LA TRANSFORMACIÓN DE UN JOVEN BRASILEÑO

"Boy doll": la última locura estética es operarse para volverse asiático

un joven brasileño de 25 años que se ha sometido a una decena de operaciones cosméticas para transformar su rostro imitando a los asiáticos

Foto: Posado del joven brasileño tras someterse a varias operaciones de cirugía estética. (Facebook)
Posado del joven brasileño tras someterse a varias operaciones de cirugía estética. (Facebook)

Una de cada cinco operaciones de cirugía estética realizadas entre las mujeres asiáticas tienen como finalidad ‘occidentalizar’ sus rasgos faciales: blefaroplastia para redondear y remarcar los párpados, rinoplastia para perfilar la nariz y mucho, muchísimo botox. Una inquietante moda estética que parece transformarse justo hacia el lado opuesto. Ahora son las occidentales las que quieren imitar los rasgos estéticos asiáticos. Se trata del fenómeno de las baby dolls japonesas, de las que ya hablamos en este diario: jóvenes que quieren parecerse físicamente a los dibujos manga.

No sólo las mujeres son objeto de esta delirante obsesión por la imagen. Uno de los casos más llamativos ha sido protagonizado por un joven brasileño de 25 años que se ha sometido a una decena de operaciones cosméticas para transformar su rostro. Xiahn, como se hace llamar tras cambiarse su nombre con el afán de acercarse aún más a la cultura asiática, ha cambiado totalmente su apariencia. De ser un joven rubio y de ojos azules ha pasado a convertirse en moreno de ojos achinados y nariz plana.

Xiahn, antes de operarse. (Facebook)
Xiahn, antes de operarse. (Facebook)

Sus precedentes más cercanos son los de la joven ucraniana Valeria Lukyanova, de 23 años, y su compatriota Anastasia Shpagina. Esta última tan sólo tiene 20 años y, según ella misma ha asegurado a sus fans, ha adelgazado más de 40 kilos y se ha quitado dos costillas para convertirse en la encarnación de un personaje de manga. Incluso se ha cambiado de nombre por uno de origen japonés (Fukkacumi).

Sus vídeos en Youtube cuentan con miles de visitas, sobre todo los tutoriales en los que enseña a sus seguidoras a maquillarse como ella (el llamado 'Hada de las flores' ya ha sido reproducido más de seis millones y medio de veces). El peligro para la salud de su extrema delgadez es evidente, pero que se haya convertido en un modelo a seguir por miles de adolescentes de todo el mundo ha encendido las alarmas entre padres, educadores y psicólogos.

Enamorado de Corea del Sur

El deseo del joven brasileño por parecerse a los asiáticos se remonta, según aseguró él mismo al diario brasileño Zero Hora, a su estancia en una universidad surcoreana de Dongseo hace ahora seis años. Allí conoció a la que es su actual pareja, de origen asiático, y desde entonces se obcecó por ser “uno más”. Como relataba Xiahn, “desde que puse los dedos sobre mis párpados, los estiré y me vi reflejado en el espejo, sólo quería ser así para siempre”. Tras diez operaciones y un desembolso de unos 3.000 euros ha conseguido su objetivo.

Su página de Facebook es ahora un hervidero. Detractores y defensores dejan comentarios por igual en las fotografías que cuelga de sí mismo en la red social. “Independientemente de la religión que se profese, si se cree o no en la reencarnación, sólo tenemos una vida, y debemos mostrarnos como realmente queremos ser”, respondía a los críticos.

La atención mediática en su país natal no se ha dejado esperar. Los focos se han dirigido hacia él y parece que no le disgusta. “Me fascina el resultado de las operaciones, mi miedo era que me dejasen alguna cicatriz, pero todo ha salido bien y ya puedo ver perfectamente. Parece estar a gusto delante de los focos, a tenor de las numerosas apariciones televisivas que ya ha protagonizado, aunque, según aclara: “Para mí es normal que la gente trate de cambiar su apariencia física”.

 

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios