del genetista francis collins

¿Jugamos a ser dioses? Críticas a China por experimentar con embriones humanos

China ha sido el primer país en atreverse a modificar embriones humanos genéticamente. La técnica plantea importantes dilemas éticos.

Foto: Es la primera vez en la historia que se intenta modificar genéticamente un embrión (CORBIS)
Es la primera vez en la historia que se intenta modificar genéticamente un embrión (CORBIS)

Los experimentos llevados a cabo por la Universidade Sun Yat sen de Guangzhou (China) con embriones humanos ya han dado con sus primeros críticos. A la cabeza está el prestigioso genetista estadounidense Francis Collins. Collins fue la primera persona que consiguió decodificar el genoma humano al completo y es el director del Instituto Nacional de Salud estadounidense.

El equipo chino fue el primero en atreverse a modificar genéticamente embriones humanos en la historia. La técnica ya se había utilizado con embriones de animales y células humanas, pero es la primera vez que se estudia su efecto en un ser humano.

El estudio fue publicado hace pocas semanas y prestigiosas publicaciones como 'Nature' o 'Science' se han hecho eco de él en las últimas semanas. La técnica aplicacada por los científicos de la Universidad Sun Ya-sen inyecta un grupo de enzimas llamado CRIPSR/Cas9 en el embrión, que es el que se dirige contra el gen "problemático" y lo sustituye por otra molécula. 

La técnica ya se había probado con embriones de animales
La técnica ya se había probado con embriones de animales

La idea del estudio era corregir una mutación genética que provoca la beta-talasemia, una enfermedad hereditaria que da lugar a graves formas de anemia. El equipo liderado por el genetista chino Junjiu Huang, muy consciente de las críticas que podía suscitar experimentar y modificar una vida humana, utilizó embriones no viables para su experimento. Sin embargo, no ha podido evitar encontrar detractores.

Collins ha asegurado en declaraciones a la BBC que corregir el ADN humano plantea “problemas incalculables para nuestra seguridad” y que  no tiene la intención de poner en marcha investigaciones similares. De acuerdo con el estadounidense se está “traspasando una línea que no debería haberse cruzado nunca”.

Mutaciones imprevistas

El punto que más alarmó al mundo científico es la irreversibilidad de los cambios en la línea germinal de un embrión. La línea germinal es la secuencia de las células que contienen el material genético que se pasa a los descendientes. 

Al actuar sobre ella se hacen correcciones genéticas de las cuales no se conoce con certeza cuál será el efecto. Mutaciones al azar que pueden producir consecuencias desconocidas  no deseadas que se pueden transmitir a la próxima generación.

Se inyecta en el embrión un combinado de enzimas (EFE)
Se inyecta en el embrión un combinado de enzimas (EFE)

El experto estadounidense, Marc Darnovsky del Centro de Genética y Sociedad hizo hincapié en que "no hay ninguna razón médica para manipular la línea germinal humana ya que las enfermedades hereditarias pueden prevenirse mediante la preimplantación", un procedimiento para identificar anomalías genéticas o cromosómicas en los embriones fecundados in vitro por parejas en las que al menos uno de los socios es un portador de trastornos hereditarios.

En efecto,  a lo largo del experimento el equipo de Huang descubrió un número sorprendente de mutaciones, algo que no estaba entre sus objetivos, según han explicado a la revista 'Nature'. De hecho fueron estas mutaciones las que provocaron el fin de la investigación. Ya que para poder aplicarse a nivel médico esta técnica deberían contar con una tasa de éxito "cercana al 100%".  

[Aquí puede leerse el estudio completo]

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios