cREE QUE EN ESPAÑA NO HABRÁ SALIDAS

Dónde creen los estudiantes de bachillerato que estarán trabajando dentro de diez años

La próxima generación de universitarios se ve mayoritariamente trabajando en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos, y con un cargo intermedio

Foto: Varios estudiantes dan los últimos repasos momentos antes de entrar a las aulas para hacer las pruebas de acceso a la universaidad. (Efe)
Varios estudiantes dan los últimos repasos momentos antes de entrar a las aulas para hacer las pruebas de acceso a la universaidad. (Efe)

La próxima generación de universitarios se ve mayoritariamente trabajando en el extranjero, sobre todo en Estados Unidos, y ocupando un puesto intermedio; con excepciones, ya que uno de cada diez espera fundar su propia empresa. Estas y otras conclusiones se extraen de la encuesta realizada por Schiller International University a 500 alumnos de bachillerato de toda España sobre sus expectativas de futuro laboral.

Un 62% de los estudiantes de bachillerato entrevistados dice que en 2025 se ve trabajando en el extranjero, frente a un 38% que cree que se quedará en España. Luis Plaza, director de Admisiones de Schiller International University, cree que, pese a lo que pueda parecer, ésta es una buena noticia. “En Schiller lo vemos como algo positivo”, explica Plaza. “Trabajamos muy de cerca con las empresas, porque nos interesa que los estudiantes encuentren una salida laboral adecuada, y el mensaje que nos transmiten es que hay dos tipos de trabajadores, los locales, que sólo pueden trabajar en un mercado concreto, y los globales, que están preparados para trabajar seis meses en Brasil y al año siguiente en EEUU. Al final, las posibilidades de colocación son mucho más grandes para estos últimos”.

Los destinos que vislumbran los estudiantes son Norteamérica, Inglaterra y Alemania, y sólo testimonialmente, Asia y América del Sur. Algo que, según Plaza, se debe al desconocimiento de estos continentes, pues Sudamérica es una de las regiones donde más oportunidades van a tener los futuros egresados españoles. “Quizás la percepción de algunos españoles sobre Sudamérica es que sigue siendo un continente en desarrollo”, explica el directivo. “Pero para los españoles es un mercado buenísimo, pues el idioma es una barrera inexistente”.

Puestos a imaginar qué cargo tendrán en 2025, el 25% de los estudiantes encuestados considera que serán altos directivos y el 45% que ocupará puestos intermedios. Pero, aunque el 19% piensa que serán empleados rasos, el 11% restante se ve creando su propia empresa.

El inglés, la gran asignatura pendiente

La encuesta ha querido conocer también la valoración de los estudiantes sobre determinadas claves para encontrar empleo y el papel que el inglés jugará en ese futuro profesional. Las respuestas mayoritarias han sido: tener una buena formación universitaria que incluya formación práctica (un 67%) y tener un buen nivel de idiomas, dominando, como mínimo, el inglés (60%). Hoy por hoy, los futuros universitarios no conceden tanta importancia para gozar de éxito profesional al hecho de tener la mente abierta y estar preparado para trabajar nacional e internacionalmente (38%) y, menos aún, a contar con una buena red de contactos (23%).

Pero aunque consideran que el inglés es fundamental para encontrar un buen trabajo, parecen ser sinceros en valorar su grado de dominio, y más de la mitad (56%)  reconoce que solo tiene un nivel medio, un 29% considera que es alto y un 9%, se califica de bilingüe. Sólo un 6% se atribuye un nivel bajo. 

Plaza reconoce que el inglés es la gran debilidad de nuestros estudiantes de Bachillerato: “En nuestro proceso de admisión uno de los criterios que evaluamos es el nivel de inglés. Trabajamos con estudiantes de todo el mundo y la verdad es que en España el inglés sigue siendo la asignatura pendiente. Cuando los estudiantes valoran el nivel de inglés como ‘medio’ yo diría que un 70% de ese nivel ‘medio’ es más bien ‘bajo’. Si comparamos el nivel de inglés con el resto de europeos España tiene una gran oportunidad de ponerse al día en ese sentido. El 90% de los estudiantes de bachillerato alemanes son bilingües, pero no es que se consideren bilingües, es que lo son de verdad”.

¿Qué es lo que más valoran de una universidad?

Las tres cualidades más atrayentes de una universidad para sus futuros alumnos son, por este orden: poder obtener un título con convalidación tanto europea como estadounidense, poder estudiar en el extranjero durante los años de carrera  y que el plan de estudios tenga una clara orientación práctica. En un segundo nivel se sitúan: una enseñanza impartida en inglés, estudios ligados a la demanda del mercado y que los planes de estudios sean personalizados. Le dan menos valor a que la universidad sea asequible, que el cuerpo docente tenga experiencia laboral en su sector,  y –nuevamente– a la red de contactos que los estudiantes puedan crear durante sus años de estudio.

Para Plaza el hecho de que los estudiantes no den tanta importancia al precio de las carreras no significa que no les importe, sino que ven más importantes el resto de variables ya que la educación se ve cada vez más como una inversión, no como un gasto. “Los estudiantes están cambiando la mentalidad, y quieren un producto educativo bueno”, asegura el directivo. “Van a estudiar una carrera en su vida de la que va a depender su futuro y su trabajo, y piensan que merece la pena invertir más dinero para obtener una educación más global y de calidad, enfocada pricipalmente a encontrar trabajo”.

Cuando a los estudiantes se les plantean una serie de variables para atribuirlas a las públicas o a las privadas, mayoritariamente se las adjudican a los centros privados como: contar con una mayor formación práctica, grupos más reducidos, estudios más personalizados y mayores opciones de encontrar trabajo. Pese a esto, siete de cada 10 estudiantes de bachillerato entrevistados dice que le gustaría estudiar en una universidad pública y 3 de cada 10 en una privada.

Las carreras percibidas con mayores salidas laborales son las de ingeniería (32%), y las de economía (36%), por encima de aquellas del ámbito sanitario y otros estudios técnicos como arquitectura. Aun así, la respuesta es unánime: nueve de cada diez alumnos estudiará por vocación, al margen de que las carreras que elijan tengan salidas o no.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios