TODOS TIENEN MENOS DE 30 AÑOS

Estos son los próximos billonarios, según Forbes (y Wall Street se mofa de ellos)

Los nombres norteamericanos dominan claramente el listado, pero la revista económica también reserva algunos puestos a europeos y asiáticos

Foto: El joven de 22 años Evan Spiegel, cofundador de Snapchat, valorada en 2.200 millones de euros.
El joven de 22 años Evan Spiegel, cofundador de Snapchat, valorada en 2.200 millones de euros.

La mayoría de los jóvenes menores de 30 años que se convertirán en los multimillonarios del mañana, según la revista Forbes, aún no son demasiado conocidos entre el gran público. A pesar de este relativo anonimato y juventud, sus fortunas ya son cuantiosas, al igual que sus méritos profesionales, el aspecto más valorado para configurar la lista anual de los 30 under 30.

Muchos de ellos han sido artífices de verdaderas revoluciones en sus respectivos campos, si no recordemos a Mark Zuckerberg, que creó Facebook cuando apenas contaba con 20 años. Una edad similar a la de otros muchos fundadores de startups que han logrado cambiar la forma de entender sus respectivos ámbitos de negocio, desde el marketing online y las energías renovables hasta las finanzas o las nuevas tecnologías.

Cómo no, entre los demiurgos que darán forma al mundo del mañana no sólo hay talentosos ingenieros y perspicaces gestores. Las celebrities también ocupan lugares destacados, algunas incluso sin llegar a la mayoría de edad, y que ya copan el foco de atención mediático. Este último es el caso de Justin Bieber, Ella Yelich-O'Connor (Lorde, según su nombre artístico) o los componentes de One Direction.

Estos jóvenes han cambiado la forma de entender los negocios en sus respectivos campos de especializaciónLos nombres norteamericanos dominan claramente el listado, sobre todo en las posiciones más altas, pero Forbes también reserva una cierta distribución de la riqueza y el poder del futuro a unos pocos elegidos de Europa y Asia. Los cabecillas que lideran cada lista también coinciden en que muchos han estudiado en las universidades de la denominada Ivy League, formada por ocho de las universidades más prestigiosas de EEUU, como Columbia, Cornell, Harvard, Yale o Princeton.

La carcajada general de Wall Street

La elección de la revista Forbes ha levantado tantas pasiones como odios. El supuesto talento de estos jóvenes y las cuentas de resultados de sus empresas “son solamente humo” para muchos de los expertos inversores de Wall Street o Silicon Valley, además de “niños engreídos por haber estudiado en universidades caras”.

Los últimos post de varios blogs publicados por especialistas del parqué norteamericano han coincidido en criticar a los personajes de la lista, ensañándose principalmente con Lucas Duplan (22 años, fundador de Clinkle), Nic Borg (27 años, cofundador de Edmodo) o Trip Adler (29 años, cofundador de Scribd). Por supuesto, tampoco están exentas del desprecio las celebrities antes citadas, aunque en sus casos prefieren no perder el tiempo en argumentar la evidente crítica.

Las más acaloradas críticas se han centrado en la prensa especializada, hasta el punto de que el diario económico Business Insider se ha hecho eco de algunos de los comentarios recibidos en la redacción a propósito de la publicación del listado. ‘Wall Street se está riendo de la lista de Forbes '30 under 30’, titulaba la periodista económica Linette López para comentar los numerosos mensajes firmados por expertos financieros mofándose de estos jóvenes. Estas son las víctimas de Wall Street, según las ha retratado la revista Forbes:

Finanzas. Lucas Duplan (22 años, fundador de Clinkle)

Tan sólo un año después de licenciarse en Informática por la Universidad de Stanford, Duplan logró reunir una inversión de más de 22 millones de dólares para lanzar esta compañía especializada en transacciones financieras digitales a través del móvil. A su corta edad ya es uno de los más aclamados cerebros de Silicon Valley, al que han querido arrimarse fortunas como Richard Branson, Peter Thiel, Andreessen Horowitz o el ex director financiero de Netflix Barry McCarthy, que ahora es director de operaciones de Clinkle.

Tecnología. Evan Spiegel y Bobby Murphy (22 y 23 años, fundadores de Snapchat)

Los creadores de esta aplicación dedicada al envío de fotos y mensajes que se pueden eliminar en uno o diez segundos, rechazaron una oferta de adquisición de Facebook por valor de 2.200 millones de euros. Una cifra astronómica a la que no sucumbieron estos antiguos alumnos de Stanford, denominados los “disruptores digitales” por el celo en pro de la privacidad que pretenden imprimir al mundo de las nuevas tecnologías.

Emprendimiento social. Shiza Shahid (24 años, cofundadora de Malala Fund)

Fue el exprimer ministro británico, Gordon Brown, quien se dirigió personalmente a esta consultora de McKinsey, muy cercana a la familia de Malala y responsable de anunciar al mundo su particular lucha, para que creara la fundación, después de escuchar su discurso en la ONU. Desde entonces ha sido todo un éxito sin precedentes del marketing social y de la reivindicación de los derechos humanos en todo el mundo. Hasta que fue nominada al Nobel de la Paz ha recaudado más de 300.000 euros en donaciones directas. El libro autobiográfico de Malala ha sido traducido a más de 30 idiomas y se espera que este año se estrene un documental producido por Davis Guggenheim.

Ocio-videojuegos. Palmer Luckey (21 años, fundador de Oculus VR)

La realidad virtual ya no es ciencia ficción gracias a este joven de 21 años de edad. Luckey es uno de los prodigios de la ingeniería de este nuevo siglo, quien comenzó a montar sus propias pantallas VR cuando aún estudiaba en el instituto. En la universidad creó su primer prototipo para videojuegos con realidad virtual. Aunque la comercialización de estos dispositivos aún está en fase experimental, ya ha recaudado más de 67 millones de euros de capital riesgo.

Ciencia y salud. Divya Nag (22 años, cofundadora de Stem Cell Theranostics y StartX Med)

El 90% de los medicamentos que llegan a la fase del ensayo clínico fracasan, lo que supone un gran dispendio para la industria farmacéutica, pero Nag ha dado con la solución: una nueva tecnología basada en células madre. La responsable ha sido su compañía Stem Cell Theranostics, que consiguió más de 16 millones de euros del Instituto de Medicina Regenerativa de California para desarrollar dicha tecnología. Para ello incluso abandonó sus estudios en Stanford y ahora ha fundado también StartX Med con objetivos similares.

Educación y conocimiento. Nic Borg (27 años, cofundador de Edmodo)

Las startups sobre e-learning y cursos online han proliferado enormemente después de que Edmodo viese la luz, que tan sólo durante el último ejercicio recaudó más de 20 millones de euros. Consideradas como el "Facebook para dar clases", estas herramientas informáticas cuentan con más de 30 millones de usuarios. Edmodo no crea contenidos propios, sino que se presenta como una plataforma gratuita para que los profesores, los estudiantes y los padres puedan interactuar y compartir conocimientos, deberes o exámenes.

Medios sociales. Trip Adler (29 años, cofundador de Scribd)

Licenciado en biofísica por Harvard, Adler ha revolucionado la forma del consumo informativo, simplemente, “permitiendo que el lector sólo tenga que pensar qué quiere leer, en lugar de pensar dónde leerlo o dónde comprarlo”. Para ello ha creado una plataforma de pago para compartir contenidos online y que pretende ser “la biblioteca del mundo”. De momento cuenta con 80 millones de usuarios.

Alimentación y bebidas. Meg Gill (28 años, cofundadora de Golden Road Brewing)

Artífice de la moda de la cerveza artesanal, que también ha pegado con fuerza en España. Su marca de este tipo de bebidas produjo 15.000 barriles el pasado año y espera duplicar la producción este próximo. Según Forbes, se trata de la empresa de bebidas alcohólicas con un crecimiento más rápido en EEUU. Durante su etapa universitaria en Yale ya comenzó a comercializar cervezas de alta gama. Desde entonces ha facturado cerca de diez millones de euros.

Cine. Olivia Wilde (29 años, fundadora Conscious Commerce)

La actriz y emprendedora social ha revolucionado el mundo de la filantropía o, al menos, la forma de recaudar fondos. Ideóloga de Conscious Commerce, Wilde es otra de las mentes más lúcidas del marketing social, logrando en cada una de sus campañas que los usuarios o clientes asocien una causa concreta con una marca. Además, le ha dado la vuelta a las decisiones de consumo convirtiéndolas en una forma más de hacer política. Una tendencia que cada día gana más adeptos.

Música. Bruno Mars (28 años, cantante)

Con dos discos de platino y 14 nominaciones a los premios Grammy, Mars ha sido la voz de la SuperBowl, el evento anual de EEUU con más telespectadores, en una ascendente y multimillonaria carrera. Todo ello con tan sólo dos discos en la calle.

Deportes. Maria Sharapova (26 años, tenista y modelo)

La ganadora de cuatro abiertos del Grand Slam y actual número tres del mundo en el ranking de la WTA no sólo destaca por sus cualidades como tenista, sino que Sharapova vende, y mucho. Se trata de la deportista mejor pagada del mundo, aunque de los 21,2 millones de euros que ingresó el pasado año 2013, 17 de ellos provinieron por actividades ajenas a la pista de tenis. El año pasado también lanzó su primer negocio, una marca de dulces denominada Sugarpova, con unos ingresos estimados en 4,4 millones de euros. "Los negocios han sido siempre una de mis pasiones", ha reconocido en más de una ocasión.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios