Una pareja gana 125 millones a la lotería y comparte el premio con sus vecinos
  1. Alma, Corazón, Vida
HAN GANADO TODOS

Una pareja gana 125 millones a la lotería y comparte el premio con sus vecinos

En solo dos años, una pareja irlandesa ha ayudado a miles de personas, tanto familiares como vecinos y desconocidos, gracias al premio millonario que ganaron a la lotería

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Frances Connelly ganó casi 115 millones de libras a la lotería, el equivalente a algo más 125 millones de euros. Vive en Irlanda del Norte y sus vecinos del condado de Co Tyrone nunca olvidarán aquella fecha del 1 de enero de 2019: aunque fue Fances quien ganó el premio, cientos de sus vecinos se han visto beneficiados por ese dinero desde entonces.

Son muchas las personas que participan cada día en juegos de azar y que sueñan con ganar uno de esos premios millonarios alguna vez en su vida. Sin embargo, pocos están preparados para una noticia que cambia vidas, como la de ganar una cantidad como esos 125 millones de euros. Por eso, las primeras decisiones que se toman suelen ser en caliente.

Foto: Fuente: iStock

Comprarse un coche nuevo y lujoso, darse unas vacaciones o regalar algo de dinero a la familia son algunas de las primeras decisiones que suelen tomar los ganadores que ganan premios de grandes cifras. Pocos son los que piensan primero en sus vecinos o en las personas que necesitan de ayuda urgente para tratar de tapar algunos de esos agujeros.

Lotería para sus vecinos

Pero esa, precisamente, fue la primera decisión que tomaron Fances y su marido después de que les cambiara la vida en el sorteo de Año Nuevo de 2019. Pocas horas después de saber que eran millonarios, ya habían hecho una lista de 50 personas a las que querían ayudar. Allí estaban las personas que les habían ayudado a lo largo de su vida cuando el dinero era un problema.

No malgastan el dinero: pese a ganar 125 millones siguen usando los mismos adornos navideños de cada año

Fances explica al Belfast Live que esa primera lista de 50 familias fue su punto de partida: "Teníamos vecinos con los que compartíamos muchas cosas, personas que cuidaban de los niños cuando eran pequeños, teníamos amigos que solían quedarse en nuestra casa cuando Paddy (su marido) y yo estábamos de viaje de negocios y los trataban como a sus propios hijos o, incluso, se los llevaban de vacaciones".

Pero aquellas 50 familias fueron solo el principio. En menos de dos años, Fances y su marido han ayudado directamente a 175 familias con dinero, casas o regalos directos: "Y lo mejor de todo es que cada uno de ellos se lo ha pasado a otras personas. He llorado muchas veces, incluso hasta el cansancio, es muy emotivo; pero, a veces, nos supera. Por eso, tenemos una regla: una vez que el dinero llega a su cuenta bancaria, no volvemos a hablar de él en casa".

placeholder Bolas usadas en los sorteos de la lotería australiana. Foto: The Lott.
Bolas usadas en los sorteos de la lotería australiana. Foto: The Lott.

Pero una vez que las familias y amigos más cercanos habían conseguido la ayuda de esta pareja, Fances y Paddy crearon dos fundaciones en las áreas más importantes de Irlanda para ellos: Frances se crio en el condado de Co Tyrone y Patrick, en Belfast, por lo que esos fueron los lugares elegidos para seguir ayudando a las personas que lo necesitaban con el dinero que les llovió de la lotería.

Suerte para todos

Por ejemplo, compraron 300 tabletas electrónicas para residencias de ancianos, enfermeras y cuidadores que no tenían recursos para poder contactar con sus familias. Pero, además, "descubrimos que los jóvenes no podían acceder a internet, por lo que compramos pinchos para darles conexión WiFi". Y también compraron ordenadores para niños que estaban encerrados en casa durante el confinamiento y que no podían acceder a la educación online".

Foto: Veinte personas eligieron la misma combinación ganadora (Foto: The Lott)

Durante este tiempo, Fances Connelly no ha dejado de hacer el bien: pagó el billete de autobús para que un refugiado de 13 años pudiera ir a colegio a diario; pagó máquinas de coser nuevas a un grupo de costura que se puso a fabricar equipos de protección personal al comienzo de la pandemia; incluso han ayudado a miles de personas anónimas a través de la fundación que crearon en honor de su madre y a la que han llamado la Kathleen Graham Trust.

También compraron cientos de pijamas y de mascarillas para los ancianos de un hospital, también protectores para los sanitarios y Fances ayudó a crear una red solidaria de fabricación de mascarillas, aportando el dinero necesario para comprar los materiales. Y a todos los trabajadores de su condado que estuvieron en primera línea durante la primera ola del coronavirus les mandó un bono regalo de 50 libras, unos 55 euros, como agradecimiento.

Pagaron cientos de iPads para que las familias que estaban separadas durante el confinamiento pudieran comunicarse por Facetime

La suerte apareció de improviso en la vida de Fances Connelly y su marido y ellos decidieron que sería la suerte de todos. En menos de dos años han consumido casi la mitad de aquellos 125 millones de euros, pero están felices porque con ese dinero han ayudado a miles de personas. Y prometen seguir haciéndolo en el futuro.

Juegos de azar Lotería Suerte
El redactor recomienda