DUCHARse SOLO CON AGUA SERÍA SUFICIENTE

Ojo con el jabón, puede ser malo para tu salud si no lo utilizas bien

Al lavarnos con gel eliminamos también bacterias que protegen nuestra piel y cumplen una función beneficiosa para nuestro sistema inmune y digestivo

Foto: Este hombre sabe que utilizar jabón puede ser peligroso. (iStock)
Este hombre sabe que utilizar jabón puede ser peligroso. (iStock)

No se trata de que te conviertas en aspirante a Diógenes del año ni que aniden en tu pelo urbanizaciones enteras de piojos, pero el jabón, aliado de madres y abuelas y azote de presidiarios despistados, podría no ser tan bueno como creemos. ¿Razones? Unas cuantas, pequeñas aunque beneficiosas: las bacterias.

Aunque todos sabemos que algunos microbios cumplen una función relevante en la digestión, el cuidado de la piel o el refuerzo del sistema inmunológico, todavía percibimos los gérmenes como diminutos monstruitos con dientes que colonizan los baños en anuncios de lejía. Y es que solo la posibilidad de que se paseen a sus anchas por nuestro cuerpo nos provoca náuseas, pero no nos tiembla el pulso al ingerirlos en antibióticos y yogures.

Al menos eso apunta la gastroenteróloga Robynne Chutkan, autora del libro 'The Microbiome Solution: A Radical New Way to Heal Your Body from the Inside Out', quien explica que ducharse diariamente con jabón nos hace más propensos a padecer enfermedades e infecciones.

El jabón que no es “trigo limpio”

El contacto regular con la suciedad acostumbra a nuestro sistema inmune a diferenciar los gérmenes beneficiosos de los perjudiciales. Cuando usamos jabones antibacterianos eliminamos de nuestra piel las bacterias que nos protegen de tener acné o eccemas, explica la doctora Chutka en su libro, quien añade que las únicas partes de nuestro cuerpo que deberíamos lavarnos con jabón diariamente son las axilas y las ingles; para el resto, sería suficiente con un enjuague, incluso después de haber sudado.

Actividades “más sucias”, como trabajar en el jardín, ventilar la casa o comer frutas y verduras ecológicas nos protegen mucho más de contraer enfermedades

¿Tratáis de decirme que no es bueno que me lave las manos? No, desde luego. Sin embargo, los expertos recomiendan que utilicemos jabones orgánicos y que en épocas de gripes y resfriados, cuando el contagio suele ser frecuente, dediquemos no menos de 20 segundos a lavarnos con agua templada. Esto haría que solo los virus y las bacterias dañinos desaparezcan por el desagüe y no lo hagan todos, incluidos los buenas.

En 'The Microbiome Solution' la autora también propone otras actividades que reforzarán nuestro sistema inmunológico, aunque, como dirían nuestras abuelas, “nos pongamos perdidos” de microbios, como ofrecerse voluntario para arreglar el jardín, tumbarse en el césped, ventilar las habitaciones de manera frecuente o comprar frutas y verduras ecológicas.

Seguro que si hubieras sabido todo esto cuando eras niño, e le podrías haber dicho a tu madre: “el médico me ha dicho que hoy no me bañe, mamá. Si acaso, no con jabón”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios