sus dueños. Laura reconocía que "no tengo palabras" y lanzaba esta pregunta a su mascota: "¿Cómo has sobrevivido?" Final feliz para una familia que, durante días, no pudo descansar por la ausencia de uno de los suyos.

Perro Mascotas Animales
El redactor recomienda