CONSEJOS PARA PROTEGERLO DE TERCEROS

¿Sospechas que te roban el wifi? Aprende a bloquear tu 'router'

Según un estudio publicado por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco), casi un 12 por ciento de los internautas españoles se aprovecha de la
Foto: ¿Sospechas que te roban el wifi? Aprende a bloquear tu 'router'
¿Sospechas que te roban el wifi? Aprende a bloquear tu 'router'
Fecha
Tags
    Según un estudio publicado por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco), casi un 12 por ciento de los internautas españoles se aprovecha de la red wifi de otro particular. La tendencia va en aumento: si en 2009 el 6,9% usaba wifi ajeno, en 2010 se trataba del 8,7. Sin embargo, todavía son muchos los usuarios que no toman medidas para protegerla.

    Aunque actualmente es relativamente sencillo acceder a contraseñas wifi, lo cierto es que es un delito tipificado en el Código Penal; en concreto, en los artículos 255 y 256, que hablan de las defraudaciones del fluido eléctrico y análogas. Según Carlos Sánchez Almeida, abogado experto en delitos informáticos, "en el supuesto en el que lo defraudado no llegue a los 400 euros no es delito, sino una falta. El problema es que romper las contraseñas y acceder a una red privada podría ser un delito de revelación de secretos, tipificado en el artículo 197 del CP. Y en ese caso las penas van de 1 a 4 años de prisión".

    Existen distintos mecanismos para mejorar las medidas de seguridad de nuestra wifi. La dos primeras es cambiar el nombre y la contraseña que vienen por defecto. Todas las redes tienen un nombre, que es el SSID (Service Set IDentifier), y también una contraseña que es la que aparece pegada en el router, facilitadas por los proveedores de internet. Si no se cambian, se corre el riesgo de que sean descubiertas por distintas aplicaciones que están disponibles en internet y tiendas de apps online.
     

    Otra forma de proteger nuestra red wifi es ocultar el SSID. Según ha asegurado a Teknautas Carlos Garcia de la Barrera, informático de Lextrend, de esta forma se consigue que la red inalámbrica siga existiendo, pero que no esté visible. En estos casos, cuando el usuario quiera conectar un dispositivo nuevo tendrá que escribir el nombre en el buscador, ya que no aparecerá en el listado.

    Para llevar a cabo cualquiera de estas tres opciones, es necesario meterse en el propio router. Hacerlo es sencillo. Desde un ordenador Windows hay que ir a 'Inicio', después escribir en el buscador cmd.exe; en la ventana que se abra, ipconfig; y más tarde, copiar la IP que aparezca en el apartado 'Puerta de enlace predeterminada' en la barra del navegador con http:googletag.display('ec_1cff9f0f942699a42dc7428acb054ffa');