La cebolla y el ajo previene el desarrollo de varios tipos de cáncer
  1. Alma, Corazón, Vida

La cebolla y el ajo previene el desarrollo de varios tipos de cáncer

Las personas que usan mucha cebolla y ajo en la comida tendrían menos riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, según sugirió un nuevo estudio. En

Foto: La cebolla y el ajo previene el desarrollo de varios tipos de cáncer
La cebolla y el ajo previene el desarrollo de varios tipos de cáncer

Las personas que usan mucha cebolla y ajo en la comida tendrían menos riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer, según sugirió un nuevo estudio. En un análisis de ocho estudios de Italia y Suiza, investigadores hallaron que los adultos mayores que consumían más cebolla y ajo tenían menos riesgos de desarrollar distintos cánceres, incluido el de colon, el de ovario y el de garganta.

Los resultados de la investigación, publicados en American Journal of Clinical Nutrition, coinciden con estudios previos realizados principalmente en China, aunque se desconocía si esos datos diferían en los países occidentales.

Los hábitos alimentarios son muy distintos en China, donde el consumo de ajo, en especial, es mucho más alto, dijo la doctora Carlotta Galeone, autora principal del nuevo estudio. La revisión sugiere que el beneficio anticancerígeno de esos vegetales alcanza a la población occidental, según Galeone, investigadora del Instituto de Investigación Farmacológica Mario Negri, en Milán, Italia. Aún se desconoce si la cebolla y el ajo tienen un efecto directo en el riesgo de cáncer. Es posible, por ejemplo, que la dieta general de los amantes de la cebolla y el ajo los proteja del cáncer, sostuvo el equipo dirigido por Galeone.

Por otro lado, los autores de la revisión destacaron que estudios en animales y ensayos de laboratorio con células tumorales mostraron que ciertos compuestos en la cebolla y el ajo inhibirían el crecimiento de los tumores. El azufre presente en la cebolla y el ajo, como así también los flavonoides antioxidantes en la cebolla se encuentran entre las sustancias potencialmente protectoras.

Los nuevos datos surgieron de ocho estudios realizados en Italia y en Suiza. Cada uno de ellos comparó adultos mayores saludables con pacientes con algún tipo de cáncer a través de un cuestionario detallado sobre la alimentación, el ejercicio y otros hábitos de vida. En los pacientes con cáncer de colon, el equipo halló que los hombres y las mujeres que comían siete o más porciones de cebolla por semana tenían menos de la mitad del riesgo que aquellos que evitaban consumir el vegetal.

Del mismo modo, los amantes del ajo eran una cuarta parte menos propensos a desarrollar cáncer que las personas que no lo incluían en su alimentación. Los vegetales bajaron también el riesgo de cáncer de boca, garganta, riñón y ovario. Dada la información sobre la actividad biológica de algunos componentes de la cebolla y el ajo, no sería mala idea sazonar un poco la dieta con ellos, indicó Galeone.

Y quizás sea bueno mezclarlos con una gran cantidad de otros vegetales. Algunos estudios hallaron que el ajo y el tomate tendrían un efecto "sinérgico" contra el cáncer, señalaron los autores. Y, en general, se recomienda comer distintas frutas y verduras a diario para mejorar la salud.