EL SECTOR EN ESPAÑA, AÚN por despegar

¿Cuánto ganan Airbnb o Blablacar en España? La economía colaborativa, en pañales

Quizá acaben siendo una fuente de riqueza y empleo. Pero, por ahora, nada. Analizamos las cuentas de 17 empresas de economía colaborativa, un sector aún naciente
Foto: (Foto: Corbis)
(Foto: Corbis)

Hace tiempo que la economía colaborativa es uno de los mantras tecnológicos en todo el mundo, y España no es una excepción. Este sector lo tiene todo: es una tendencia digital, supone un avance tecnológico, elimina intermediarios que –quizá– eran inútiles, ayuda a los usuarios, etc.

Además, y al margen de la legalidad o no de iniciativas concretas, de si hay que declarar los posibles ingresos o de si hay que instaurar una legislación u otra en España, lo cierto es que la economía colaborativa tiene un factor muy potente que explica su eclosión también en nuestro país: la posibilidad que ofrece a los ciudadanos de ganar dinero prestando servicios puntuales, vender objetos que no necesitan o generar algún tipo de ingreso extra.

Pero, ¿y las empresas? Parece evidente que la economía colaborativa ya está suponiendo una iniciativa visiblemente positiva para el ciudadano medio, pero, ¿qué pasa con las compañías que habilitan este tipo de servicios o que sirven de punto de encuentro para dichos usuarios? ¿Ganan dinero de verdad?

Con los datos en la mano, la conclusión parece clara: la economía colaborativa tiene un gran recorrido en España, pero, como sector empresarial, aún está en pañales. 

¿Cuánto ganan (de verdad) estas empresas en España?

Las respuestas las encontramos en el estudio que Infoempresa, con el análisis y desarrollo distributivo de Teknautas, ha realizado sobre la evolución financiera de estas empresas en nuestro país. 

Para ello, dicho estudio ha analizado los números de las 17 empresas de Sharing España que han presentado sus cuentas de 2014. A 31 de diciembre de 2014, la inmensa mayoría de estas empresas estaban lejos de ser rentables.

En total, entre las 17 perdieron 1,05 millones de euros en 2014, casi 61.800 euros por cabeza. De hecho, de las 17 compañías, sólo cuatro habían abandonado los números rojos.

Rentalia, la excepción que confirma la regla

Dentro de las empresas analizadas, hay una que puede presumir no sólo de ser sostenible sino de poseer cifras de negocio más que significativas. Nos referimos a Rentalia, el portal de alquiler vacacional y rural del grupo Idealista, que, tras siete años de actividad, evidencia la buena salud de su estado financiero.

En 2014 la compañía generó un resultado de explotación positivo de 990.857 euros y unos ingresos de 2,2 millones de euros, unas cifras ligeramente superiores a las de 2013, donde el Ebitda fue de 927.458 euros y los ingresos ascendieron a los 2,01 millones de euros.

A día de hoy, lo cierto es que Rentalia es una empresa consolidada. No sólo por sus cifras, sino también por su longevidad (lleva siete años funcionando) y su plantilla laboral, que a finales de 2014 constaba de 25 empleados.

Airbnb, Blablacar y Traity también ganan

Junto con Rentalia, hay otras tres empresas que en 2014 sumaron cuentas positivas en España: se trata de airbnb, Blablacar y Traity, esta última creada en España, aunque con su principal base de operaciones en Silicon Valley.

Airbnb, que presume de un impacto económico en España medianamente discutible, acabó 2014 con un Ebitda de 168.346 euros y unos ingresos de 2,7 millones de euros. Unas cifras que se muestran ligeramente inferiores a las de 2013, cuando el Ebitda de la compañía de base americana fue de 251.024 euros frente a unos ingresos de 2,6 millones de euros. Además, su plantilla bajó de 22 a 9 empleados en un año.

En cuanto a Blablacar, que opera en España desde la empresa Comuto Iberia, no presentó cuentas de 2013. En 2014 sus cuentas consiguen, por los pelos, llegar a números negros: el Ebitda fue de 8.111 euros, mientras que los ingresos ascendieron a 123.977 euros.

Blablacar y sus 200 millones de financiación

En este caso, quizá la pregunta sea: ¿son preocupantes estas cifras de negocio para Blablacar? Parece evidente que no, ya que, como airbnb, la matriz de la empresa cuenta con caja suficiente que le permite perder dinero a día de hoy o ganar muy poco.

La última ronda de financiación llevada a cabo por la compañía, en septiembre del año pasado, fue de nada menos que 200 millones de dólares. Tras esta operación, según la memoria de 2015 del fondo de inversión Vostok, la compañía valdría más de 1.440 millones de dólares. 

Así pues, es evidente que la falta de beneficios actual no representa problema alguno para una compañía que, al igual que airbnb, no para de crecer.

