no tiene precio ni fecha de salida

Tiembla, Microsoft: el Samsung Galaxy Book lo tiene todo para matar al Surface

Este 2 en 1 presentado en el Mobile World Congress puede plantar cara a la Surface en un terreno muy complicado donde otros fabricantes han naufragado

Foto: (Foto: J. E.)
(Foto: J. E.)

Zapatero a tus zapatos. Triunfar en la categoría de los 2 en 1 con Windows 10 es complicado. Y lo es, muy a pesar de todos los fabricantes que se tiran de cabeza a este segmento, porque cuando Microsoft lanza un producto como la Surface, resulta muy complicado competir con alguien que controla el ‘software’ y puede diseñar el ‘hardware’ a su gusto. Samsung lo va a intentar en los próximos meses con el Galaxy Book, un equipo pensado para competir de tú a tú con la Surface y, a su manera, con el iPad Pro. Y, por el momento, no tiene mala pinta.

[Todas las novedades del Mobile World Congress]

El mayor argumento a favor del Galaxy Book, y se podría decir lo mismo de la Galaxy Tab S3, es la inclusión del S Pen. El lápiz que ya hizo acto de presencia en el difunto Note 7 adquiere en ambas tabletas una nueva dimensión. Si en formato móvil era un accesorio que podía pecar de estar fuera de su entorno, en este ambiente se mueve como pez en el agua. Si hablamos del Galaxy Book, cuya versión de 12 pulgadas tiene el tamaño suficiente como para justificar el uso del 'stylus', nos encontramos ante un equipo que puede rivalizar, por lo poco que hemos visto, con la precisión mostrada por Apple en los iPad Pro.

(Foto: J. E.)
(Foto: J. E.)

Además de ser un lápiz que distingue entre más de 4.000 niveles de presión, el S Pen viene asociado con un conjunto de aplicaciones que, a falta de probar a fondo, suenan interesantes. Por ejemplo, la habilidad de seleccionar texto (incluso de una imagen) para poder copiar y pegar en un documento. O crear 'gifs' a partir de vídeos haciendo algo tan sencillo como seleccionar un recuadro en la pantalla.

Samsung ha colaborado con Staedtler para lanzar una versión especial del S Pen. (J. E.)
Samsung ha colaborado con Staedtler para lanzar una versión especial del S Pen. (J. E.)

Pero la productividad no se mide, ni de lejos, con un lápiz. Hace falta dar un paso más, y para ello es necesario contar con un teclado acorde. El del Galaxy Book, que en un movimiento de agradecer vendrá incluido con la tableta, no destaca en exceso frente a sus rivales. Sí cuenta con 'trackpad', a diferencia del iPad Pro, pero parece algo más abultado si se lo compara con el de la Surface o el de Apple. Solo el uso durante unos cuantos días dirá en qué punto se encuentra Samsung frente a la competencia.

Pocas conclusiones se pueden extraer tras unos minutos de prueba con el equipo salvo que Samsung va a apostar en nuestro país por el modelo de 12 pulgadas, que es con el que pretenden tratar de comerse una parte del pastel. Ese equipo vendrá con procesadores i5 y una pantalla Super AMOLED que, y esto es importante, viene equipada con tecnología HDR.

La versión de 12 pulgadas cuenta con pantalla Super AMOLED y tecnología HDR, además de procesador i5 y 4GB u 8GB de RAM

Habrá dos versiones, una con 4GB y otra con 8GB de RAM, y la segunda, que es la que hemos podido probar, se movía con una gran ligereza. Resta por ver cuál será su rendimiento cuando se ponga a prueba, con varias pestañas funcionando a la vez y varias aplicaciones abiertas, pero las primeras sensaciones con este 2 en 1 de Samsung son buenas.

Dicho esto, no hay que olvidar que esta es una categoría caprichosa donde dar el salto desde los móviles hasta los ordenadores no es sencillo. El año pasado, en estas mismas fechas, Huawei presentaba el Mate Book, un equipo de filosofía similar que, una vez en el mercado, no llegó a colmar las expectativas.

(Reuters)
(Reuters)

El dato que también se desconoce hasta el momento es el precio, pero no parece que vaya a ser un producto asequible, por lo menos en el caso del equipo con pantalla de 12 pulgadas que parece el más interesante (y el que, 'a priori', se venderá en España). Si Samsung quiere competir con Surface, debe tratar de mantenerse en esa fina línea justo por encima de los 1.000 euros. Puede darle un golpe a Microsoft si es capaz de montar una batería que aguante una jornada laboral. Todo lo que sea quedarse cerca de las especificaciones que ya se encuentran en el equipo de Redmond será un quiero y no puedo.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios