aumenta la esperanza de vida en 41 meses

Virus modificados genéticamente podrían curar el cáncer

Los organismos, con su estructura genética alterada, atacan las células tumorales sin afectar a las sanas, además de propiciar el estímulo inmune del propio organismo

Foto: Células de melanoma humano (Foto: Corbis)
Células de melanoma humano (Foto: Corbis)
Autor
Tiempo de lectura3 min

Una nueva investigación ha descubierto que determinados tipos de virus, modificados genéticamente, pueden combatir algunas variedades de cáncer. Esta buena noticia ha sido afirmada después de que pacientes con melanoma ‘infectados’ adrede con el virus del herpes hayan mejorado en más de 20 meses su esperanza de vida respecto a las personas que no lo recibieron. Los científicos británicos responsables del estudio –del NHS Royal Marsden Hospital y del Instituto de Investigación del Cáncer londinense– constatan que este nuevo descubrimiento puede abrir la puerta a nuevos tratamientos contra los tumores.

Calificado como un hito en la historia de la lucha contra el cáncer, la introducción de virus modificados genéticamente supone un ataque directo a las células tumorales, puesto que se instala en ellas multiplicándose en su interior. A diferencia de otros tratamientos conocidos hasta ahora –como la quimioterapia–, la nueva vía de investigación refleja muchos menos efectos secundarios y no agrede a las células sanas: la modificación genética del virus impide que se acople a los elementos no cancerosos.

Acudir al dermatólogo con regularidad permite detectar melanomas a tiempo (Foto: Corbis)
Acudir al dermatólogo con regularidad permite detectar melanomas a tiempo (Foto: Corbis)

Además, estos cambios en la genética del virus –llamados Talimogene Laherparepvec, más comúnmente conocidos como T-VEC– ayudan a que el organismo estimule la propia producción de respuestas inmunes, por lo que de esta manera el paciente empieza a crear mecanismos para destruir los tumores. De momento, el cáncer en el que se han centrado los científicos es el de piel –el quinto más común entre la población británica, con 13.000 diagnosticados al año–, pero no se descarta que las inmunoterapias virales se utilicen para otros tipos como el de vejiga, hígado, cuello y cabeza.

Kevin Harrington, director del ensayo y profesor de terapias contra el cáncer en el ICR (siglas en inglés del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres), se muestra esperanzado con el resultado del estudio: “Después de haber trabajado duro durante veinte años en este campo, espero que esto sea el comienzo de algo emocionante”, confiesa en el diario The Independent. Por otra parte, el director ejecutivo del ICR, Paul Workman, ensalza la figura hasta ahora denostada de los virus: “Solemos pensar en los virus como enemigos de la humanidad, pero es su propia capacidad de infectar y matar células humanas la que hace que estos tratamientos contra el cáncer sean prometedores”.

Célula de cáncer de piel (Foto: Corbis)
Célula de cáncer de piel (Foto: Corbis)

Publicado en la revista Journal of Clinical Oncology, los estudios clínicos se han llevado a cabo durante más de tres años y se han implantado en 64 centros distribuidos por Reino Unidos, Canadá, Sudáfrica y Estados Unidos. Los resultados han demostrado que 163 pacientes con un melanoma en grado 3 y 4 tratados con T.VEC han registrado una media de vida de 41 meses frente a los 21,5 meses de 66 pacientes que recibieron la medicación hasta ahora utilizada. Harrington ha explicado que confían en que el tratamiento de inmunología viral genéticamente modificada esté disponible en un año.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios