Sigue esta sección:
ILUMINACIÓN SIN ELECTRICIDAD DURANTE EL DÍA

La ‘bombilla de los pobres’ que triunfa en suburbios de todo el planeta

Alfredo Moser es un mecánico brasileño que, cansado de los fallos eléctricos, empezó a jugar con la idea de la refracción e inventó la ‘la bombilla de los pobres’
Foto: La ‘bombilla de los pobres’ que triunfa en suburbios de todo el planeta
Autor
Fecha

Alfredo Moser es un mecánico brasileño que tuvo una idea especialmente brillante en el año 2002, después de sufrir uno de los frecuentes apagones que afectaban a Uberaba, la ciudad en la que vive al sur de Brasil.

Cansado de los fallos eléctricos, Moser empezó a jugar con la idea de la refracción de la luz solar en el agua y al poco tiempo había inventado la bombilla de los pobres. El ingenio es sencillo y al alcance de cualquiera: una botella de plástico de dos litros llena de agua a la que se añade algo de lejía para preservarla de las algas. La botella se coloca en un agujero del tejado y se ajusta con resina de poliéster.

¿El resultado? Iluminación gratuita y ecológica durante el día, especialmente útil para chabolas y construcciones precarias que apenas tienen ventanas.

En función de la intensidad del sol, la potencia de estas bombillas artesanales oscila entre los 40 y los 60 vatios. “Es una luz divina. Dios hizo el sol para todos y su luz es para todos”, señala Moser en declaraciones a la BBC. “No te cuesta un céntimo y es imposible electrocutarse”.

Pese a que el inventor consigue unos pequeños ingresos instalando botellas en casas y comercios locales, su idea no le ha hecho rico, ni tampoco lo ha pretendido.

Lo que sí tiene es una gran sensación de orgullo: “Conozco a un hombre que instaló las botellas y en un mes había ahorrado lo suficiente como para comprar bienes básicos para su hijo recién nacido”, comenta satisfecho.

Una idea que se ha extendido por todo el planeta

Pero la ingeniosa bombilla no se ha quedado en Uberaba. En los dos últimos años el invento ha experimentado una gran expansión en todo el planeta.

Por ejemplo, la Fundación MyShelter (Mi refugio) en las islas Filipinas, ha abrazado con entusiasmo la idea. MyShelter se especializa en construcciones alternativas utilizando materiales como bambú, neumáticos o papel.

En el país asiático, donde un 25% de la población vive por debajo del umbral de la pobreza y la electricidad es especialmente cara, ya hay 140.000 hogares que han recurrido a este sistema de iluminación.

El director ejecutivo de MyShelter, Illac Angelo Díaz, explica que las bombillas-botella se han extendido a al menos quince países, entre ellos India, Bangladesh, Fiji o Tanzania.

“Nunca me imaginé que mi invento tendría semejante impacto”, confiesa Moser emocionado. “Se me pone la piel de gallina de pensarlo”.  

Tecnología
Comparte en:
Sigue esta sección:
#23
Compartir

Esto no va a hacer temblar al oligopolio de la energía eléctrica. Lo que sí les puede preocupar es el maridaje del grafeno, gran acumulador de energía, en donde España está a la cabeza de la producción mundial y las energías limpias como la solar y eólica. Hasta ahora el gran inconveniente de estas energías es que producían energía al momento, no acumulable; a partir de ahora sí se podrá acumular. ¿Se imaginan bloques de edificios con placas solares y pequeños generadores de energía eólica, con acumuladores de grafeno en las azoteas?...

Ampliar comentario
#22
Compartir

Acabaremos instalándolas en nuestra casa, aunque sea rompiendo el techo del vecino de arriba.

 

Ampliar comentario
#21
Compartir

¡ Bravo!   ! BRAVISIMO!

Ampliar comentario
#20
Compartir

A Moser debieran darle el Nobel de Física, el de Economía y el de la Paz, todos a la vez. En un mundo en el que los fabricantes de bombillas silenciaron y destruyeron modelos que duraban un siglo - hay una bombilla en Chicago que lleva encendida 110 años -  para vender productos que sólo duraban centenares de horas, con el fin de exprimir periódicamente los recursos de millones de usuarios, es sumamente refrescante leer noticias como ésta. El mejor servicio que los foristas pueden hacerle a la Humanidad es difundirla por las redes a todos los rincones del mundo. Les animo a que lo hagan. 

Ampliar comentario
#19
Compartir

estoya se sabia...cojones,quiero luz de noche....de dia ya la tengo....aunque en esos antros haya cierta oscuridad, la mayor es por lo que es.....

Ampliar comentario
#18
Compartir

Muy buena idea. Ojalá otros sigan el ejemplo del Sr.Moser y contribuyan con su ingenio a mejorar las cosas. Muchos pocos se pueden terminar convirtiendo en mucho.

Ampliar comentario
#17
Compartir

Esas lamparas habria que poner en el Congreso y el Senado para dar ejemplo de que estamos tiesos

Ampliar comentario
#16
Compartir

A ver el enterao del 7. Además de suscribir íntegramente lo que te dice 10, te informo que chabola se escribe con b, no con v.

Primero formarse, luego presentarse en sociedad y opinar. Sin formación no hay opinión.

Ampliar comentario
#15
Compartir

Claro, mientras haya luz diurna ¿ Despues ?. Esto lo que hace es dar algo de luz a los lugares oscuros, pero durante el día.

Eso es mas viejo que la tos, de chavales en Barajas, con las botellas de vidrío, llenas de agua lo hacíamos. ¿ Quien nos había enseñado ?.- Nadie, todos los sabíamos, por que los mayores lo sabían y ellos de los otros. Como lo de los botes de carburo, o lo de los espejos.

Por ahí, algunos se piensan que de noche tienen 1000 Watios.

Ampliar comentario
#14
Compartir

Vale, eres muy listo, pero chabola se escribe con "b" de burro.

Ampliar comentario
#13
Compartir

me apuesto lo que sea a que pronto las corruptas autoridades de esos lugares  impondran impuestos a esa pobre gente. mas o menos como aqui por la energia solar, que va en vias de desaparicion.

Ampliar comentario
#12
Compartir

Las mayores genialidades -casi- siempre son así de sencillas y eficaces.

La necesidad aguza el ingenio y, en cuanto se hacen este tipo de descubrimientos, ya no hay quien los pare... Se extiende a la velocidad de la luz (nunca mejor dicho).

 

Al parecer, las grandes multinacionales tienen a buen recaudo infinidad de avances científicos... porque perjudicarían gravemente su opíparo negocio.

A los de Monsanto, por ejemplo, no les importó hacer leña del árbol caído: sus famosas semillas transgénicas que "regalaban" para erradicar el hambre de Haití...

¡¡Es una vergüenza!!

 

¡Qué satisfacción personal inmensa la del inventor de la botella-bombilla!

Ampliar comentario
#11
Compartir

me parece muy acertado este comentario, ya que lo que dice es la verdad como la vida misma. El invento impresionante, seguro que alguno lo patenta.jajaj

Ampliar comentario
#10
Compartir

Esta es una muestra más de como el ingenio se agudiza cuando la necesidad aprieta. En España tenemos muchísimos ejemplos, por ejemplo como la gente de la calle busca la manera de cobrar dinero en negro para poder llegar a fin de mes y comer. Los abusivos impuestos a los que nos vemos obligados a hacer frente están haciendo que se multiplique la economía sumergida. Se trata de comer o pagar impuestos, la decisión creo que esta clara. Todas estas grandes ideas tienen algo en común, no gustan a los ricos ni a sus grandes empresas que viven de sangrarnos día a día. En este caso no creo que las compañias eléctricas apoyen mucho este invento. En españa es a los políticos a los que no les gusta la economía sumergida.

Ampliar comentario
#9
Compartir

Desde luego si que estan mal los periodicos en agosto... Esta noticia tiene al menos diez años. Y luego se preguntan por la perdida de auniciantes... 

Ampliar comentario