ENCADENADOS, APUÑALADOS, VEJADOS...

Destapan la tortura que sufren los elefantes cuando son entrenados para turistas

Una ONG publica unas duras imágenes en las que se observan los métodos utilizados para que los turistas puedan montar en los paquidermos

Foto: Los elefantes son atados con correas para mantenerlos inmóviles durante horas (Foto: World Animal Protection)
Los elefantes son atados con correas para mantenerlos inmóviles durante horas (Foto: World Animal Protection)

Muchos países siguen permitiendo, hoy en día, el maltrato animal a cambio de satisfacer las demandas de los turistas que los visitan. Se trata de países en vías de desarrollo que no disponen de leyes de protección a los animales o que, en caso de tenerlas, las autoridades no respetan y hacen la vista gorda.

Ahora, un vídeo publicado por la ONG World Animal Protection ha permitido comprobar los métodos de tortura que se aplican en el entrenamiento con elefantes. Los paquidermos son objeto de todo tipo de aberrantes prácticas para que, finalmente, se muestren dóciles y puedan llevar a turistas o representar todo tipo de espectáculos.

Según la organización animalista, las imágenes sacan a la luz "la realidad oculta del trauma físico y psicológico del entrenamiento de elefantes para disfrute turístico: una vida de horror para una experiencia de vacaciones que se vende como única en la vida". Y, además, se puede ver cómo los animales son maltratados desde que son crías.

Todo por el turista

Según denuncia World Animal Protection, solo en Tailandia hay unos 2.800 elefantes en cautividad que son explotados y que han recibido este cruel entrenamiento. Gracias al vídeo que se ha hecho viral en las redes sociales, la ONG ha podido documentar y denunciar unas prácticas destinadas a reducir el propio espíritu de los elefantes.

Humillaciones para minar su moral, cadenas para mantenerlos atados o pinchos para apuñalarlos en zonas sensibles son algunos de los entrenamientos

Para conseguirlo, los entrenadores no dudan en utilizar cadenas para tenerlos amarrados ni usar afilados garfios con los que pinchar al animal en algunas zonas sensibles de su cuerpo. Además, exponen a los elefantes a situaciones de estrés para que se acostumbren a estar rodeados de personas y tratan de someterlos para lograr un carácter totalmente sumiso.

El coronavirus ha provocado el cierre de, al menos, 85 campamentos de elefantes repartidos por todo el país. Muchos elefantes han sido vendidos a granjeros para trabajar en el campo, mientras muchos otros han tenido que caminar durante cientos de kilómetros para viajar hasta el lugar de residencia de sus dueños. Viajes duros y peligrosos que, en algunos casos, han provocado la muerte de los animales.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios