su nueva predicción suena a ciencia ficción

"Decís que es ridículo, pero...": 30 años después, Negroponte vuelve a ver el futuro

Hace 30 años Nicholas Negroponte predijo el fin de la prensa en papel y el auge de las pantallas táciles. Pero su nueva predicción suena más a ciencia ficción

Foto: Negroponte durante una charla en Granada, en 2012. (Efe)
Negroponte durante una charla en Granada, en 2012. (Efe)

Todos los días, en cualquier conferencia de cualquier lugar del mundo, un académico con importantes credenciales se atreve a predecir el futuro. ¿Qué será de la humanidad dentro de veinte años? ¿Cómo serán nuestras casas, oficinas y ciudades? ¿Qué avances tecnológicos habremos alcanzado? No es difícil inventarse cualquier ingenio futurible, máxime teniendo en cuenta que es muy probable que nadie te pida cuentas cuando, llegado el momento, tu predicción no se haya cumplido.

Pero no todos los conferenciantes son Nicholas Negroponte (Nueva York, 1943). Este arquitecto de formación es uno de los más reconocidos futurólogos, y uno de los primeros y más notables gurús de las nuevas tecnologías, conocido por fundar el Media Lab del MIT, la revista Wired y la asociación One Laptop per Child.

En 1984, en una de las primeras charlas del TED, Negroponte se atrevió a realizar varias predicciones sobre la comunicación del futuro. Y acertó de lleno, adelantando la debacle de la prensa escrita, el auge de los dispositivos táctiles y la importancia de las nuevas tecnologías en el entorno educativo.

Treinta años después, Negroponte ha vuelto al TED, en Vancouver (Canadá) y se ha atrevido a lanzar una predicción de lo más insólita. En su opinión, en tan sólo 30 años, la manera de aprender habrá cambiado por completo. Nuestros hijos o nietos no tendrán que leer libros ni atender en clase: podrán comerse, literalmente, la información.

Según ha explicado Negroponte, bastará consumir una píldora para aprender inglés. “Te tragarás una píldora y conocerás a Shakespeare”, ha asegurado. “El conocimiento viajará por el torrente sanguíneo, y una vez que la información contenida en la píldora llegue a la sangre esta se introducirá en el cerebro… Y las distintas piezas se depositarán en los lugares adecuados”.

Pese a los sorprendente de su afirmación, el arquitecto asegura que no es el único científico que piensa que está forma de aprendizaje será una realidad en los próximos 30 años. En su opinión, cuando la gente dice que una predicción está “totalmente equivocada” es cuando puede hacerse realidad.

Así ocurrió en 1984, cuando aseguró que en el futuro los dedos de la mano sustituirían al ratón en el manejo de los dispositivos electrónicos. “Todo el mundo pensaba que era ridículo. Las pantallas tenían muy baja resolución y la gente pensaba que la mano iba a ocultar todo lo que se quería ver y los dedos iban a dejar la pantalla sucia”.

No cabe duda del talento de Negroponte, pero mucho menos de su mayúscula autoestima. “Una de las cosas que me permite la vejez [tiene 70 años], es decir con gran confianza que he estado en el futuro”, ha asegurado en la charla. “He estado muchas veces. No sé cuantas veces en mi vida he dicho ‘esto pasará en diez años’… Y diez años después la predicción se convertía en realidad”. En 30 años veremos si, de nuevo, está en lo cierto. 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios