lo mejor y lo peor

Esta es la comida que no deberías pedir nunca en McDonald's

Colores alegres, servicio rápido y una explosión de sabor en la boca: es difícil no encontrarle encanto a la experiencia, pero estos elementos del menú son los menos recomendables

Foto: Un McDonald's en Caracas. (Reuters)
Un McDonald's en Caracas. (Reuters)

El problema de que toda una cadena de restaurantes tenga mala fama es que, además de ser injusto para la empresa, puede ser contraproducente. Quien está sano y disfruta de una gran descarga de calorías vacías de cuando en cuando, probablemente no dejará de hacerlo de un día para otro por leer una información negativa que más o menos ya conoce.

Lo que sí puede suceder es que, llevado por la idea de que es imposible compatibilizar la salud con una visita a McDonald's, alguien preocupado por su alimentación acuda al restaurante sin esperanzas de tomar decisiones lógicas y se deje llevar por nuestros más bajos instintos sin mesura. "De perdidos al río", vaya.

Si pides la ensalada 'Triple Cheese', has de saber que el queso no es adecuado para adelgazar: son 435 calorías por cada ración de este plato

En 'Mashed' han listado los platos menos recomendables para que no te pase esto. Si, por comodidad o capricho impulsivo, te ves examinando los productos del luminoso, estos son los más problemáticos.

Refrescos

Hay que reconocer que esto no es en absoluto exclusivo de los McDonald's, ni siquiera de los restaurantes de comida rápida. Es habitual comer algo exquisito y equilibrado y regarlo con una bebida azucarada que contiene solo calorías vacías y azúcar. En un menú normal de esta cadena, cada refresco de cola tiene 170 calorías y 47 gramos de carbohidratos, ahí es nada.

¿Se puede elegir algo decente además de agua? La segunda mejor opción es un té frío sin azúcar.

Batidos

Los batidos parecen más inofensivos de lo que son: nos recuerdan a la infancia y tienen leche, un alimento que hace unas décadas se aconsejaba en cantidades mucho mayores que ahora.

La verdad es que los postres lácteos que puedas pedir en McDonald's son en general demasiado dulces, pero la palma se la lleva probablemente el batido de chocolate. En la web de McDonald's España el 'smoothie' destacado es el de fresa y plátano, que es relativamente ligero (172 calorías), pero el artículo estadounidense destaca el de chocolate, que en los restaurantes americanos supone la friolera de 540 calorías. Tanto este como los de vainilla y fresa contienen allí aproximadamente 85 gramos de carbohidratos por ración.

Ensalada 'Triple Cheese'

¡¿Pero cómo...?! ¿Tampoco las ensaladas están bien? Depende de cuál. Si pides esta, has de saber que el queso es un alimento bastante calórico. Recuerda sumarlo en tu 'contabilidad' diaria. Son 435 calorías por una ración, no muy buena baza si estás a dieta. Sobre todo por las grasas, son 23 gramos, por lo que se refiere a las saturadas.

En cuanto a carbohidratos, la cosa cambia. Son pocos: seis gramos, solo dos son azúcares. Como casi siempre, el posible problema está en el total diario y en tu forma de combinar los diferentes grupos de alimentos, además de en otras rutinas como la cantidad de ejercicio que llevas a cabo.

(Corbis)
(Corbis)

El queso no es malo, pero como media los nutricionistas lo recomiendan solo un par de veces o tres a la semana. Faemino y Cansado nos recordaron que una "ensalada de cordero" es cordero. Pues bien, una ensalada de queso no deja de ser queso.

McFlurry

Este helado con distintos 'toppings' a elegir es muy popular y no podemos decir que no esté rico, pero desde luego no es una opción para todos los días. El más característico es el que lleva M&M's, los Lacasitos norteamericanos, que aporta nada menos que 412 calorías, 14 gramos de grasa y una cantidad de carbohidratos realmente destacable: 63 gramos.

Si cuando entras por la puerta los empleados te preguntan '¿Lo de siempre?' y te ponen este helado delante... puedes ponerte un poco 'McFlurro'.

Frappés

El café tiene buena prensa de un tiempo a esta parte y se han publicado muchos estudios sobre sus beneficios. Tiene antioxidantes, puede ayudar a mejorar algunos dolores musculares y de cabeza así como ciertas depresiones y disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

El problema es que las bebidas dulces con café de McDonald's no llevan solo café. Mientras que en un bar cualquiera una taza de café con leche entera y un azucarillo puede oscilar entre las 70 y las 200 calorías (si añades varias cucharaditas), el 'frappé de moca chocolate' de 325 ml, por ejemplo, tiene 381 calorías, 45 gramos solo en azúcares y 13 gramos de grasas saturadas.

Nuggets de pollo

Ya hablamos en otras ocasiones del pollo de McDonald's (ver artículos relacionados): algunos encargados han desaconsejado especialmente la hamburguesa de ave, el famoso McChicken, en principio percibido como más saludable que las versiones de ternera.

Según las conclusiones de un estudio científico, los 'nuggets' de pollo deberían llamarse 'pepitas de grasa, tejido conjuntivo y huesos'

Los nuggets, imitados por muchos otros restaurantes, parecen una buena elección para los niños, que suelen encontrar apetitosos los productos rebozados. Además, no tienen hueso, así que son seguros para los más pequeños. Lo que pasa es que los 'nuggets' de las cadenas de comida rápida no se parecen al ave rebozada que cocinamos en casa. Hace unos años fue noticia que dos científicos de la Universidad de Mississippi examinaron al microscopio la composición de estas 'pepitas' (eso es lo que significa 'nugget') y encontraron lo contrario de lo que sugiere su nombre: la cantidad de pollo 'puro' era realmente poca y no justificaba el nombre del producto, que, según el testimonio de los investigadores, debería ser más bien 'pepitas de grasa, tejido conjuntivo y huesos'.

¿Hay salvación?

Varios productos de McDonald's son perfectamente adecuados dentro de una dieta equilibrada. Es muy difícil alimentarse bien si tomas comida rápida cuatro veces a la semana, pero visitarlo como cualquier otro restaurante de tarde en tarde es compatible con llevar una vida sana.

La hamburguesa normal, por ejemplo, es un sándwich pequeño con carne, pepinillos, cebolla, kétchup y mostaza, y supone una proporción muy discreta de la cantidad de calorías diaria recomendada: el 13%. Son 254 calorías. Si añades fruta y ensalada completarás una comida similar a la que harías en casa. Este producto tiene 9 gramos de grasas en total, de las cuales solo 4 gramos corresponden a grasas saturadas, y la suma de carbohidratos es muy asumible: 30 gramos.

La hamburguesa de filete de pescado tampoco es mala opción. Lleva bacalao rebozado con queso Cheddar fundido y tiene 333 calorías, lo que no es demasiado si tenemos en cuenta que contiene 15 gramos de proteína, el 31 por ciento de la cantidad diaria recomendada. Cuidado, eso sí, con la mayonesa, que es una de las salsas más grasas y calóricas que puedes consumir. Si tienes que vigilar tu peso, el kétchup es mejor, porque tiene más porcentaje de agua, vitaminas y minerales y muchas menos calorías.

En general, lo más simple es lo más sano. Incluso en postres, puedes hacer muy pocos excesos eligiendo por ejemplo el cono sencillo de vainilla, que en España supone 155 calorías, con solo 3 gramos de grasa y 29 gramos de carbohidratos. Con todo, mucho mejor la fruta natural: en McDonald's puedes pedir manzana o mango cortados en trozos y sin complementos problemáticos para tu dieta. Si eliges lo más calórico y lo menos equilibrado, es tu responsabilidad. Haz dieta o no la hagas, pero no lo intentes, joven Jedi.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios