la suerte pasa pero nunca muere

Ganó la lotería y dice que no le dieron el premio: ahora pide tres millones

Al australiano David Owen Renshaw le tocó un premio hace casi 20 años y ahora busca cobrarlo, pero los abogados de la Administración lo niegan

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

David Owen Renshaw, un hombre de mediana edad nativo del estado de Nueva Gales del Sur, Australia, emprenderá acciones legales contra las loterías del país después de que afirmara que un trabajador de un quiosco le vendió un boleto ganador que después le negó con un valor de 3,3 millones de euros, según informa 'Lottery Post'. El boleto fue comprado en septiembre de 1997 en los suburbios de Sydney, concretamente el barrio de Greenfield Park, y para cuando regresó una semana después para procesarlo, vio las palabras "ganador provisional" encendidas en una terminal de lotería.

La declaración de reclamación de Renshaw asegura que le dio su billete al dependiente de Granville Railway Station y lo observó pasarlo por la máquina verificadora de los premios. Momentos después, el trabajador le dijo que no había resultado ganador y descartó el premio. "Creo que mi cupón fue destruido por un empleado de Granville", afirmó. El cliente aseguró que el empleado no hablaba inglés correctamente, por lo que no debió entender bien las palabras en el momento de referirse a él como "ganador provisional".

No tenemos constancia de ese boleto, por lo que no se podrá otorgar el premio

"No quiero ser grosero con este hombre, pero no debería haber estado trabajando ahí si no conoce el idioma", Renshaw aclaró. Para el sorteo del 23 de septiembre de 1997 compró un "cupón de entrada mixto" compuesto por seis juegos de Systems 7 y de Standard Games, todos marcados a mano por él y un cupón de entrada Auto Quickl Pick. Era el Boxing Day y Renshaw se encontraba discutiendo con un amigo en un bar, quien le dijo que las palabras "ganador provisional" debían significar algo. Luego descubrieron que había un premio mayor no reclamado en el sorteo.

Foto: iStock.
Foto: iStock.

"Está condenada al fraude"

"Comencé a enviar cartas a las administraciones de loterías de Nueva Gales del Sur inmediatamente", relató. El abogado de la oficina de loterías, Justin Hogan-Doran, negó que sus máquinas utilizasen la frase "ganador provisional" y declaró que en caso de hacerlo, habría indicado que la cantidad monetaria ganada sería de poco más de 1.000 dólares, nunca de tres millones y medio, como pide Renshaw.

Hogan-Doran también pidió que se anulara el caso porque la información que Renshaw proporcionó no coincide con ningún boleto ganador registrado. "No tenemos constancia de ese tique, por lo tanto no se puede otorgar el premio. Está condenado al fraude", dijo el abogado. También indicó que Renshaw no había presentado una multa para presentar su reclamo de indemnización, que era lo que requería la ley de loterías en aquella época.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios