LA FÓRMULA PERMITE PREDECIR EL BIENESTAR

Esta es la ecuación de la felicidad

Un grupo de investigadores británico ha logrado crear una ecuación que predice de forma precisa la felicidad de una persona en un momento dado

Foto: La ecuación de la felicidad desarrollada por Robb Rutledge y su equipo. (E. Villarino)
La ecuación de la felicidad desarrollada por Robb Rutledge y su equipo. (E. Villarino)

Un grupo de investigadores de la University College London, liderado por el neurocientífico Robb Rutledge, ha logrado crear una ecuación que predice de forma precisa la felicidad de una persona en un momento dado. Parece un ejercicio de ciencia ficción (máxime para todas las personas ajenas a las matemáticas que miramos alelados la curiosa formula), pero lo cierto es que el equipo de Rutledge ha logrado predecir con exactitud la felicidad de más de 18.000 personas que han participado en su estudio, publicado esta semana en la revista PNAS Journal.

El propio Rutledge ha explicado a BBC News que, gracias a su ecuación, es capaz de “observar tus decisiones pasadas y sus efectos y predecir exactamente lo feliz que vas a decir que eres en cualquier momento dado”. ¿Cómo funciona? “El cerebro trata de de pensar que deberías estar haciendo en el mundo para obtener recompensas, así que todas nuestras decisiones, expectativas y resultados se transforman en información que utiliza para asegurarse de que tomas buenas decisiones en el futuro”, explica Rutledge. “Todas tus expectativas y recompensas recientes se combinan para determinar tu actual estado de felicidad”. La ecuación se limita, pues, a sumar estas y obtener tu índice de felicidad. Y funciona.

Para elaborar este modelo matemático, el equipo de investigadores británicos analizó el comportamiento de 26 personas al realizar una tarea en la que, en repetidas ocasiones, tenían que elegir entre una serie de recompensas monetarias seguras o arriesgadas. Constantemente se les iba preguntando por su nivel de felicidad y, en todo momento, se les sometió a escáneres de resonancia magnética para observar el comportamiento de sus cerebros.

Al equipo de Rutledge no le sorprendió que las recompensas tuvieran una gran influencia en la felicidad, pero sí la importancia que tuvieron las expectativas de alcanzar éstas

Los científicos identificaron dos áreas cerebrales relacionadas con esta felicidad momentánea: el núcleo acumbens, donde se concentran las neuronas dopaminérgicas, y la ínsula, una región cerebral relacionada directamente con la experiencia de un gran número de emociones básicas.

Gracias a estos datos pudieron elaborar su ecuación y probarla en más de 18.000 personas, que jugaron con sus smartphone al juego de riesgo-recompensa The Great Brain Experiment, una herramienta que ya se ha utilizado con éxito en otras investigaciones para estudiar los comportamientos cognitivos.

Lo que la ecuación nos enseña sobre la felicidad

El hecho de que los investigadores hayan logrado predecir con precisión el grado de felicidad de miles de individuos es notable, pero las implicaciones de su hallazgo son lo más destacable. En primer lugar, la ecuación podría servir para predecir con exactitud si una persona tiene un desorden emocional, y en qué manera le está afectando. Pero, además, la ecuación nos enseña qué nos aporta más o menos bienestar.

Al equipo de Rutledge no le sorprendió que las recompensas tuvieran una gran influencia en la felicidad, pero sí la importancia que tuvieron las expectativas de alcanzar éstas. Su estudio refuerza la idea budista de que, si tienes pocas expectativas, no tendrás grandes decepciones, pero también muestra que las expectativas positivas que tenemos respecto a hacer algo que nos gusta –como emprender un viaje o acudir a un restaurante como un amigo– son en gran parte responsables de nuestra felicidad.

“Nos encanta ver que nuestra ecuación hace un buen trabajo al explicar la felicidad”, ha comentado Rutledge. “Incluso en una amplia gama de participantes, se ve una sorprendentemente consistente relación entre las recompensas, las expectativas y la felicidad”. Y anque la ecuación no desvele el secreto de la felicidad, al menos nos da más pistas sobre ella. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios