EN LOS BRAZOS DE MORFEO

Los mejores trucos para dormir bien cuando estás nervioso

Hay ciertas situaciones en la vida que nos ponen a prueba y eso se ve reflejado en la calidad de nuestro sueño: aquí van una serie de consejos si no puedes pegar ojo por la ansiedad

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Sin duda, vivimos una época en la que la ansiedad es la tónica dominante. Alrededor de un 90% de la población española admite haber pasado por episodios de estrés en el último año, según los estudios. A este mal de nuestro tiempo se le unen situaciones difíciles, como la actual cuarentena que nos ha obligado a permanecer en casa para frenar la curva de contagios por coronavirus.

El mejor reflejo de esta ansiedad se ve en el sueño. Durante el confinamiento, es muy común que nuestros horarios de descanso se vean alterados y acabemos desarrollando insomnio o dificultades para conciliar el sueño. Establecer una rutina fija es, por tanto, esencial. También intentar acostarnos todos los días a la misma hora, al igual que levantarnos.

Escribir antes de dormir implica tener un diálogo sereno con uno mismo que permite ver las cosas desde otra perspectiva

Pero como es lógico, en la actualidad es muy difícil conciliar el sueño con todos los problemas que supone el hecho de estar encerrados o tener a familiares y amigos enfermos. Aquí van una serie de consejos recopilados por 'The Guardian' para las personas que tienen serias dificultades para caer en los brazos de Morfeo. Al fin y al cabo, son pequeños gestos los que deparan grandes cambios, y si crees que tu insomnio es irremediable, tal vez alguno de estos trucos te ayuden a resolver el problema.

No revises noticias

Una tendencia muy común entre muchas personas antes de meterse dentro del 'sobre' es revisar las últimas notificaciones de su teléfono móvil. Seguro que has oído hablar más de una vez de la luz azul y sus efectos negativos, tanto en la vista como en el cerebro. Esta iluminación que desprenden los dispositivos electrónicos como el móvil o los ordenadores provoca que la mente se active y crea que no es hora de descansar.

Para sentir cansancio es necesario moverse, y aunque estés en casa, puedes realizar ejercicios para sentir el cuerpo más relajado

Para más inri, la mayor parte de las noticias que inundan las redes hoy en día son negativas. Si crees que estás más nervioso de lo normal por todo lo que está sucediendo, tienes que tener en cuenta que es necesario desconectar para hallar un poco de tranquilidad. Y si lo último que haces al acostarte es abrir de nuevo los diarios para ver las últimas noticias, no estarás haciéndote ningún gran favor.

Despeja la cabeza

La doctora en terapia del sueño Katie Fischer asegura que debemos relajar el cerebro con actividades ligeras. Por ejemplo, si ves la tele, que no sea las noticias, sino una comedia romántica o una película de risa. Esto ayuda en cierto modo a poner atajo a la ansiedad, al menos mucho más que si optas por contenidos audiovisuales dramáticos o documentales sobre asuntos turbios.

Otro truco para conseguir un mejor sueño es escribir antes de dormir, sea lo que sea: un diario, un relato, poesía, o bien simples pensamientos ordenados. Si lo acompañas con música relajante, la experiencia será aún más reparadora. Al final, escribir implica mantener un diálogo sereno contigo mismo, por lo que podrás afrontar mejor los problemas en los que no dejas de pensar una vez apagas la luz.

Cambia de sitio

A menudo, en los episodios de insomnio acabamos dando vueltas en la cama sin encontrar la posición que nos haga caer rendidos. En ese momento, nuestro cerebro asocia el lugar de manera inconsciente con las dificultades para conciliar el sueño. Por ello, una de las mejores formas es salir de ese lugar para meterte en otro de la casa que todavía esté limpio de esas connotaciones negativas que implica el no poder dormir. Puede ser el sofá o si dispones de otra cama en una segunda habitación. Intenta alejarte de dispositivos que puedan despertar tu atención como la televisión o el móvil. Y una vez notes que el sopor viene hacia ti, date prisa y vuelve a la cama.

Haz ejercicios de respiración

Si la sensación de ansiedad e intranquilidad es muy fuerte, lo mejor que puedes hacer es respirar hondo. Túmbate boca arriba y colócate una mano en el pecho de tal forma que puedas sentir cómo el aire invade tus pulmones. Intenta destensar los músculos e inhala profundamente de la nariz hasta el estómago, siente el aire llenando tu cuerpo y aguanta unos segundos. Después, expúlsalo como si estuvieras inflando un globo. A continuación, manténte un rato sin exhalar y siente que el cuerpo está vacío. Justo después, vuelve a repetir el experimento de forma serena y tranquila. Ya verás como te sientes mucho mejor.

Establece una rutina

El mayor riesgo de estar en casa tantos días seguidos es que tienes mucho tiempo para ti. Por ello, deberás llenarlo de alguna forma con actividades. Recuerda que para sentir cansancio es necesario moverse, y puedes realizar ejercicios en casa para sentir el cuerpo más relajado. Un buen plan es poner música animada y lanzarte a la pista de baile. Estira los huesos y músculos al ritmo de las canciones. También puedes saltar a la comba. Todo con tal de conseguir que el corazón se acelere y mantener el cuerpo activo. Así, cuando llegues a la cama a la noche, sentirás el cuerpo mucho más cansado y el sueño vendrá a ti sin que te des cuenta.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios