Almohada con soporte y ejercicio para aliviar el dolor de cuello

Dormir con una almohada con soporte para el cuello y hacer ejercicios puede ayudar a aliviar el dolor crónico, indicaron investigadores en Canadá. "Nuestros resultados indican

Foto: Almohada con soporte y ejercicio para aliviar el dolor de cuello
Almohada con soporte y ejercicio para aliviar el dolor de cuello
Autor
Tags
    Tiempo de lectura2 min

    Dormir con una almohada con soporte para el cuello y hacer ejercicios puede ayudar a aliviar el dolor crónico, indicaron investigadores en Canadá. "Nuestros resultados indican que las personas con dolor de cuello crónico deberían recibir tratamiento de profesionales entrenados para enseñarles los ejercicios y el uso adecuado de una almohada con soporte para el cuello", señaló el equipo dirigido por el doctor Hugh A. Smythe, de la Universidad de Toronto.

    Sin embargo, "esas estrategias no tendrán los resultados clínicos deseados si se usan individualmente", agregó Smythe. El dolor de cuello es bastante frecuente y suele mejorar sin tratamiento, pero los casos en los que dura más de dos meses suelen transformarse en dolor crónico, explicaron los autores en Journal of Rheumatology.

    El equipo destacó que existe poca información disponible sobre qué tratamiento sería el más efectivo. Para investigarlo, los autores dividieron a 151 hombres y mujeres con dolor de cuello crónico en cuatro grupos. Una cohorte de control recibió masajes y usó almohadillas calientes y frías; otro grupo realizó el tratamiento más ejercicio; un tercero recibió el tratamiento "de control" y durmió con una almohada con soporte para el cuello; y el último efectuó los tres tratamientos.

    Los ejercicios de cuello duraron de cinco a 10 minutos e incluyeron movimientos isométricos de la cabeza, el cuello y los hombros. Los participantes comenzaron con los ejercicios bajo supervisión de un fisioterapeuta entrenado, y luego pudieron hacerlos solos en el hogar. A las 12 semanas del estudio, las personas que habían usado la almohada y habían hecho ejercicio dijeron que el dolor de cuello había disminuido, lo que no ocurrió en los otros tres grupos.

    Los participantes sentían un dolor relativamente leve, por lo que los resultados no podrían extrapolarse a las personas con dolor de cuello severo por fibromialgia, destacaron los autores.

    Alma, Corazón, Vida
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios