Estudiantes de Economía de 20 países, contra un plan docente pobre, gris y aislado. Noticias de Alma, Corazón, Vida
"DEJAD QUE LA REALIDAD ENTRE EN LAS AULAS"

Estudiantes de Economía de 20 países, contra un plan docente 'pobre, gris y aislado'

Estudiantes y economistas de reconocido prestigio, como Galbraith o Piketty, demandan un cambio en los planes de estudios de Economía a nivel mundial

Foto: Profesores y alumnos del colectivo Rethinking Economics de la Universidad de Manchester. (R.E.)
Profesores y alumnos del colectivo Rethinking Economics de la Universidad de Manchester. (R.E.)

La economía que se estudia hoy en día ya no sirve. Hay que remodelar los planes de estudios urgentemente, sacar la economía de los despachos a la calle, humanizarla, recuperar el pluralismo de teorías y métodos, aplicar estos conocimientos a la realidad y ponerlos al servicio de la sociedad para solucionar los problemas presentes y no para crearlos. Así lo reivindican medio centenar de asociaciones de estudiantes de Economía de una veintena de países. Sus demandas han atraído la atención de los diarios económicos más prestigiosos, así como de los editorialistas de la prensa generalista de Reino Unido, Francia o Alemania (The Guardian, Financial Times, Le Monde o Süddeutsche Zeitung, entre otros).

Un SOS lanzado por la neonata International Student Initiative for Pluralism in Economics (ISIPE), que cuenta con el apoyo de economistas de la talla de James Galbraith, del articulista de referencia en The Guardian Ha-Joon Chang, quien ha vendido más de 1,5 millones de libros sobre economía y, especialmente, de Thomas Piketty, el economista de moda por su obra El capital en el siglo XXI, de la que el premio nobel Paul Krugman dijo que se convertiría en la más influyente de las próximas décadas.

La urgencia impuesta por la crisis y la ausencia de respuestas coherentes desde la economía ha acelerado este movimientoEs una rebelión inusual. Silenciosa, pero transformadora; corporativista, pero abierta; purista, pero contradictoria; ideológica, pero sin oponerse a ninguna teoría en particular. Parece un oxímoron, pero precisamente es lo que plantean, que los estudios de economía dejen de ser grises y abracen la complejidad sobre la que se asientan las ciencias sociales. Pluralismo, confrontación de ideas, debate y heterogeneidad.

“La urgencia impuesta por la crisis económica y la ausencia de respuestas coherentes a esta desde el campo de la economía ha sido la chispa que ha acelerado este movimiento. Queremos estudiar economía para entender el mundo que nos rodea y generar soluciones a los problemas de la sociedad, no para desarrollar modelos matemáticos que poco o nada tienen que ver con la realidad”, apunta Diana García López, estudiante de Economía en la Universidad de Manchester y una de las fundadoras de Rethinking Economics UK.

Conexión con las “ciencias sociales hermanas”

Desde tiempo atrás venían trabajando, por separado, pero con el mismo objetivo. Ahora han decidido unirse y compartir sus experiencias para seguir caminando juntos hacia un nuevo enfoque de la economía. Califican como un “deterioro de los planes de estudio” que hayan desaparecido asignaturas como Historia del Pensamiento Económico o que se haya dejado de lado el aprendizaje metodológico y la conexión con otras disciplinas.

El objeto último de estudio es la sociedad, por lo que su naturaleza es compleja y precisa tender puentes con otras ciencias sociales“La pluralidad debe ser intrínseca a todas las ciencias, pero la economía se ha vuelto monolítica y se ha encerrado en sí misma, es una especie de burbuja obsesionada por el formalismo, que ignora la pluralidad de ideas y se limita a desarrollar modelos matemáticos cuanto más abstractos y cuanta menor aplicación práctica mejor”, lamenta García. Por ello, no es de extrañar que estos estudiantes y profesores beban del denominado movimiento postautista de la economía, nacido en el año 2000 en La Sorbona.

El principal problema o error en el que han caído los economistas y los responsables de desarrollar los planes de estudios en esta especialidad es que, según añade la joven española, “se han olvidado de qué está detrás de las variables empleadas, cómo se llega a tal o cual modelo. El objeto último de estudio es la sociedad, por lo que su naturaleza es compleja y precisa tender puentes con otras ciencias sociales hermanas para caminar en una misma dirección, haciendo que la economía vuelva a estar al servicio de la sociedad”. El exceso de los métodos cuantitativos y la práctica extinción de los cualitativos, empleados en las ciencias sociales, es otra de las tendencias que han contribuido al supuesto “empobrecimiento de los planes de estudio” que denuncian.

El economista Thomas Piketty durante una conferencia.
El economista Thomas Piketty durante una conferencia.

Responsabilidad social

La intencionalidad de la economía es otro de los pilares sobre los que llama la atención este movimiento internacional de estudiantes y profesores de economía. “Las soluciones deben proponerse desde diferentes ángulos, no sólo desde las matemáticas”, insiste García. De lo contrario, sólo se generará frustración, tanto entre los estudiantes como entre los profesores e investigadores.

Un caldo de cultivo que ha hecho que esta iniciativa haya cogido cuerpo en apenas unas semanas, sin importar ni la ideología ni la corriente económica que se defienda. Todos están en el mismo barco. Incluso, según remarca esta estudiante, también incumbe a diferentes instituciones, sindicatos y a la sociedad civil en general (en España, por ejemplo, una de las organizaciones no universitarias que ya ha mostrado su apoyo es Econonuestra).

“La ciudadanía comienza a ser consciente de que sin tener conocimientos sobre economía no se pueden solucionar los problemas que afectan a la sociedad. A la gente le interesa cada vez más la economía porque se sabe qué consecuencias tiene, y no podemos estar desconectados de este fenómeno, a pesar de que muchos profesores prefieran seguir encerrados en sus torres de marfil. Esto nos afecta a todos y, especialmente a los economistas, es una responsabilidad social”, sentencia García.

Puede leer aquí el 'Llamamiento internacional de estudiantes de económicas a favor de una enseñanza pluralista' (en castellano).

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios