Venganza 2.0

La venganza es un plato que

Autor
Tags
    Tiempo de lectura3 min

    La venganza es un plato que se sirve frío, y algunos han sabido aplicar al pie de la letra dicha máxima. Resulta que Brian McCrary conducía su vehículo por las calles de Bluff City en el estado de Tennessee. La avenida por la que circulaba era ancha, había poco tráfico, y posiblemente por este motivo, relajó su pie derecho sobrepasando ligeramente los límites de velocidad establecidos. No escogió el lugar adecuado para hacerlo y fue "cazado" por uno de los radares dispuestos en la ciudad. Hasta aquí, nada que no sea cotidiano ni realmente fuera de lo común. Sin embargo, este atrevido personaje ha saltado a los titulares en la Red al haber comprado el dominio de la web de la policía de la ciudad, y todo por despecho.

    Renunciando al legítimo derecho a la pataleta, McCrary consideró injusta la sanción impuesta ya que apenas había superado en pocos kilómetros los límites de velocidad establecidos, y visitó la web policial para conocer los pormenores de la sanción, recabando datos de cara a un posible recurso. Mientras recorría todos los recovecos de la web, nuestro protagonista, que precisamente se dedica al diseño de páginas web, descubrió un aviso del conocido servicio de alojamientos de páginas web GoDaddy: "Este dominio expirará en 42 días". Esta notificación anunciaba que el dominio BluffCityPD.com "caducaría" en 42 días y sería necesaria la renovación o se pondría a la venta. McCrary retuvo la fecha mentalmente, y transcurrida la misma, compró el dominio, convirtiéndose en el nuevo propietario de la web policial y con todas las de la ley. Desde GoDaddy se lavan las manos: "Contamos con 8 millones de clientes por todo el mundo y confiamos que atiendan nuestras notificaciones", justifican.

    "Cosas que pasan"

    El nuevo propietario de la web decidió darle un nuevo enfoque a la misma, y alojar información de interés a los ciudadanos relativa a radares y cámaras de seguridad. Este Robin Hood moderno sabía dónde pisaba al dar este paso, ya que la popularidad de la web ha ido creciendo por momentos y ahora acumula el suficiente número de visitas para empezar a obtener ingresos provenientes de los primeros anuncios de Google que comienzan a verse tímidamente. La nueva web se erige como paradigma de los afectados por los radares y su buzón se ve desbordado por testimonios de los afectados. "La mayoría de los multados comenta que piensan que los radares son trampas", comenta McCrary.

    La policía, por su parte, se encoge de hombros. "Son cosas que pasan, nos despistamos", quita hierro el jefe policial David Nelson, tras ignorar los hasta cinco correos electrónicos enviados desde GoDaddy. Desde la policía han tirado la toalla y renuncian a intentar recuperar el dominio perdido. De hecho, se encuentran en estos momentos creando una nueva web donde ofrecer este servicio al ciudadano. Entre tanto, la web y su nuevo propietario acumulan visitas entre el regocijo de los sancionados. Ya saben, el cazador, cazado.

    Tecnología
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    0 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios