Los accidentes más estúpidos y comunes que pueden llevarte a la sala de urgencias
  1. Alma, Corazón, Vida
PUEDES EVITARLOS SIGUIENDO ESTOS CONSEJOS

Los accidentes más estúpidos y comunes que pueden llevarte a la sala de urgencias

Cada cinco minutos ocurre un accidente doméstico grave. Una buena parte de ellos son graves, pero pueden prevenirse adoptando una serie de hábitos

placeholder Foto: La cocina es el lugar de la casa donde se producen más accidentes domésticos. (Corbis)
La cocina es el lugar de la casa donde se producen más accidentes domésticos. (Corbis)

Cada cinco minutos ocurre un accidente doméstico grave. Ni todos son evitables, ni todos provocan que se acabe en urgencias, pero una buena parte de ellos, como las quemaduras, las intoxicaciones, las caídas, los atropellos y los cortes son especialmente peligrosos, sobre todo para menores y ancianos, y pueden eludirse adoptando una serie de sencillos hábitos preventivos.

Quien lo advierte es el médico de urgencias Gerald Kierzek, que acaba de publicar 101 consejos para no acabar en urgencias, un libro en el que enumera los accidentes más estúpidos, aunque no por ello los más habituales. Sólo en Francia, apunta, se producen 4,5 millones de accidentes domésticos, de los cuales medio millón necesitan atención médica. De entre ellos, alrededor de 20.000 son mortales. En España, la cifra de accidentes domésticos graves asciende a 1,7 millones, según los datos del estudio sobre Detección de Accidentes Domésticos y de Ocio (informe DADO).

Cortes y quemaduras

La cocina es el lugar de la casa donde se concentrala mayoría de accidentes domésticos. Además de los riesgos de contaminación alimentaria, que trataremos en el siguiente punto, en la cocina se hallan multitud de utensilios peligrosos:cuchillos, cristales, tenedores, tablas de corte, ollas, sartenes, productos químicos e, incluso, el fuego en caso de fogones tradicionales.

Por eso, se deben tener en cuenta varios aspectos en este sentido, sobre todo si se tienen niños,como evitar que los mangos de las sartenes o las ollas sobresalgan de los fogones; cocinar con los fogones que quedan situados más en el interior; guardar los utensilios peligrosos como cuchillos, cortadores, tenedores, tijeras o detergentes de manera segura fuera del alcance de los niños; no dejar los cuchillos con la parte afilada hacia arriba y no cortar nunca en dirección hacia uno mismo. Respecto a los consejos para evitar cortes por el uso del cuchillo, el siguiente vídeo ofrece algunos consejos básicos.

Intoxicaciones alimentarias

Las latas de conserva tienen grandes ventajas para mantener los valores nutricionales de los alimentos, así como su sabor y textura, durante un largo periodo de tiempo. Sin embargo, pueden ser fuente de intoxicaciones alimentarias. El mejor indicativo para saber si la conserva está en malas condiciones es si al abrirla hace el mismo ruido que cuando se abre un refresco.

Ahora que comienza a llegar el calor, es más fácil que los alimentos se estropeen. Si realizamos algún viaje o excursión en los que llevemos comida, debemos ser muy cuidadosos con los productos frescos y preparados de alto riesgo como la mayonesa. Los síntomas de una intoxicación alimentaria son similares a los de una gripe y, por lo general, incluyen náuseas, dolor de estómago, vómitos y diarrea.

Caídas

Las escaleras son el espacio en el que se concentran la mayoría de caídas, muchas de ellas graves. Hay que prestarles especial atención, evitando bajarlas con las manos en los bolsillos (más habitual de lo que puede pensarse) y haciendo uso del pasamanos. Saltar los peldaños de dos en dos tampoco es buena idea, una costumbre que suelen tener los niños y que está detrás de una multitud de esguinces de tobillo. Si se tienen escaleras en casa y los niños son muy pequeños, es recomendable instalar verjas.

Lesiones en bici

El casco debería ser el mejor amigo del ciclista, pues evita numerosas lesiones. Asimismo, las luces y chalecos reflectantes son imprescindibles para hacernos visibles al resto de conductores, sobre todo si se circula por carretera. Ajustar bien el sillín con respecto a los pedales y procurar tener buenas posturas, sin sentir que estamos forzando el cuerpo, es otro elemento de seguridad que evitará el desarrollo, por ejemplo, de una tendinitis, o que se fuercen las zonas lumbares y cervicales. No olvides el mantenimiento mecánico de todos los componentes.

No deje los cuchillos con la parte afilada hacia arriba y no corte nunca en dirección hacia sí mismo

Ahogamientos

Cada año más de 830 niños de hasta 14 años mueren por ahogamiento accidentalen este país.La principal máxima es de sobra conocida: nunca dejen a los niños solos en la piscina, independientemente de su edad o su nivel de natación. En las piscinas con socorrista no suele haber problemas, pero es muy habitual que los niños jueguen en las piscinas domésticas sin supervisión. Por ello es recomendable instalar verjas alrededor de estas, de al menos metro y medio de alto, para que los niños no accedan a la piscina sin nuestra vigilancia. Según Safe Kids esta simple medida podría prevenir entre el 50 y el 90% de los accidentes.

Atropellos

El exceso de confianza de los viandantes en los pasos de peatones se convierte en un cóctel explosivo cuando se mezcla con los descuidos de los conductores, la falta de visibilidad o la velocidad inadecuada. En España,el 40% de los atropellos se producen en pasos de cebrao zonas de tránsito reguladas por semáforos, las cifras más altas de la UE. El perfil prototipo de las víctimas es el de un menor de 14 años o un mayor de 65. La gran mayoría en zonas urbanas y a plena luz del día.

Las prisas, los auriculares y la confianzaciega en que el color verde para los peatones nos protegerá de cualquier atropello son factores que aumentan la peligrosidad de estos pasos habilitados. Varios ayuntamientos españoles ya están tratando de concienciar sobre ello a la ciudadanía con una campaña que consiste en pintar mensajes en los pasos de cebra como: “Uno de cada tres muertos en accidente de tráfico iba a pie”.

Una de las actividades cotidianas que más nos desconecta del mundo exterior es hablar por el teléfono móvil. Una práctica que al cabo del día consume una considerable cantidad de nuestro tiempo, y que realizamos indistintamente cuando vamos caminando por la calle, en bici o, los más temerarios, en coche o bicicleta. Una vez más, el exceso de confianza yla desconcentraciónque conlleva mantener una conversación telefónica pueden provocar un siniestro en forma de atropello o de caída por las escaleras.

Bienestar Niños Ocio Accidentes Dolor
El redactor recomienda