Es probable que en la alimentación diaria de tu hijo falten nutrientes

El hierro, la vitamina D o el Omega 3 son nutrientes esenciales en la dieta de los más pequeños de la casa y la mayoría no consume la cantidad diaria recomendada

Foto:

¿Estás seguro de que tu hijo come correctamente? En los últimos años varios estudios han demostrado que los niños de corta edad no alcanzan todos los requerimientos nutricionales básicos para llevar una vida sana. Cuidar su alimentación es clave para que tengan un correcto desarrollo físico y cognitivo.
Una vez que los pequeños han superado la etapa de la lactancia, normalmente suele suceder a partir de los seis meses de edad, es muy importante empezar a introducir diferentes tipos de alimentos de forma progresiva en su alimentación.

Sin embargo, de forma muy frecuente, suelen producirse desequilibrios en la dieta diaria de los pequeños, lo que provoca una falta de nutrientes esenciales en su crecimiento como son el hierro, la vitamina D y los ácidos grasos Omega 3. Sin embargo, el 96% de los niños españoles consumen una gran cantidad de proteínas y grasas saturadas, y su ingesta de calorías es muy elevada, según un estudio internacional llevado a cabo por el Comité de Nutrición de la Sociedad Europea de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica.

A pesar de estos 'excesos', el 64% de los niños españoles no consume la cantidad diaria recomendada de hierro, que según la OMS debe ser de 4 a 12 mg al día en niños de uno a 3 años, un mineral clave en su desarrollo cognitivo y motor. Lo mismo sucede con la ingesta de Omega 3, fundamental para el cerebro y que sólo alcanzan el 50% de los pequeños.

El frenético ritmo de vida actual y las preferencias de los niños pueden hacer complicada esta tarea. 'La primera pauta de alimentación que deben tener en cuenta los padres para dar de comer a sus hijos es que sean conscientes que la nutrición es la base de una buena salud y que es una responsabilidad suya. No vale la excusa de al niño no le gusta', reconoce la nutricionista Arantxa Valverde.

¿Cómo debe ser una alimentación diaria equilibrada para los más pequeños?

Además de incrementar el consumo de legumbres, pescados azules o frutas y verduras, los pequeños deben consumir, según los expertos, tres vasos de leche (o lácteos) al día. A través de las leches adaptadas y enriquecidas, además, se podrá controlar el consumo de proteínas mientras que les será mucho más fácil alcanzar los requerimientos de estos nutrientes deficitarios en la mayoría de los casos.

'A partir del primer año de edad el niño ya va participando más de la comida familiar, pero estos cambios a veces son complicados, les cuesta adaptarse, tienden a comer poco… Es sobre todo en estos casos, donde si serían más recomendables las leches de energía y crecimiento (enriquecidas con calcio, vitamina D, y hierro) que tienen un menor aporte proteico, y de sal (menor riesgo de sobrecarga renal) y menos grasas saturadas (puede contribuir a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares en la vida adulta), explica la pediatra María José Galiano.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios