Lo haces mal: cómo remangar tu camisa correctamente
  1. Alma, Corazón, Vida
así es más cómodo y más estético

Lo haces mal: cómo remangar tu camisa correctamente

Aunque parezca una tontería, para sobrellevar bien a los vaivenes climáticos del otoño es importante saber cómo debes doblar tu camisa, sin perder tu estilo

Foto: Remangarse no tiene ningún misterio, pero mucha gente lo hace de forma descuidada. (iStock)
Remangarse no tiene ningún misterio, pero mucha gente lo hace de forma descuidada. (iStock)

Otoño es una estación lluviosa, pero todavía hace calor. Como dice el refrán, “en octubre, de la sombra huye, pero si sale el sol, cuídate de la insolación”. En estas fechas podemos salir de casa con camisa y chaqueta y, al medio día, sentir un calor insoportable. Y aunque parezca una tontería, para sobrellevar bien estos vaivenes climáticos, es importante saber cómo debes doblar tu camisa.

Los expertos de MartinFit, una tienda online de ropa a medida, aseguran que debemos tener en cuenta tres normas sagradas antes de remangar nuestra camisa de cualquier forma:

1. Si no quieres que parezca que tu camisa te va grande debes dejar bien al descubierto tu muñeca en el caso que decidas remangar tus mangas.

2. Tus codos nunca deben estar a la vista, salvo que estés trabajando y necesites de una mayor movilidad; no obstante los antebrazos sí que deben estar siempre visibles.

3. Otra norma sagrada es que cuando vistas con tuamericanao con tu chaqueta deportiva no debes remangar nunca tus mangas salvo que sea necesario por alguna razón en concreto.

Los tres métodos básicos para remangar las mangas

Aprender a remangar tu camisa es importante por varias razones: lograrás que tu camisa no luzca totalmente arrugada si decides volver a estirar tus mangas y, además, evitarás que (como ocurre cuando haces las cosas mal) estás se estén cayendo costantemente.

En MartinFit proponen estos tres métodos, que son los más utilizados en todo el mundo.

1. Método informal

  • Perfecto para cuando vistas con muchas capas (camisa con jersey por ejemplo).
  • Perfecto para aquellos hombres que tengan los brazos delgados.

Pasos a seguir:

1. Desabrocha el puño de tu camisa.

2. Da la vuelta al puño hacia atrás y de adentro hacia fuera.

3. Remanga la manga sobre si misma hasta que pase justo por el codo, podemos tomar el puño como base. A veces necesitaremos dos, tres o cuatro vueltas según la persona, su tamaño de puño y la longitud de su brazo. Así,ajústalo hasta la altura que desees.

4. Mete las esquinas del puño de la camisa hacia dentro delicadamente.

2. Método maestro

  • Perfecto cuando el puño de la camisa es de diferente color que la camisa y crea un contraste elegante.
  • Es muy fácil de desplegar.
  • Es el método más elegante con diferencia.

Pasos a seguir:

1. Desabrocha el puño de tu camisa.

2. Da la vuelta al puño hacia atrás y de adentro hacia fuera.

3. Tiramos del puño hasta llegar justo por debajo de su codo, todo este paso sin doblar nada.

4. Acabamos plegando una o dos veces para que la manga aguante en una posición fija.

3. Método básico

  • Este tipo de remangue solo es apropiado si estás trabajando o para situaciones informales.

Pasos a seguir:

1. Desabrocha el puño de tu camisa.

2. Da la vuelta al puño hacia atrás y de adentro hacia fuera.

3. Ve doblando hasta que quede justo por debajo del codo. Suelen ser dos o treces según la longitud del brazo.

4. Ajústalo como desees.

Moda Hogares
El redactor recomienda