Cómo aparentar menos edad de la que tiene

Con algo de suerte, nadie se libra de envejecer. No se sabe mucho sobre las razones de la longevidad y las teorías no se ponen de

Con algo de suerte, nadie se libra de envejecer. No se sabe mucho sobre las razones de la longevidad y las teorías no se ponen de acuerdo en colocar aquí o allí los motivos de hacerse viejos. “Desde que nacemos, ya empezamos a envejecer”, cuenta el doctor Cidón Madrigal, homeópata y doctor en medicina y cirugía. Desde que nacemos, a todos se nos pone en marcha un reloj biológico que a unos se les adelanta, por eso envejecen más deprisa. Otros lo llevan en hora y se hacen viejos a su tiempo. Están los que lo retrasan y aparentan menos años de los que tienen. “Es responsabilidad de cada uno de nosotros adelantar o retrasar el reloj biológico”, dice el doctor Madrigal. La cultura, la nutrición, el ambiente y la genética también tienen algo de culpa. Tome nota.

 

La longevidad de una persona está definida en un 75% por el modelo de vida que lleva. Son los genes del organismo los que ‘dan cuerda’ a la otra cuarta parte del reloj interno. Así, cada una de las células que componen el ser humano tiene también su propio reloj biológico, va a su propio ritmo y se adapta al ritmo de otras células con las que comparte ciertas funciones. Según va pasando la vida, llega un momento en que la masa muscular va disminuyendo y la grasa le toma la delantera. Es entonces cuando empieza a notarse lo que se entiende por envejecimiento. Que vaya más rápido o más lento que los de su edad depende del estilo de vida que haya decidido tomar.

 

El doctor Madrigal insiste en que hoy en día se presume de tener grandes hospitales y una tecnología a la última. “La tecnología ayuda a prolongar el sufrimiento. Hay que invertir en prevenir que aparezcan enfermedades”, reclama el homeópata. El motor humano falla al faltarle lo más básico: llevar un estilo de vida saludable. Si se analiza el perfil de la gente más longeva del mundo, se sabe que ha sido gente que vivía tranquila fuera de las grandes urbes, lejos de la contaminación, no fumaba y bebía agua de manantiales, sin estrés y con una dieta adecuada.  

 

Controlar las emociones y respetar el ciclo del día también afecta al envejecimiento prematuro. “El estrés, el odio, la envidia… recome a la gente y agota al cuerpo”. No dormir las horas que el cuerpo necesita o hacerlo a deshoras tampoco ayuda. “Al final necesitas un café para despertarte y un Valium para dormir”. Son síntomas de que se le están dando alas al envejecimiento prematuro.

 

Los mayores enemigos de una piel joven son los alimentos que provocan el envejecimiento de las arterias, “los que nos matan lenta y progresivamente”, como las carnes rojas. Los tópicos que elevan el índice de colesterol, como las frituras y salsas con mucha grasa,  puede incluso añadir entre 6 y 18 años la edad real. “Fuera todos los azúcares”. El secreto en la elección de los alimentos que ralentizan el envejecimiento es, básicamente, alimentarse a base de “productos ricos en nutrientes y con bajas calorías, como las verduras, las legumbres, la fruta”. Los ejercicios físicos quedan incluidos en la receta rejuvenecedora del médico.

¿Por qué mueren las células? Hay muchas teorías que dicen haber encontrado la respuesta, pero ninguna es fiable. Hay células que no se renuevan nunca, como las neuronas del sistema nervioso o las células musculares del corazón. Por eso cuando falla produce efectos irreversibles. En cambio, otros órganos mutan con el tiempo (la piel, las células de la sangre…). Son los que tras una lesión se reparan sin problema. La teoría más aceptada hoy día es la de los radicales libres. “Los radicales libres son unas sustancias que aparecen con los procesos normales del metabolismo de la célula. Estas sustancias reaccionan rápidamente (oxidan) con cualquier otra sustancia de la célula (proteínas, ADN, membrana) y la destruyen”. A la larga, el organismo no es capaz de eliminar sus radicales libres y va dañándose. Por eso, el doctor Madrigal apuesta “por no oxidar al cuerpo”. Echarle más grasa de la cuenta, depende de nosotros mismos.

Alma, Corazón, Vida
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios