La teoría de la felicidad de Einstein revelada en dos notas manuscritas
  1. Alma, Corazón, Vida
La filosofía del físico teórico

La teoría de la felicidad de Einstein revelada en dos notas manuscritas

Los documentos fueron redactados hace 95 años y pueden ser de gran ayuda de cara a comprender mejor sus pensamientos más íntimos

Foto: La teoría de la felicidad de Einstein revelada en dos notas manuscritas
La teoría de la felicidad de Einstein revelada en dos notas manuscritas

Corrían los primeros años veinte del pasado siglo y algunos diarios conservadores de la prensa alemana atacaban despiadadamente en sus editoriales la teoría de la relatividad. Las conferencias se sucedían intentando argumentar lo disparatado de la propuesta, el antisemitismo bullía en la sociedad y renombrados expertos como Johannes Stark y Phillipp Lenard impulsaban la "física aria", arremetiendo contra las supuestas ideas falsas de la "física judia" que Einstein representaba.

Tales acontecimientos acabarían demostrando que, como cualquier otra disciplina, la física posee un componente político, social y filosófico que va más allá de los principios objetivos que cimientan una teoría. La relatividad no solo cambiaba los modelos de la ciencia, sino la manera en la que se debía de entender el mundo, volviéndose esa mirada más abstracta, frente a aquellos que propugnaban una ciencia más experimental, conectada con la intuición y la siempre peligrosa fórmula del sentido común, incompatible con un conocimiento para el que cuestionarlo todo es un paradigma.

Según su actual propietario, las notas fueron una 'propina' que Einstein dio como regalo a un cartero

Los postulados de Einstein van mucho más allá del ámbito directo de sus estudios y su relevancia atañe directamente a los aspectos más profundos del pensamiento occidental moderno. Para ahondar aún más en sus reflexiones, algunos estudiosos han puesto sus ojos en las epístolas que llevan su firma y que se han ido haciendo públicas con el transcurrir de los años. El pasado mes de agosto se subastaba en Los Ángeles una serie de cartas en las que Albert Einstein abordaba los problemas derivados de la Gran Depresión así como la tibieza demostrada por Inglaterra frente al ascenso del nazismo. Dos nuevas notas escritas por su puño y letra han visto la luz y esperan un propietario en la puja que se celebra el 24 de octubre en la Winner's Auctions House de Jerusalén. La novedad de dichos apuntes radica en su contenido, ya que en sus pocas líneas se esconden dos exhortaciones que atañen a una cuestión tan universal como la búsqueda de la felicidad.

La historia de las notas

Un mensajero japonés llegaba a la habitación del Hotel Imperial para entregarle un mensaje al célebre científico que se hallaba en el país del sol naciente impartiendo una serie de conferencias. Parece ser que Einstein quería entregarle la consiguiente propina por su servicio, pero algo debió ocurrir: o bien el físico no disponía de calderilla o bien el mensajero acabó rechazando la gratificación, según las costumbres niponas.

Una vida tranquila y modesta trae más alegrías que la búsqueda del éxito ligada a una inquietud constante

Con todo, Einstein no quiso dejar al cartero con las manos vacías, así que decidió proporcionarle un humilde regalo consistente en dos papeles manuscritos redactados en su lengua natal y rematados por su rúbrica: "Con un poco de suerte estas notas acabarán valiendo mucho más que una simple propina", dijo Einstein al correo, según cuenta el propietario y vendedor alemán, que prefiere permanecer en el anonimato, al diario 'Daily Mail'. Era el año 1922 y Einstein ya sabía que iba a ser condecorado con el Premio Nobel de su especialidad. ¿Qué supuesto tesoro contenía cada una de ellas?

Dichoso aquel...

La primera conecta sorprendentemente a Einstein con el tópico latino del 'Beatus Ille': "Una vida tranquila y modesta trae más alegrías que la búsqueda del éxito ligada a una inquietud constante", anotaba el científico alemán.

La segunda nota guarda relación con el pensamiento de Nietzsche y su concepto de la 'voluntad de poder'

¿Se hallaba Einstein saturado por su fama y sus consecuencias en forma de calumnias cuando decidió poner por escrito tales palabras? El tópico, que se traduce como "dichoso aquel", tiene en Horacio a su iniciador: "Dichoso aquel que lejos de los negocios, como la antigua raza de los hombres, dedica su tiempo a trabajar los campos paternos con sus propios bueyes, libre de toda deuda", escribía el poeta lírico y satírico en sus Épodos. En España el mayor ejemplo de esta aspiración proviene de la 'Oda a la vida retirada' del poeta, humanista y religioso Fray Luis de León que comienza con los famosos versos: "Qué descansada vida la del que huye del mundanal ruido...".

Einstein y la filosofía germánica

Por el contrario, la segunda nota conecta a Einstein con la tradición filosófica de su propio país: "Donde hay voluntad hay un camino". Un lema que recuerda al concepto nietzscheano de la 'voluntad de poder', considerado como el motor fundamental del hombre y que comprende la ambición de alcanzar sus deseos y estar en el lugar que le corresponde, así como la expansión de la energía creativa como fuerza interna primordial de la naturaleza. El ser humano que conduce su existencia según la voluntad de poder intenta superarse a sí mismo y no tiene en cuenta lo que los demás piensen o digan de él.

Foto: Cordon Press.
Foto: Cordon Press.

Dos corrientes filosóficas, la latina y la germánica, unidas en sendos apuntes que aunque no poseen ningún valor científico, arrojan algo de luz sobre el pensamiento íntimo de un individuo cuyo nombre es sinónimo de genio. Razona Roni Grosz, el principal encargado del mayor archivo que existe sobre el físico situado en la Universidad Hebrea de Jerusalén: "Lo que estamos intentando es pintar el retrato de Einstein, el hombre, el científico y su efecto en el mundo a través de sus escritos. Esta es solo una tesela más del mosaico".

Historia Felicidad Teoría de la relatividad Social
El redactor recomienda