Más grasas, nada de carbohidratos: recetas para un buen desayuno
  1. Alma, Corazón, Vida
LA PRIMERA COMIDA DEL DÍA ES IMPORTANTE

Más grasas, nada de carbohidratos: recetas para un buen desayuno

Tomar un desayuno bajo en carbohidratos es una buena idea para mantener nuestra línea, pero no estamos acostumbrados. Estas recetas son la clave

Foto: Los huevos con bacón pueden ser un desayuno de lo más sano. (Peter Frank/Corbis)
Los huevos con bacón pueden ser un desayuno de lo más sano. (Peter Frank/Corbis)

En un importante estudio publicado en 2012 en el International Journal of Obesity, un grupo de científicos de la Universidad de Alabama llegaron a la conclusión de que una alimentación matinal rica en grasas contribuye a mantener un perfil metabólico normal. Por el contrario, las personas que inician el día consumiendo alimentos ricos en carbohidratos tienden a retener más las grasas cuando ingieren otro tipo de alimentos, además de tener unas posibilidades más altas de sufrir síndrome metabólico.

Tomar un desayuno bajo en carbohidratos (el nutriente que más ampliamente se consume en la primera comida del día) parece ser una buena idea para mantener nuestra línea, pero es complicado. No estamos acostumbrados a prescindir del pan, la bollería o los cereales, pero hay alternativas, como estas 5sencillas recetas, donde los vegetales, las frutas y los huevos son los protagonistas.

1. Los huevos revueltos perfectos

Ingredientes:

  • Huevos
  • Aceite de oliva o mantequilla
  • Leche entera o nata liquida (opcional)
  • Cebollino o perejil, sal y pimienta

Preparación:

Los huevos revueltos son el desayuno perfecto si se quiere evitar el consumo de carbohidratos en la primera comida del día. Es un plato muy sencillo de preparar que sólo tiene un truco: hacer los huevos a fuego lento. Basta con batir bien los huevos, calentar en la sartén aceite o mantequilla (en España no estamos muy habituados a esto, pero la mantequilla le da una cremosidad que le viene muy bien al revuelto) y verter los huevos. Deja que se hagan hasta que empiecen a pegarse al fono de la sartén, en unos 30 segundos, entonces empieza a remover lentamente, sin parar, durante 3 o 4 minutos. Después añade si quieres una cucharada de leche o nata líquida, que le dará cremosidad, el perejil y el cebollino picado y la sal y la pimienta. En un 1 minuto más estarán listos.

2. Yogur con fruta

Ingredientes:

  • Yogur
  • Fruta

Preparación:

El yogur y la fruta son la mejor alternativa para un desayuno sano bajo en carbohidratos. Cualquier fruta le sienta bien al yogur, basta con que elijas la que esté de temporada. En invierno tendrás que tirar de mandarinas, manzanas, peras y plátanos. Cuando empiece el verano lo mejor son melocotones, nectarinas y fresas. La preparación no tiene ningún misterio, simplemente lava, pela y corta la fruta y mézclala con el yogur en un bol. Más rápido imposible.

3. Burrito paleolítico

Ingredientes:

  • 2lonchas de jamón york
  • 2 huevos
  • ¼ de vaso de vegetales picados (espinacas, cebolla, pimientos, tomate…)
  • Aceite y sal

Preparación:

Ni que decir tiene que en el paleolítico no existía nada parecido a un burrito, pero la famosa dieta paleolítica limita el consumo de carbohidratos y este burrito en el que la tortilla es sustituida por jamón york es perfecto para la misma. Su preparación es muy sencilla. Basta con realizar un salteado con las verduras (puede ser cualquier combinación de temporadas de esta), y verter dos huevos batidos sobre éstas. Tras preparar el revuelto se debe colocar la mezcla en las lonchas de jamón (que deben ser tirando a gruesas) y formar un rollito con estas. Se ponen a tostar unos segundos en una sartén y listo.

4. Huevos en nube

Ingredientes:

  • 4 huevos
  • ¼ de vaso de queso curado rallado
  • ¼ de vaso de cebollino picado
  • ¼ de baso de bacón en trozos pequeños
  • Pimienta

Preparación:

Coge cuatro huevos y echa la clara en un bol y las yemas en cuatro recipientes pequeños, por separado. Bate las claras, e incorpora el queso, el cebollino y el bacón. Coloca la mezcla en cuatro montones sobre una fuente de horno y haz un hueco en cada uno (para luego meter la yema). Hornea las “nubes” durante 3 minutos a 220 grados, después introduce las yemas en los huevos y vuelve a hornear hasta que estén echas, en unos dos minutos.

5. “Pizza” de huevo

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 4 o 5 tomates cherry
  • 6 rodajas de pepperoni (vale cualquier otro embutido)
  • 6 u 8 aceitunas negras, en rodajas
  • Un puñado de mozzarella rallada
  • Aceite, orégano, pimienta y sal

Preparación:

Pese al nombre, esta receta es más parecida a una tortilla que a una pizza, aunque su aspecto sea el de ésta última. Es rápido, sencillo, fácilmente modificable (puedes echar cualquier ingrediente a la base) y perfecto también para hacer de cena. Simplemente bate dos huevos, echa las especias y vierte la mezcla en una sartén a fuego medio-fuerte. Cuando la tortilla esté medio hecha, echa el resto de ingredientes, bien cortados en trozos pequeños y distribuidos por toda la sartén. Baja el fuego, tapa la sartén y cocina la mezcla 3 o 4 minutos hasta que los huevos estén completamente hechos y el queso fundido.