La tercera compañía que escapa de los números rojos es la española Traity, que, tras perder 3.498 euros de Ebitda en 2013, dio la vuelta a la tortilla en 2014 con unas cifras positivas de 22.315 euros, lo que mantiene a la compañía en una situación de equilibrio al alza.

Además, Traity, que opera desde Estados Unidos, recibió en julio de 2014 una inversión de 4,7 millones de dólares. Merced a dicha ronda, la compañía española incorporó a su accionariado a fondos de inversión tan importantes como Active Venture Partners, 500 Startups o Seedcamp.

Traity está fundada por los españoles José Ignacio Fernández, Juan Cartagena y Borja Martín.
Traity está fundada por los españoles José Ignacio Fernández, Juan Cartagena y Borja Martín.

A la cola: BeMate, Respiro...

Sin embargo, como decimos, las cuatro compañías que muestran números son una excepción junto a las trece que los presentan negativos. De entre ellas, el caso más llamativo es el de BeMate, el 'airbnb español' que el hotelero Kike Sarasola montó como negocio paralelo a su cadena Room Mate. En 2014, la compañía tuvo un Ebitda negativo de 392.565 euros y unos aparentes ingresos de 120 euros. 

En 2015, además, BeMate compró el 100 de Alterkeys, su competencia española, en una operación que le permitió ampliar de manera muy notable su catálogo de pisos en alquiler.

También pierde bastante dinero la plataforma de 'car sharing' Respiro, que en 2014 tuvo un Ebitda negativo de 357.300 euros, una pérdida mucho mayor que la de 2013, que fue de 138.539 euros.

La última ampliación de capital de Respiro fue en octubre del año pasado, cuando inyectó 148.600 euros a la caja. A día de hoy, la compañía cuenta con un resultante suscrito de 1,74 millones de euros y siete empleados.

Otras empresas que perdieron dinero de manera destacada en 2014 en España fueron Bluemove (competencia de Respiro), que perdió 206.374 euros; la operadora Suop, que perdió 200.091 euros; la plataforma de préstamos P2P Grow.ly, que perdió 161.577 euros; el marketplace Etece, que perdió 140.542 euros; la web de alquiler de coches entre particulares SocialCar, que perdió 139.852 euros; Amovens (competencia de Blablacar y SocialCar), que perdió 123.880 euros; y la plataforma de alquiler de espacios PopPlaces, que perdió 105.194 euros, entre otras.

El listado completo puede verse en el gráfico que ilustra este reportaje.

7,5 millones de facturación

Con los datos de estas empresas (están todas las que son, pero no son todas las que están), una cosa parece quedar clara: la economía colaborativa aún es un sector en pañales. Pese a que el negocio creció un 25% entre 2013 y 2014, es evidente que el sector parte (casi) de cero, con lo que la tendencia, en cualquier caso, irá al alza de manera significativa.

Las empresas de economía colaborativa van creciendo, pero aún distan mucha de entrar en beneficios. Foto: OuiShare (Flickr)
Las empresas de economía colaborativa van creciendo, pero aún distan mucha de entrar en beneficios. Foto: OuiShare (Flickr)

Sumando las 17 empresas analizadas, las cifras de facturación fueron de 7,5 millones de euros aunque el 66% de los ingresos se lo reparten entre apenas dos compañías: Rentalia y airbnb.

En cuanto a subsectores, el más destacado fue el de los alojamientos turísticos, con Rentalia, airbnb, Bemate y Bitteo liderando la tabla. También experimenta un significativo auge el subsector del transporte colaborativo aunque, como vimos antes, sus empresas son de las que más dinero siguen perdiendo. 

96 empleos en total

En lo que casi ninguna de estas empresas parece haber destacado es en la creación del empleo. En 2014, las compañías analizadas que han mostrado cifras en este sentido —no todas lo han hecho— apenas contaban en total con 96 empleados. De hecho, 82 indefinidos y 14 temporales.

Con todo, las cifras son relativamente mejores a las de 2013, cuando estas empresas contaban en sus plantillas con 65 trabajadores indefinidos y 7 temporales.

Nota: La metodología de este estudio se ha basado única y exclusivamente en las cuentas de 2014 que las compañías analizadas presentaron al Registro Mercantil. Por ello, el estudio no puede tener en cuenta posibles factores externos que puedan hacer mejorar o empeorar las cifras. Entre esos posibles factores externos se encuentra que las cuentas de una empresa española –que sea filial de una extranjera– no sean todo lo reales que podrían (si alguna operación hecha en España se factura fuera), que las compañías que formen parte de un grupo mayor tengan operaciones cruzadas, etc.

Tecnología

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

El sentido de las lágrimas de Djokovic
Crisis in Six Scenes Season 1 – Sneak Peek
Un perro llamado dolor (Luis Eduardo Aute)

ºC

ºC