UNA PERIODISTA FRANCESA RENUNCIA AL SEXO CON OTRAS PERSONAS

Elegir la soledad antes que a los amantes

¿Vivir sin sexo por voluntad propia y sin presiones externas de ningún tipo? Puede parecer extraño, pero es una opción vital como cualquier otra. De hecho,

Foto: Elegir la soledad antes que a los amantes
Elegir la soledad antes que a los amantes
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    ¿Vivir sin sexo por voluntad propia y sin presiones externas de ningún tipo? Puede parecer extraño, pero es una opción vital como cualquier otra. De hecho, es la que ha elegido la periodista francesa Sophie Fontanel, quien tras muchos años conociendo amantes y novios, ha decidido plantarse y comenzar a vivir sin compartir su cuerpo con los hombres.

    A sus 49 años la parisina, estando en el campo, decidió un día cortar por lo sano sus relaciones sexuales con amantes que la aburrían o no eran capaces de satisfacerla plenamente. Y no es que se haya decantado por la abstinencia, ni mucho menos, pues ella misma defiende desde los periódicos franceses que no tener sexo con otras personas no significa no tener nada de sexo, y que “siempre nos quedan los sueños, la imaginación y la autosatisfacción”.

    Ante semejante actitud, la de una mujer que decide serenamente permanecer sola “mejor que mantener relaciones deprimentes”, parte de la sociedad francesa se ha levantado en armas acusándola de lesbiana (como si fuera algo negativo), neurótica, frígida o deprimida. El propio Le Figaro publicaba un artículo sobre Fontanel que la criticaba alegando que “uno no convida impúdicamente a al mundo entero al escaparate de su vida sexual. Sobre todo, si no hay nada que mostrar”.

    Y es que la periodista, autora de un conocido blog en la revista ELLE, publicó un ensayo autobiográfico titulado L`Envie (que podría traducirse como ‘el deseo’) en el que defendía su solitaria postura. El libro levantó ampollas entre los más puritanos, pero también causó euforia entre muchas de las lectoras habituales de Fontanel e incluso algunas se sumaron a su iniciativa.

    Para el sexólogo José Luis Beiztegui esta actitud es “del todo sana” siempre que no haya sido inducida por una secta o algún tipo de presión religiosa o ideológica. “Puede que resulte extraña esta actitud, pero no entiendo porqué se critica si es una decisión soberana que no hace daño a nadie”, continúa.

    “Si alguien quiere renegar de la erótica y de las conductas sexuales en pareja, que lo haga. Y si algún día vuelve a sentir la necesidad de mantener relaciones, que lo haga también, no veo nada de malo en ello”, añade el sexólogo.

    Efectivamente, Fontanel ha declarado en algunas revistas que su decisión es “temporal” y que, aunque no quiere determinar el periodo de tiempo que durará su particular ‘abstinencia’ tampoco descarta que algún día termine. Mientras tanto, tendrá que hacer frente a la incomprensión de esa parte de la sociedad que la critica y que lo hace, en su opinión, “porque enfrentarse a mi soledad les supone enfrentarse a la suya propia”.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    5 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios