El problema que todos los astronautas deben resolver antes de despegar. ¿Puedes?
  1. Alma, Corazón, Vida
PROPUESTO POR TIMOTHY PEAKE

El problema que todos los astronautas deben resolver antes de despegar. ¿Puedes?

A simple vista parece fácil, pero hay dos o tres dificultades que pueden surgir mientras intentamos resolverlo. Te retamos a hacerlo sin utilizar las manos ni un dado

Foto: La nave espacial Soyuz. (iStock)
La nave espacial Soyuz. (iStock)

Timothy Peake es probablemente uno de los astronautas ingleses más carismáticos de los últimos años. O, mejor dicho, uno de los pocos: fue el primer británico en ser seleccionado como astronauta de la ESA, la Agencia Espacial Europea. Fue parte de la expedición 46 a la Estación Espacial Internacional entre noviembre de 2015 y marzo de 2016, y de la 47, que concluyó en junio de ese mismo año.

El producto de su experiencia en las estrellas es el libro ' Ask an Astronaut', publicado este mismo mes y en el que resuelve para todos los públicos algunas de las preguntas más habituales que suelen hacerle, como qué se siente al orbitar la Tierra a gran velocidad o la cuestión del millón de dólares, cómo se va al retrete en una nave espacial. Pero también incluye algún ingenioso puzzle que hará las delicias de los aspirantes a ingenieros… O de los aficionados a los pasatiempos.

Peake ha sido el primer astronauta inglés en partir al espacio sin un contrato privado, y ha contado su experiencia en un libro que acaba de publicarse


El que reproducimos a continuación fue publicado en su página de Facebook el pasado 21 de octubre, y hasta el momento, ha sido compartido alrededor de 800 veces y ha tenido más de 1.300 interacciones. Es un problema que, como explica, formó parte del examen que tuvo que aprobar para ser seleccionado como astronauta. Pero no te preocupes, no se trata de nada que no pueda resolver cualquier lector con sus propios medios.

Esta es la traducción del problema:

¿Podrías ser un astronauta?

Aquí tienes un reto mental que Tim tuvo que realizar en su proceso de selección. Imagina que estás delante de un cubo. Este cubo puede rodar hacia la izquierda, la derecha, hacia adelante (hacia ti) o hacia atrás. Hay un punto en la parte inferior del cubo.

Ahora, en tu mente, haz rodar al cubo: hacia adelante, izquierda, izquierda, hacia adelante, hacia la derecha, hacia atrás, hacia la derecha. ¿Dónde está?

¿Te atreves? Haz 'scroll' debajo de la foto para descubrir la respuesta.

placeholder 'Ground Control to Major Tom'. (iStock)
'Ground Control to Major Tom'. (iStock)

La solución es que el punto se encuentra en el mismo sitio donde estaba al principio. Si lo has acertado, probablemente te parezca que el acertijo no tenía demasiada dificultad. Otra cuestión es si hemos encontrado problemas. Pueden ser varios los que nos hayamos encontrado. En primer lugar, que confundamos el rodar hacia la izquierda con girar hacia la izquierda, que no es exactamente igual. Por otra parte, que hayamos pensado que el enunciado tenía truco y que, por lo tanto, hayamos pensado demasiado

Una manera sencilla de solucionar el problema es utilizar nuestra palma para seguir el movimiento del cubo o, incluso, un dado y utilizar uno de los puntos como referencia. De esa manera comprobaremos que no hay gato encerrado. La dificultad, no obstante, se encuentra en hacerlo en nuestra cabeza, que es lo que el ejercicio pedía a Peake y a otros aspirantes a astronauta, algo que resulta mucho más complicado y que desvela la capacidad especial del potencial viajero estelar.

Mientras intentas adivinar dónde ha ido el punto, has flotado lejos de la estación espacial, condenado a pasar el resto de tu vida en órbita

Como recuerda uno de los comentaristas de Facebook, Stuart Mann, el cubo “se encuentra exactamente en el mismo sitio en el que empezó, tan solo que la percepción que tienes de él ha cambiado”. Es decir, la posición física del objeto es la misma, pero no nuestro conocimiento sobre él.

Vamos a quedarnos para terminar con la respuesta que ha dado el lector Alan Rodgers, que resulta mucho más elocuente que la que nosotros hemos dado: “Mientras intentas adivinar dónde ha ido el punto, has flotado lejos de la estación espacial, condenado a pasar el resto de tu vida en órbita alrededor de la Tierra mientras tu cadáver se convierte en otra pieza de basura espacial… pero sabrás para toda la eternidad que el punto está en la parte de abajo del cubo”.

Virales Matemáticas
El redactor recomienda