Qué hacer después de una primera cita si quieres una segunda
  1. Alma, Corazón, Vida
según una investigación

Qué hacer después de una primera cita si quieres una segunda

Las mujeres perciben un adiós o un apretón de manos al final de la noche como indicador de que su cita no está interesada en ellas

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Vale, lo has conseguido. Crees que has encontrado a la madre o padre de tus hijos (si los quieres), tu corazón se ha acelerado en esa primera cita y, mágicamente, todo ha ido de cine. No os habéis quedado sin temas de conversación en ningún momento, os habéis reído y no has metido la pata en ningún momento. Llega entonces la despedida, ¿cómo hacerlo? ¿Es fundamental para conseguir que haya una segunda cita?

Definitivamente, lo es. Además, una investigación revela que los hombres y las mujeres lo perciben de manera totalmente diferente. Según el estudio, las mujeres perciben un adiós o un apretón de manos al final de la noche como indicador de que su cita no está interesada en ellas. Abrazos y besos, por otro lado, indican atracción. El contacto físico al final de la cita no fue tan significativo para los hombres, que se centraban en otros signos tales como los temas de conversación, informa 'Psychology Today'.

Después de la primera cita los hombres prefieren tomar la iniciativa de organizar una segunda

Aunque suene anticuado, la investigación también concluyó en que después de la primera cita los hombres prefieren tomar la iniciativa de organizar una segunda. Además, quieren una respuesta inmediata, es decir, que prefieren quedar con ella más pronto que tarde. Si eres una mujer proactiva con una agenda muy atareada y te da miedo esperar demasiado y luego no tener tiempo para la cita, no te preocupes, pues el parecer ocupada puede hacerte aún más atractiva.

Foto: Fuente: iStock

Pero no hay que adelantarse en todos los aspectos de la relación. Cuando se trata de cultivar una relación exitosa, la investigación revela el valor y la sabiduría de progresar lentamente, tanto emocional como físicamente, de hecho, varios estudios han demostrado que retrasar las relaciones sexuales (el viejo tópico) parece traducirse en mayor satisfacción en términos de calidad sexual y comunicación.

Moverse lentamente, tanto emocional como físicamente, permite que ambas partes se conozcan a un ritmo cómodo

La investigación respalda por tanto la conclusión de que, similar al logro de otros objetivos en la vida, una buena relación es más una maratón, no un sprint. Expresar el disfrute y la gratitud al final de una primera cita allana el camino para una segunda, dándole a una persona interesada la confianza y el valor para pedir otra oportunidad. Y moverse lentamente, tanto emocional como físicamente, permite que ambas partes se conozcan a un ritmo cómodo, allanando el camino para un futuro saludable.

Relaciones de pareja
El redactor recomienda