sólo 11 millones por los 1.200 de alemania

El plan para impulsar el vehículo eléctrico en España, a años luz de Europa

El Grupo Mixto ha presentado en las últimas semanas una Proposición de Ley. Desde el sector de las renovables creen que peca de falta de ambición

Foto: (Reuters)
(Reuters)

"Echo en falta un poco más de ambición". Así de tajante se muestra Jorge Morales de Labra, vicepresidente de la Fundación Renovables ante la proposición de ley presentada por el Grupo Mixto (e impulsada por el Partido Democrata Europeo, antigua CiU) que pretende dar un impulso a "la electrificación del transporte por carretera". En otras palabras, dar el empuje necesario para implantar el vehículo eléctrico en nuestro país.

La propuesta, impulsada desde la Generalitat y el Instituto Catalán de Energía (ICAEN), pretende que se sienten las bases que permitan una mayor adopción de vehículos eléctricos en España. No en vano, el Gobierno aprobó el pasado viernes un paquete de medidas para favorecer las energías alternativas en el transporte. Dentro de los objetivos que se marca el ejecutivo hay una cifra y un año: 150.000 vehículos para 2020.

"Ahora mismo en España tenemos unos 4.000 vehículos eléctricos. Para llegar a 150.000 dentro de cuatro años habría que vender algo menos de 40.000 al año. Ya pueden espabilar para conseguirlo", explican a Teknautas fuentes del sector del automovil en España. Aunque esas mismas fuentes critican el poco interés que parece despertar en el ejecutivo la adopción del coche eléctrico, también creen que la proposición es un paso adelante en la dirección adecuada.

Estación de recarga rápida de Tesla
Estación de recarga rápida de Tesla

Desde el sector del automóvil, los fabricantes apoyan la propuesta "al 100%" ya que se trata de un texto "que modifica medidas que han aparecido en diferentes decretos para modificar el panorama" del vehículo eléctrico.

Esa propuesta de ley tiene varios puntos distintivos: simplificar la figura del gestor de recarga, reducir costes fijos del sistema eléctrico para la infraestructura de recarga rápida, facilitar las bonificaciones desde los municipios, crear un mínimo de un 15% de plazas de aparcamiento públicos con infraestructura de recarga o la creación de un plan estable de ayudas públicas ininterrumpidas hasta el año 2020 y con una cuantía mínima de 20 millones por año.

Uno de los objetivos de la proposición de ley es establecer un programa público de ayudas con un mínimo de 20 millones de euros al año

Ese último punto, las ayudas públicas, es uno de los que preocupan a los fabricantes, que se comparan con otros países europeos para señalar el agravio comparativo que el sector vive respecto al Reino Unido o Alemania. "Aquí tenemos los 11 millones de ayuda del plan Movea, que se acaban en tres semanas, mientras que Alemania han invertido 1.300 millones de euros y en el Reino Unido 800 millones", señalan. Hace tres años, en 2013, Alemania fijó en un millón de vehículos eléctricos el objetivo a conseguir de cara a 2020.

"Con esa dotación se puede alcanzar un 1% o 2% del mercado. Aquí no llegamos ni al 0,2%", se lamentan desde el sector del automóvil. Esas mismas fuentes tampoco creen que el escaso impulso al sector eléctrico tenga que ver con presiones por parte de las petroleras: "Tenemos una flota de 30 millones de vehículos. No va a tener un impacto en su volumen de negocio".

Eliminar la figura del gestor de cargas

Para Jorge Morales, la proposición se queda corta a la hora de abordar la figura de los gestores de carga. "Se ha ideado esta figura normativa que te obliga a convertirte en una especie de empresa eléctrica para poder cargarlo", explica Morales. El miembro de Fundación Renovables pone el ejemplo de los puntos de carga situados en hoteles o centros comerciales: "No quieren convertirse en una empresa eléctrica para dar servicio a sus clientes. No les apetece tener que informar a la CNMC sobre el número de coches que carga o tener que instalar contadores".

El Renault Zoe es una de las apuestas del fabricante galo para el mercado eléctrico. (Reuters)
El Renault Zoe es una de las apuestas del fabricante galo para el mercado eléctrico. (Reuters)

La figura del gestor de carga, aquel que vende energía eléctrica a terceros para que recarguen sus vehículos sin ser un comercializador, se ha convertido en un lastre para el desarrollo del coche eléctrico. Morales, que ha estado reunido con representantes del ICAEN, lamenta que el texto remitido al Congreso peque de falta de ambición.

"No sé qué obsesión tenemos por complicar las cosas. Hablamos de un punto de suministro que respeta unas limitaciones técnicas con una potencia y que impacta con un termino fijo en la factura. Lo que hagas con él es tu problema, no importa si lo usas para recargar la batería del móvil o del coche", explica.

Fomentar los puntos de carga

Tanto Morales como el sector del automóvil es consciente de la necesidad de aumentar el número de estaciones de carga para que el conductor tenga garantías de hacer trayectos largos con su vehículo sin miedo a quedarse tirado. "Es clave, sobre todo en carreteras. Con autonomias de 200 km, si te ponen uno cada 50 kilómetros tendrás un alcance mucho mayor".

Una cifra vuelve a poner de manifiesto la diferencia entre España y los países citados anteriormente por el sector del automóvil. En España, en la actualidad, la cifra de cargadores se encuentra cercana a los 650 puntos mientras que en el Reino Unido el número se multiplica hasta los 4.500 y en Alemania supera los 6.700. Italia y Francia, con 1.300 y 1.200 puntos respectivamente, también superan con holgura el caso español.

Los 650 puntos de carga de España contrastan con los 4.500 del Reino Unido, los 6.700 de Alemania o los 1.300 y 1.200 de Italia y Francia

Incluso Tesla, recién aterrizada en España, ha puesto empeño en extender la red de cargadores por la península, en una medida más para convencer a los conductores interesados en los modelos S y X que residen en nuestro país: "La ruta entre Barcelona y Madrid es nuestra prioridad. Desde abril de 2016 hemos puesto en marcha una nueva iniciativa, el Programa de Recarga en Destino, que ofrece una red adicional de cargadores en lugares de viaje y ocio".

Desde el sector del automóvil tienen claro que todas estas medidas son necesarias, pero que se necesita un impulso todavía mayor. Advierten de que están en juego miles de puestos de trabajo. "Ahora mismo hay 40 modelos de vehiculos eléctricos que se está decidiendo dónde se van a fabricar. Te hablo de BMW, Daimler, Nissan, Tesla... Cada vez hay más modelos eléctricos y, ¿dónde los fabricas? ¿En un mercado en el que se venden o en uno que no? Se harán en Francia, Reino Unido, Alemania o Noruega pero si aquí no se venden, ¿para qué se van a fabricar?"

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios