el pago 'online', cada vez más simplificado

Amazon Pay vs PayPal: por qué deberías abrirte una cuenta en cada uno

La llegada del sistema de pago del comercio online no difiere (mucho) de la gran pasarela de pago 'online'. ¿En qué se diferencian y en qué es superior este nuevo método?

Foto:  (Imagen: E.V)
(Imagen: E.V)

La llegada de Amazon Pay a España abre un nuevo abanico de opciones para los usuarios que acostumbran a pagar en la red. Por el momento, la pasarela de pago del gigante 'online' se limita a Vueling y otras 50 webs, aunque con el paso de los meses se irán multiplicando las páginas que integran esta opción hasta que, en un futuro, pueda equipararse a su principal rival. La cuestión es, ¿merece la pena? ¿Qué cambios implica pagar en una web con PayPal, con Amazon Pay o con la tarjeta de crédito/débito de toda la vida?

Existen diferencias, algunas de ellas mínimas, para decantarse por una u otra opción tanto si eres comprador como si eres vendedor. Sobre el papel, ambas opciones son muy similares y quiza la mayor diferencia hoy en día es la implantación de PayPal en numerosos comercios 'online' en España.

Pero que Amazon sea un recién llegado no quiere decir que PayPal se pueda dormir en los laureles. Algunas de las ventajas que ofrece la pasarela del comercio 'online' suponen una mejora respecto a la propuesta de PayPal lo que implica que el pionero en este apartado deberá adaptarse si no quiere caer por el camino. Así, estas son las diferencias y similitudes en los principales puntos clave.

¿Cómo funcionan?

Hacerse una cuenta en Amazon o PayPal no tiene mayores secretos. En el caso de Amazon Pay, la cuenta está ligada a la que utilizamos en el comercio electrónico por lo que no vamos a tener que añadir tarjetas de crédito o cuentas bancarias adicionales. Cuando creamos una cuenta en Amazon, añadimos una tarjeta para nuestros pagos y ahí finaliza el proceso.

Dan Schulman, CEO de Paypal, celebra el regreso de la compañía al índice Nasdaq en julio de 2015. (Reuters)
Dan Schulman, CEO de Paypal, celebra el regreso de la compañía al índice Nasdaq en julio de 2015. (Reuters)

En PayPal sí que es necesario proporcionar una cuenta bancaria y el proceso es ligeramente más farragoso ya que para verificar nuestra identidad tendremos que esperar a que pasen un par de días hábiles para que se hagan unos cargos en nuestra cuenta (cargos que, combinados, suman un euro) que nos permitan dar fe de que somos quienes decimos ser. Una vez dado de alta, sólo es necesario introducir nuestra dirección de correo y una contraseña para autorizar pagos en la web.

¿Qué ventajas tiene Amazon Pay?

El comercio online juega una baza a su favor cuando se compara con PayPal: la información del usuario ya está integrada en el proceso de compra por lo que no es necesario añadir datos adicionales a los bancarios como puede ser la dirección de envío o un número de teléfono. "Reduce drásticamente la tasa de abandono. La tasa es elevada cuando durante ese proceso existe mucha fricción (crear usuario, contraseña, añadir un código postal)", explica la compañía. Además de esta simplificación, los clientes tienen las mismas garantía de protección que tendrían si hicieran el pago a través de Amazon.

¿Y PayPal?

Al llevar más años en el mercado, PayPal ha sido capaz de diversificar su oferta y convertirse en algo más que una pasarela de pago 'online'. Sin llegar a ser un banco, la compañía ofrece muchos servicios ligados a entidades bancarias como puede ser la transferencia de dinero entre particulares o la posibilidad de convertir la cuenta en una hucha virtual en la que se puede recolectar dinero en la red, ya sea para fines personales o profesionales.

¿Cómo funcionan las reclamaciones?

Ambas plataformas se jactan de proteger el dinero de sus clientes para eliminar cualquier tipo de recelo posible frente a las transacciones online. Los usuarios de Amazon Pay están cubiertos por las mismas garantías que tiene un cliente de Amazon. El comercio cubre difernetes supuestos aunque el tiempo máximo para reclamar es de 90 días, según se puede leer en sus condiciones.

Un trabajador de Amazon en un almacén de la compañía, en Francia. (Reuters)
Un trabajador de Amazon en un almacén de la compañía, en Francia. (Reuters)

En el caso de PayPal el plazo es superior, ya que se puede abrir una disputa durante los 180 días posteriores al pago. Un proceso en el que son primero comprador y vendedor quienes tienen que ponerse de acuerdo y, si no lo logran, se abre el plazo para que PayPal entre a juzgar quién tiene razón.

¿Y para los vendedores?

Por el momento, pocas diferencias hay entre uno y otro servicio. Ambos cobran una comisión por cada venta que se divide en dos variables. Por un lado, un 3,4% del pago (siempre que sea por debajo de 2.500 euros) a los que se suma una cuota fija de 35 céntimos. Así, de un pago de 100 euros ambas plataformas se quedan 3,75 euros.

Y ambas plataformas aplican los mismos tramos y los mismos porcentajes en cada uno. De 2.500 a 10.000 euros es un 2,9%, de 10.000 a 50.000 euros es un 2,7%, de 50.000 a 100.000 es un 2,4% mientras que de 100.000 a 500.000 desciende al 1,9%.

Las tarifas para vendedores son calcadas tanto en Amazon Pay como en PayPal. Se basan en un porcentaje en función de la cantidad y una cuota fija

Según Amazon, una ventaja de su plataforma respecto a PayPal es que los vendedores tienen acceso inmediato a los datos del consumidor tales como el nombre y una dirección de correo verificada.

¿Con cuál me quedo?

Si no tienes reparos a la hora de compartir tus credenciales bancarias con este tipo de plataformas, hoy por hoy no hay motivos para no tener una cuenta en ambas plataformas para cubrir el mayor espectro posible de tiendas asociadas a una de las dos. Tener una cuenta en Amazon te convierte de manera automática en usuario de Amazon Pay mientras que PayPal no presenta mayores complicaciones para acabar, de una vez por todas, con los dichosos 16 dígitos de la tarjeta de crédito.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios