Es noticia
Menú
¿No tienes aire acondicionado? Ideas para refrescar tu casa
  1. Alma, Corazón, Vida
TRUCOS SENCILLOS, GRANDES REMEDIOS

¿No tienes aire acondicionado? Ideas para refrescar tu casa

Olvídate del calor sofocante con estas sencillas y prácticas tácticas para ahuyentarlo y dar la bienvenida al fresco

Foto: Basta ya de noches durmiendo dentro del frigorífico. (iStock)
Basta ya de noches durmiendo dentro del frigorífico. (iStock)

El verano, esa época del año en la que se da una curiosa circunstancia: mientras que en la calle arrecia el fuego del sol de julio y agosto, en los centros públicos, ya sean tiendas, oficinas o supermercados parece más bien invierno debido al aire acondicionado. Todos los años la misma historia, y aunque los telediarios se empeñen y no dejen de recomendar mantenerse hidratado y no hacer ejercicio físico intenso en las horas puntas del día, las altas temperaturas regresan colándose en todos los temas de conversación como algo inevitable que nos toca padecer a todos, sin distinción.

Lo peor quizás sea no poder quitarte de encima la sensación de bochorno y de calor del cuerpo. Tanto fuera como dentro del hogar, es muy difícil deshacerte del sudor desde que te levantas hasta que te acuestas. A no ser que dispongas de un aparato de aire acondicionado; algo que tampoco te salva de pillar algún molesto resfriado veraniego por el cambio brusco de temperatura que supone y más de un susto en la factura eléctrica.

La brisa ligera del ventilador no resulta tan dañina ni molesta como la del aire acondicionado

Estás a un paso de aclimatar tu casa sin que repercuta en tu salud ni en tu economía del hogar. Refrescar el ambiente de tu sala de estar y habitación es más sencillo de lo que piensas. Aquí van una serie de consejos prácticos para conseguir mantener todas las estancias frescas y agradables.

Persianas y ventanas cerradas

Lo más básico. Si quieres que el aire caliente del exterior no entre y suba la temperatura de la casa, mantén tanto persianas como ventanas cerradas desde el mediodía hasta el anochecer. En caso de no hacerlo, lo único que pasará es que la temperatura de dentro será igual que la de afuera. No vale solo con las ventanas, también las persianas, ya que si las mantienes abiertas, entrará la luz y, con ella, el calor. Una herramienta muy útil que muchas viviendas tienen acoplada a sus ventanas y que puede ser de gran ayuda para espantar al calor: el toldo, protagonista indiscutible en todo buen patio de vecino.

No uses electrodomésticos durante el día

A cualquiera se le ocurre usar el horno a las dos de la tarde en pleno agosto. Ni se te ocurra; mejor, el microondas. Y en caso de ser una receta que necesite el horno a toda costa, mejor por la noche. Como este, cualquier electrodoméstico de la casa: lavavajillas, plancha, aspirador o lavadora. Cualquier aparato de estos funciona como una fuente de calor y hacen subir la temperatura ambiente del interior del hogar.

placeholder 'Be 'ventilator', my friend'. (iStock)
'Be 'ventilator', my friend'. (iStock)

El ventilador, tu mejor aliado

Al contrario que el aire acondicionado, la brisa ligera que desprende el ventilador no resulta tan dañina ni molesta. El ventilador, sin duda, resultará ser un respiro al denso bochorno de tu salón o habitación. Si pones un recipiente metálico lleno de hielo y sal gruesa justo delante, la sensación de frescor será mucho mayor. Para aquellos a los que les desagrada el impacto directo del aire en la cara, puedes colocarlo donde quieras (a diferencia otra vez del aire acondicionado).

Si mojas tus muñecas durante unos pocos minutos en agua fría, la temperatura de tu cuerpo se rebajará durante una hora

Riega las plantas

De esto sabrán mucho los andaluces, verdaderos artistas en todo lo referido a la horticultura. Por algo son famosos sus preciosos y cuidados patios, que cada tarde de agosto muestran con aplomo a visitantes y vecinos. No lo hacen porque sí, ya que disponer de plantas o maceteros alrededor de la casa funciona como un refresco natural de la atmósfera cargada de calor, ya que disminuye la temperatura de la fachada exterior. Otro truco, en caso de no tener pasión por las plantas, es dejar un barreño de agua en la terraza o la ventana y rellenarlo a medida que se vaya evaporando.

placeholder Que regar y cuidar las plantas se convierta en la última actividad por hacer en estos días de verano. (iStock)
Que regar y cuidar las plantas se convierta en la última actividad por hacer en estos días de verano. (iStock)

Cierra todas las puertas

Ya has cerrado todas las ventanas y persianas. El siguiente paso para hacer el 'efecto cueva' en tu casa y salvarla de las altas temperaturas de julio y agosto es cerrar las puertas de todas las habitaciones con el objetivo de no dejar pasar la corriente de aire caliente. Luego, una vez anochezca, todo lo contrario: abre puertas, ventanas y persianas, que el aire del crepúsculo estival fluya y espante el incómodo calor de tus estancias privadas.

Date un buen refresco

Un dato curioso: si mojas tus muñecas durante unos pocos minutos en agua fría la temperatura de tu cuerpo se rebajará durante una hora. En caso de ir más allá, una ducha a mediodía o media tarde de agua templada tirando a fría también te salvará del soporífero calor de verano. Otro truco bastante eficaz es meter los pies en remojo en un barreño de agua fresca. El cuerpo pierde calor por los pies y si los pones en agua fría, lo harán a un ritmo mayor. Si aun así sigues sin encontrar alivio y tienes compañeros de piso o hermanos y muchas ganas de jugar, no lo pienses dos veces: una guerra de agua por el pasillo no solo te librará del calor, también del aburrimiento. Además, no te tendrás que preocupar por lo mucho que se mojen los muebles y las cosas de la casa. Hace tanto calor, que en un instante se habrán secado.

El verano, esa época del año en la que se da una curiosa circunstancia: mientras que en la calle arrecia el fuego del sol de julio y agosto, en los centros públicos, ya sean tiendas, oficinas o supermercados parece más bien invierno debido al aire acondicionado. Todos los años la misma historia, y aunque los telediarios se empeñen y no dejen de recomendar mantenerse hidratado y no hacer ejercicio físico intenso en las horas puntas del día, las altas temperaturas regresan colándose en todos los temas de conversación como algo inevitable que nos toca padecer a todos, sin distinción.

Verano Noadex
El redactor recomienda