Por qué algunos perros tienen miedo de los sombreros
  1. Alma, Corazón, Vida
también de las gafas

Por qué algunos perros tienen miedo de los sombreros

Si tu mascota te ladra cada vez que te pones una gorra no estás solo. Por suerte, es posible conseguir que se sienta cómodo con tu indumentaria

Foto: Por qué algunos perros tienen miedo de los sombreros
Por qué algunos perros tienen miedo de los sombreros

El mejor amigo del hombre sigue siendo un misterio en muchos aspectos, pese a que ha evolucionado a nuestro lado durante miles de años, ayudándonos a cazar, jugando con nosotros y comiéndose nuestros calcetines y zapatos. Son compañeros fieles y fascinantes y, quizá por eso, seguimos estudiando su comportamiento para poder entenderlos mejor y brindarles todo el cariño que se merecen.

Si tienes una mascota, es probable que hayas observado un comportamiento singular: los perros tienen miedo de los sombreros. Si ven a alguien con uno por la calle, existen altas posibilidades de que acabe ladrándolo. ¿De dónde viene esta enemistad manifiesta? De hecho, si no lo crees, 'Rumble Viral' ha hecho un vídeo en el que un joven se pone una gorra y todas sus mascotas se ponen a ladrar.

¿Por qué? Según cuenta en 'Mel Magazine' Jessica Pierce, bióloga y autora de diversos libros sobre mascotas: "No creo que nadie lo sepa con certeza, pero probablemente está relacionado con que ven algo nuevo y sorprendente. Los sombreros distorsionan la apariencia de la persona, y los perros temen lo desconocido (un poco como las personas). Es la misma razón por la que también se asustan con las gafas de sol, las sillas de ruedas, los bastones o las bicicletas".

Coloca el sombrero en el suelo y deja que lo olfatee y se familiarice con él. Después póntelo de nuevo

¿Cómo puedes conseguir entonces que tu mascota deje de tener miedo a tu sombrero? No debes prescindir de ellos si te quedan fabulosos, según la bióloga debes exponer a tu perro cuando es cachorro a este tipo de experiencia, siempre de una manera que no sea amenazante, para que comience a sentirse cómodo con ello conforme vaya creciendo. Si desgraciadamente ya es un adulto y sigue teniéndoles miedo, Pierce explica que puedes ayudarle a sociabilizar y sentirse bien con ellos mediante premios y elogios.

Otra manera de hacerlo es colocando un sombrero en el suelo y dejando que el perro lo olfatee y explore. Cuando se haya sentido cómodo con él, póntelo o que lo haga otra persona que esté familiarizada con el perro. Eso sí, nunca fuerces el problema. Si lo consigues, el siguiente paso serán las gafas de sol, así podrás salir de incógnito todas las veces que quieras sin que tu mascota se vuelva loca porque no entienda qué lleva su amo en la cara.

Miedo
El redactor recomienda