CÓMO EVITAR LOS DOLORES DE ESTÓMAGO

Los mejores y peores alimentos para tener una buena digestión

Los problemas estomacales están provocados en su gran mayoría por la mala digestión de los alimentos. Unos molestos trastornos que cada vez afectan a más gente

Foto: Los mejores y peores alimentos para tener una buena digestión
Los mejores y peores alimentos para tener una buena digestión
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Los problemas estomacales están provocados en su gran mayoría por la mala digestión de los alimentos. Unos molestos trastornos que cada vez afectan a más gente debido al frenético ritmo de vida, al estrés o a los nervios. Los hábitos alimentarios son fundamentales para regular los procesos digestivos y, con ello, impedir que muchos de los nutrientes de los alimentos se pierdan porque el organismo no los aprovecha bien si tiene dificultades para digerirlos. Para ello, proponemos una lista de los seis alimentos más indicados para mejorar la digestión, así como otra lista de los que más la entorpecen. Entre los primeros se encuentran los siguientes:

    Yogur

    Es el mejor aliado del aparato digestivo porque protege contra la acidez natural del estómago y previene y controla infecciones, diarrea, estreñimiento y colitis. Las bacterias que contienen ayudan a reponer la flora intestinal, por lo que siempre se recomiendan después de someterse a un tratamiento con antibióticos. Para aprovechar al máximo sus propiedades hay que cerciorarse de que en la etiqueta ponga que las bacterias provienen de cultivos vivos y activos.

    Coles

    La fibra que contienen estos alimentos favorece enormemente la digestión. Otro de los factores por los que son beneficiosos es que combaten las bacterias dañinas del estómago al ser muy ricas en ácido láctico. Por otra parte, contrarrestan los desarreglos intestinales como el estreñimiento y la diarrea.

    Carnes blancas

    Este tipo de carnes, principalmente el pollo, son de fácil digestión y se recomienda su consumo si se sufre algún tipo de afección gástrica, así como si se tienen niveles altos de ácido úrico en sangre. Por el contrario, las carnes rojas tienden a ser mucho más grasientas y a ralentizar o entorpecer los procesos digestivos.

    Arroz

    Es una buena fuente de fibra, por lo que ayuda enormemente a tener una buena digestión, sobre todo si es integral. Esta gran cantidad de fibra también ayuda a reducir el colesterol. Al igual que las pastas, al ser ricos en hidratos de carbono, su digestión ya comienza a realizarse en la boca debido a la presencia de una enzima, denominada ptialina, que queda momentáneamente detenida en el estómago, donde se digieren principalmente las proteínas.

    Plátanos

    Es una de las frutas más digeribles y que mejor combaten la acidez estomacal. Su blanda y suave textura, junto a su alto contenido en celulosa, mejoran la digestión. Además también contienen fibra, por lo que facilita el trabajo intestinal y alivia o previene el estreñimiento.

    Jengibre

    Esta especie tiene claros beneficios en el aparto digestivo porque estimula el páncreas, aumenta la producción de encimas que favorecen la digestión y evita la aparición de una serie de efectos secundarios relacionados con la mala absorción de los mismos. Por otra parte, su poder antibacteriano reduce los problemas estomacales producidos por las alteraciones de la flora intestinal.

    PERJUDICIALES PARA LA DIGESTIÓN

    Las comidas más perjudiciales para la digestión son todas aquellas ricas en grasas porque potencian la acidez y el ardor de estómago, por lo que su consumo debe ser moderado. Entre los alimentos que más potencian estos problemas se encuentran los siguientes:

    Guindillas

    El picante, ya sea tabasco, chile o guindillas, irrita el esófago, causa acidez y dolor estomacal si se consume en exceso. Al irritar las mucosas del sistema digestivo puede provocar otros trastornos como el ardor o la diarrea.

    Lácteos

    Para las personas intolerantes a la lactosa –se calcula que hasta un tercio de la población podría serlo, aunque un alto porcentaje de los afectados lo desconocen– el consumo de leche o derivados puede causar diarrea, gases y distensión abdominal.

    Alcohol

    El consumo de bebidas alcohólicas en exceso provoca acidez estomacal y puede inflamar la mucosa del estómago, impidiendo así la prevención de ciertas enzimas y que los nutrientes sean absorbidos adecuadamente. Su ingesta excesiva llega a causar diarrea, pero en cantidades moderadas no debería causar irritación del tracto digestivo a menos que se tengan problemas gastrointestinales.

    Chocolate

    Las personas con estreñimiento o con irritación intestinal deben evitar el consumo de chocolate para no empeorar sus problemas. Tampoco es recomendable para las personas intolerables a la lactosa, ya que la mayoría de dulces a base de cacao contienen leche. Por otra parte, puede contener cafeína, aunque en cantidades mínimas, por lo que en ciertos casos es el causante de diarreas y dolores estomacales.

    Café, té y bebidas con carbohidratos

    Las bebidas con cafeína, teína y con carbohidratos irritan el esófago aumentando los niveles de acidez estomacal. Además, pueden provocar efectos diuréticos, llegando a causar diarrea o dolor de estómago. Para las personas con acidez es extremadamente necesario que eviten las infusiones de menta.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    2 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios