La verdad sobre comer picante: ¿es realmente beneficioso para la salud?
  1. Alma, Corazón, Vida
dolor y placer a partes iguales

La verdad sobre comer picante: ¿es realmente beneficioso para la salud?

Algunos estudios apuntan que comer chiles se asocia con un menor riesgo de muerte provocada por enfermedades cardíacas, respiratorias o cáncer

Foto: Fuente: Pixabay.
Fuente: Pixabay.

Las especias han formado parte de nuestras comidas durante años, aunque su uso está condicionado en parte por la cultura y el país del que venimos. Mientras que algunos países como México, China, Corea o Etiopía son famosos por su gastronomía con la que se puede llegar a 'enchilarse', (verbo muy típico en el lugar que vio nacer a Frida Kahlo) en España su uso se encuentra más limitado, lo que no significa que no tengamos alimentos que proporcionan dolor y placer a nuestras papilas gustativas por igual, como los pimientos de padrón.

En realidad, el picante no es un sabor. No lo captamos con el sentido del gusto sino con los receptores del dolor, llamados nociceptores, que son los que reaccionan al calor intenso o las abrasiones. La capsaicina (una sustancia en alimentos como las guindillas o los chiles) es la culpable de estimular estos nociceptores. Además, no se encuentran únicamente en la boca, sino en otras partes del cuerpo, y por eso te acuerdas del picante cuando vas al excusado.

Recientemente, algunas especias que ni siquiera conocíamos antes, han saltado a la palestra por sus supuestos beneficios para nuestra salud o porque algunas celebridades las utilizan para adelgazar. Pero, ¿realmente pueden ayudar a nuestro cuerpo o, por el contrario, podrían ser perjudiciales? (por supuesto, los tomes como los tomes, siempre deben ser con moderación).

La clave de la capsaicina

Algunos estudios apuntan que la capsaicina antes mencionada podría ayudarte a vivir más tiempo. Según informa 'BBC', en 2019, un estudio italiano descubrió que las personas que comían alimentos sazonados con guindillas cuatro veces por semana tenían un menor riesgo de muerte en comparación con aquellos que nunca lo hacían. A su vez, en 2015, una investigación realizada en China llegó a la conclusión de que comer chiles se asocia con un menor riesgo de muerte.

El picante no es un sabor. No lo captamos con el sentido del gusto sino con los receptores del dolor, llamados nociceptores

El menor riesgo de mortalidad se daría en enfermedades cardíacas, respiratorias y relacionadas con el cáncer. Según los expertos, puede ser debido a que la capsaicina mejora el estado metabólico. A pesar de todo, es un proceso lento, lo que significa que no notarás inmediatamente los beneficios si comienzas a comer picante ahora, pues las personas con las que se realizaron los estudios llevaban meses e incluso años tomándolo.

Alternativa a la sal

Otros expertos apuntan que los beneficios del picante y las especias en general también están relacionados con los alimentos que los acompañan: las legumbres, que suelen ser sus compañeras favoritas. Además, en muchas ocasiones sirve para dar sabor a la comida, por lo que se prescinde de la sal, que en exceso ya sabemos que produce problemas relacionados con la hipertensión o problemas cardíacos y circulatorios.

El picante provoca irritación, por lo que, pese a sus beneficios, si tienes problemas intestinales lo mejor es que no lo tomes

El consumo del picante también produce aumento del calor corporal, que se relaciona de forma positiva con el poder que los alimentos tienen de ser saciantes y con la oxidación o quema de grasas, (aunque si no llevas un estilo de vida y una dieta adecuados, solo comer picante no te ayudará a bajar de peso).

Quién no debe comerlo

Como hemos señalado al principio, por muchos beneficios que produzca, como con todo en esta vida, no debemos excedernos con él. Tampoco es el compañero ideal si sufres de problemas intestinales, pues provoca irritación. Igualmente, si tienes reflujo, acidez o enfermedades digestivas o intestinales, lo mejor es que elijas algo más 'light' con lo que deleitar a tu paladar.

Vida saludable
El redactor recomienda