Aunque la mona se vista de seda…

Las nueve cosas que la gente sabe seguro de ti con un simple vistazo

Las gente se puede hacer una imagen de tu persona 9 segundos después de conocerte. Convencerles de que se han equivocado lleva algo más de tiempo...

Foto: En pocos segundos, las personas son capaces de saber cómo es alguien que acaban de conocer sólo con mirarle. (iStock)
En pocos segundos, las personas son capaces de saber cómo es alguien que acaban de conocer sólo con mirarle. (iStock)

La sentencia “nunca tendrás una segunda oportunidad para dar una primera impresión” da cierto vértigo. Las casualidades pueden llevarnos a conocer a personas en momentos determinados de nuestra vida en los que nuestra apariencia externa no concuerda del todo con cómo somos, y estamos perdidos.

De hecho, según la ciencia la gente se puede hacer una imagen de tu persona 9 segundos después de conocerte, y conseguir convencerles de que esa no es la versión real de tu persona, puede llevarnos muchísimo más tiempo.

Encuentros en la tercera fase con los que es complicado lidiar: “Normalmente no voy en pijama y zapatillas por la calle, es que bajaba a por tabaco un momento y…”. Claro, a partir de ahora –y probablemente hasta el fin de tus días– para esa persona no será más que ese engendro viviente con una terrible adicción que probablemente se hinche a helado de chocolate mientras se mimetiza con el sofá (la imaginación no tiene límites, y los sabes).

La gente se puede hacer una imagen de tu persona 9 segundos después de conocerte

Apenas un momento después de conocer a alguien somos capaces de clasificarlos como un determinado tipo de persona.

Ya sea por prejuicios sociales o por simples conexiones mentales que derivan en que tal persona nos recuerde a tal otra por su aspecto, antes de enfrentarte a la opinión de las calles, ten en cuenta que esto es lo que puede pensar la gente de ti sólo con verte.    

1. Se puede confiar en ti  

La gente decide si eres o no de fiar en apenas una décima de segundo. Así lo demostró una investigación realizada en Princeton en la que observaron cómo un grupo de estudiantes “evaluaban en apenas 100 milisegundos el atractivo, competencia, simpatía, agresividad y la confianza de una persona”, explica Drake Baer en Business Insider.

Mientras que en algunos de los rasgos que atribuyeron a los rostros que les exponían eran erróneos, la honradez concordaba en casi el total de los casos.

2. Averiguan tu orientación sexual: ¿Hetero o gay?

“La percepción rápida y precisa de la orientación sexual masculina puede ser otro síntoma de un mecanismo cognitivo rápido y eficiente para percibir las características de los demás”, explicaban los autores del estudio Brief exposures: Male sexual orientation is accurately perceived at 50 ms Nicholas O. Regla y Nalini Ambady.

Con tan sólo una vigésima parte de un segundo la gente puede determinar si eres homosexual o heterosexual

Según los resultados que obtuvieron, con tan sólo una vigésima parte de un segundo –la cantidad mínima de tiempo que se tarda en reconocer conscientemente una cara– la gente puede determinar si eres homosexual o heterosexual.

Sin embargo, algunas tendencias de moda masivamente seguidas por personas de cualquier orientación sexual, pueden llevar a equívoco. La eterna pregunta: ¿es ultrahípster o gay?. Claro que, a no ser que haya algún interés en flirtear con esa persona, es complicado entender que esta información pueda realmente interesarles.   

Algunas modas pueden derivar en la eterna pregunta: ¿es ultrahípster o gay? (Corbis)
Algunas modas pueden derivar en la eterna pregunta: ¿es ultrahípster o gay? (Corbis)

3. La promiscuidad marca tu ritmo de vida

Un estudio británico demostró que los estereotipos siguen calando hondísimo en las personas: las mujeres con tatuajes eran percibidas como menos atractivas y tendentes a ser infieles con sus parejas.

“En Gran Bretaña, por lo menos, se asocia a las mujeres con tatuajes como el equivalente femenino de los machitos “lo que por lo general implica que se inclinen al consumo de bebidas alcohólicas, aficionadas al deporte y los coches deportivos” explicaban Viren Swamia y Adrian Furnhamb autores de la investigación.  

4. Eres alguien con éxito…

Una vez más la ropa es la que marca la diferencia. Según el estudio The influence of clothing on first impressions: Rapid and positive responses to minor changes in male attire, elaborado por expertos en psicología de la Universidad de Hertfordshire, Reino Unido, y la Universidad de Estambul, Turquía, en sólo cinco segundos los participantes fueron capaces de identificar a las personas exitosas en función de si llevaban o no trajes a medida.

Así, los investigadores recomiendan a aquellos hombres que quieran transmitir la idea de que son unos triunfadores “comprar la ropa a medida, ya que puede mejorar positivamente la imagen que comunican a los demás”.

5. … O vas a serlo próximamente

En la misma línea que el anterior, un estudio canadiense analizó las respuestas de diferentes estudiantes universitarios tras observar una serie de fotografías en las que se les mostraban modelos masculinos vestidos con trajes de negocios o con una vestimenta casual.

Identificaban a las personas exitosas en función de si llevaban o no trajes a medida

Los resultados fueron tajantes al preguntarles a qué se dedicaban: los tipos que vestían de traje no sólo ocupaban mejores puestos y ganaban más dinero, sino que ascenderían con mayor rapidez.

6. Eres inteligente

Un estudio de 2007 dirigido por el profesora de la Universidad Loyola Marymount Nora A. Murphy encontró una correlación entre mirar directamente a los ojos y el coeficiente intelectual de las personas. Mantener la mirada fija en los ojos de nuestro interlocutor demuestra seguridad en lo que decimos y apoya nuestras opiniones. “El uso de gafas gruesas y habla expresivamente también ayuda”, comenta Baer.

7. Eres de clase alta (o tienes dinero)

Y llevar ropa de marca es una de las características que te identifican. Un estudio holandés encontró que a las personas que usaban prendas de Lacoste y Tommy Hilfiger se las consideraba de estatus social más alto.

La mayoría de la gente reconoce a simple vista los logotipos de las firmas de accesorios y prendas caras, de ahí que ver unos pendientes de Tous o el bolso de CH sepamos que esa persona, cuando menos, se los ha podido financiar. Claro que del otro lado están los que por querer aparentar poder adquisitivo delante de los demás, usen en exceso su polo Ralph Lauren, ya lo lleve puesto o atadito al cuello, aunque esté comido de bolas.

Vestir elegante puede ayudarnos a transmitir una personalidad que no se corresponde con la realidad. (iStock)
Vestir elegante puede ayudarnos a transmitir una personalidad que no se corresponde con la realidad. (iStock)

8. Eres un aventurero

“La gente no sólo lee lo que eres por tu apariencia, sino también por la forma en que te mueves” explica Baer. Un estudio de la Universidad de Durham, Inglaterra, observó las opiniones de un grupo de estudiantes tras mostrarles varios vídeos en los que se veían a otros universitarios caminar.

Sólo necesitan verles dar unos pocos pasos para descubrir cómo era su personalidad: los que caminaban con aires más desenfadados y ligeros eran aventureros, mientras que los que daban pasos más cortos fueron clasificados como neuróticos.

9. Eres una persona dominante

Si tienes la cabeza rapada (y eres hombre). Según un estudio de la Universidad de Pennsylvania se consideraban que los hombres rapados eran más dominantes y fuertes que varones de similares dimensiones pero con pelo en la cabeza. De hecho, al quitar digitalmente la cabellera de los ejemplos fotográficos que mostraban, pudieron atestiguar que sin pelo “eran percibidos como más dominantes, altos y fuertes que su auténtico ‘yo’”.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios