utilizado en operaciones especiales

Esta 'startup' española ha seducido a Defensa con un mini dron de un kilo (y 186.000 €)

La firma Aerotools se hizo a finales de 2015 con un contrato para desarrollar unos minúsculos vehículos para utilizar en el campo de combate. Ahora llega el momento de probarlos

Foto: Uno de los drones de Aerotools.
Uno de los drones de Aerotools.

Son del tamaño de un pequeño vehículo teledirigido y, sin embargo, los codician los ejércitos de medio planeta. Son drones en miniatura a los que también se conoce como micro UAV en la jerga del sector, y que le han valido a la madrileña Aerotools un contrato de 186.000 euros con el Ministerio de Defensa dentro del llamado proyecto MIRO. No es la única firma ni el único ejército que utilizan estos vehículos en el campo de combate: el de Estados Unidos ha estado probando constelaciones de estos vehículos en los últimos meses, mientras que el Reino Unido también los ha utilizado en Afganistán.

"Es un proyecto que trata de aprovechar la tecnología del entorno civil para introducirla en el ámbito militar. Presentamos el proyecto en una convocatoria de 2014, donde mostramos una descripción básica del proyecto, un micro UAV multirrotor pequeño diseñado para utilizarse en operaciones especiales", explica Miguel Rosa, CEO de la compañía.

Aunque Rosa no puede proporcionar muchos detalles debido a las cláusulas de confidencialidad que rodean al proyecto, sí se ha hecho público que el vehículo diseñado se trata de dron con varios rotores, que tendrá un kilo de peso y que se utiliza para "conseguir información a largas distancias".

Uno de los clientes de Aerotools es Red Eléctrica. En la imagen, uno de los drones que han utilizado.
Uno de los clientes de Aerotools es Red Eléctrica. En la imagen, uno de los drones que han utilizado.

Según se especifica en este enlace, el fin del proyecto pasa por desarrollar un vehículo de cuatro rotores que tenga sensores para visión diurna y nocturna y que pueda enviar imágenes sobre el terreno. Tal y como se puede leer en el BOE, se trata de un vehículo 'rugerizado', lo que significa que la estructura de la nave está reforzada para soportar mejor las inclemencias que se pueda encontrar en el campo de batalla.

Aunque el plazo de ejecución finalizaba en marzo de este 2017, en Aerotools todavía están ultimando el vehículo. "Estamos comenzando a hacer las pruebas finales de un proyecto que ha tenido algunas vicisitudes. Está previsto que finalice en unos meses", reconoce Rosa. La firma tampoco puede mostrar el aspecto que tendrá el vehículo final, por lo que hay que buscar similitudes en las prácticas de otros cuerpos armados y otras firmas de tecnología que están desarrollando estos pequeños drones.

Drones de 16 gramos

El Black Hornet Nano, desarrollado por Prox Dynamics en Noruega, pesa sólo 16 gramos, mide 10 centímetros de largo, cuenta con dos rotores y está equipado con cámaras para emitir vídeo y tomar imágenes desde el terreno. Su desarrollo forma parte de un contrato de 20 millones de libras que se tradujo en 160 unidades para el ejército del Reino Unido que se desplegaron en Afganistán.

El Black Hornet utiliza motores eléctricos que le convierten en un vehículo silencioso, con una autonomía de 20 minutos y capaz de pasar desapercibido entre las líneas enemigas. Sus responsables aseguran que ni siquiera es necesario un extenso entrenamiento previo: bastan 20 minutos para aprender a operarlo. El dron tiene una velocidad máxima de 18 kilómetros por hora y está equipado con tres cámaras: una mira al frente, otra al suelo y una tercera apunta hacia abajo con una inclinación de 45 grados.

Vehículos como el Black Hornet están diseñados para infiltrarse en las líneas enemigas: son silenciosos y tienen una autonomía de 20 minutos

Reino Unido no es el único país que ha trabajado con este tipo de vehículos. El ejército de Estados Unidos hizo una prueba el pasado mes de enero con una flota de 103 vehículos en miniatura que se lanzaron desde tres cazas F/A-18 y son algo mayores que un Black Hornet, ya que tienen una envergadura de 30 centímetros.

La diferencia entre estos drones y los que ha operado el ejército británico radica en el hecho de que los primeros operan de manera autónoma y comparten un cerebro común para esquivar sistemas de defensa aérea. "El grupo no tiene un líder, por lo que un vehículo puede entrar o salir y adaptarse al grupo", explicaba William Roper, director de la Oficina de Capacidades Estratégicas del Ministerio de Defensa de Estados Unidos.

También con la Guardia Civil

Aerotools, fundada en 2013, emplea a 10 personas y trabaja tanto con empresas del sector privado como de la Administración pública. "Hemos vendido equipos a la Guardia Civil o a las autoridades portuarias y también estamos trabajando en un proyecto europeo, dentro del horizonte 2020, que es un vehículo civil multirrotor para poder filmar en interiores y utilizarse en industrias creativas", señala Rosa.

El Black Hornet Nano es un dron minúsculo utilizado por las fuerzas armadas de Noruega, Alemania y Reino Unido. (Wikipedia)
El Black Hornet Nano es un dron minúsculo utilizado por las fuerzas armadas de Noruega, Alemania y Reino Unido. (Wikipedia)

Una de las áreas en las que se ha especializado Aerotools es en la optimización de equipos comerciales adaptados a entornos específicos, que permite que "un vehículo estándar consiga mayor autonomía o mejor transmisión de imágenes" con mejoras hechas 'in situ'. Aunque Rosa explica que existen diferencias entre cada modelo de dron y que, en ocasiones, no se puede utilizar un vehículo comercial modificado.

Para el micro UAV del ejército, Aerotools ha tenido que partir de cero por la naturaleza reservada del proyecto. El vehículo forma parte del programa COINCIDENTE (Cooperación en Investigación Científica y Desarrollo en Tecnologías Estratégicas), que pretende aprovechar tecnologías de carácter civil para trasladarlas al Ministerio de Defensa.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios