Es noticia
Menú
El astuto secreto de los vendedores de lotería para que les toque varias veces
  1. Alma, Corazón, Vida
HASTA TRES TENDEROS, GANADORES FRECUENTES

El astuto secreto de los vendedores de lotería para que les toque varias veces

Una investigación pone en entredicho el buen funcionamiento de la lotería en Washington después de que un lotero cobrase un millón de dólares con un billete que se vendió a sí mismo

Foto: Le ha tocado la loto cinco veces seguidas y nadie le habla en el barrio. (iStock)
Le ha tocado la loto cinco veces seguidas y nadie le habla en el barrio. (iStock)

¿Saben cuál es la probabilidad de ganar un millón de dólares comprando un único billete de lotería?¿O que de las cinco personas de Washington que con mayor frecuencia han ganado la lotería se encuentren tres vendedores de suerte? Pues un 1 precedido de tantos ceros que es mayor que el número de electrones presentes en el universo, según Dan Ullman, profesor de Estadística de la Universidad George Washington. Entonces, ¿qué está pasando con los loteros de la capital de Estados Unidos? ¿Habrán encontrado una fórmula mágica para jugar y hacerse millonarios? ¿Serán tan desafortunados en el amor que por eso ganan todos los premios? ¿O estamos ante una de las mayores estafas de los últimos tiempos? El gobierno estatal no cree en los hados, el FBI tampoco y los estadistas menos aun. Estas son algunas de las razones que les hacen sospechar que los loteros millonarios no tienen las suelas de las botas embarradas de excrementos…

El organismo controlador de la venta de lotería sostiene que un ganador frecuente que además venda boletos no tiene por qué ser un estafador

Lounes Issaad, comerciante de lotería de Washington, se vendió a sí mismo un billete ganador y cobró la friolera de un millón de dólares, de acuerdo a una investigación del diario 'WUSA9'. Una probabilidad que, según el medio, roza “las fronteras de lo imposible'. No obstante, Issaad insiste que no tiene "nada que esconder”, refiriéndose a las sumas de 10.000 y 5.000 dólares que ingresó por algunos de los 27 recibos y que podrían, según el diario, ascender a 30.000 dólares cada uno. No obstante, el organismo D.C Lottery, que no está dispuesto a poner en duda el reparto de sus premios, publicó en una nota de prensa que su nuevo y flamante ganador, Lounes Issaad, era un “repartidor de pizzas”, cuando en realidad era el propietario de la tienda.

No es la suerte del principiante

Según un análisis de datos llevado a cabo por D.C Lottery bajo la 'Freedom of Information Act', al menos tres vendedores de boletos del estado ganaron la lotería unas 100 veces o más. Sin embargo, niegan que se trate de una estafa. “Es importante destacar que el que una persona consiga el premio frecuentemente, aun siendo vendedor, no significa que esté incurriendo en ninguna actividad ilegal”, dijo el portavoz del organismo David Umansky, ya que la información no incluye la cantidad de dinero que alguien se ha jugado a la lotería.

Ante las sorprendentes rachas de suerte, los estadistas piden que se realice una investigación para ver si se está cometiendo alguna actividad delictiva

Sin embargo, ¿es posible que alguien tenga tanta suerte? Según el profesor de Estadística de la Johns Hopkins Dan Naiman, la probalidad de que tres de los más afortunados jugadores de lotería de Washington sean loteros es de 1 entre 10.000.000.000 (tomen nota de la cantidad de ceros), es decir, “sería lo mismo que si una persona consiguiera ganar tirando una moneda al aire 33 veces consecutivas”, añade.

No es un fenómeno puntual. El mismo diario descubrió hace un tiempo el arresto del empleado de una gasolinera acusado de imprimir tarjetas de rasca y gana por valor de 79.116 dólares para cobrar los boletos ganadores. Sin embargo, en el caso de Issaad no se ha tomado ninguna acción legal de momento, aunque como señala 'WUSA9', se le cree sospechoso de la desaparición de billetes y dinero de la lotería por un valor superior a los 50.000 dólares. Él insiste: debe tratarse de un error de la máquina expendedora de tickets. “Tienen que creerme, jugué y rasqué muchísimo –sostiene, tratando de explicar el motivo por el que ganó tantas veces–. Soy adicto, todo lo que gano lo gasto en el juego”.

La sonrisa incrédula de los estadistas

“¿Cuáles son las probabilidades? Pocas, poquísimas”, sostiene Ullman. Mientras que el profesor emérito de la Universidad de Illinois John Kindt, experto en juego y loterías, afirma con incredulidad que “es estadísticamente ridículo. Esto no ocurre. Con los softwares de los ordenadores de venta de lotería estas banderas rojas estadísticas deberían haber alertado ya en 2012”.

Tras la investigación que llevó a cabo WUSA9 y con una lista de ganadores frecuentes sospechosos de fraude en la mano, D.C Lottery dijo haber comenzado una investigación interna que analizará el historial de cada boleto y su ganador. Su portavoz agregó que ya habían estudiado uno de los casos y el afortunado en cuestión no era un jugador frecuente. “Si una entidad independiente no lleva a cabo una investigación, la credibilidad de las administraciones de lotería seguirá en entredicho”, añadió el profesor Kindt, quien clamó que la justicia debería controlar esas 'banderas' rojas y ver qué ocurre”.

En cuanto al millonario vendedor de lotería Lounes Issaad, sigue defendiendo su inocencia, aunque todavía no se haya demostrado que se trate de un golpe de buena suerte con mayúsculas. En cualquier caso, si lo ven por la calle no duden en acercarse a él, tal vez la fortuna sea contagiosa...

¿Saben cuál es la probabilidad de ganar un millón de dólares comprando un único billete de lotería?¿O que de las cinco personas de Washington que con mayor frecuencia han ganado la lotería se encuentren tres vendedores de suerte? Pues un 1 precedido de tantos ceros que es mayor que el número de electrones presentes en el universo, según Dan Ullman, profesor de Estadística de la Universidad George Washington. Entonces, ¿qué está pasando con los loteros de la capital de Estados Unidos? ¿Habrán encontrado una fórmula mágica para jugar y hacerse millonarios? ¿Serán tan desafortunados en el amor que por eso ganan todos los premios? ¿O estamos ante una de las mayores estafas de los últimos tiempos? El gobierno estatal no cree en los hados, el FBI tampoco y los estadistas menos aun. Estas son algunas de las razones que les hacen sospechar que los loteros millonarios no tienen las suelas de las botas embarradas de excrementos…

Lotería
El redactor recomienda