Doce padres animales que también merecen tener su día

  • Pantalla completa
Doce padres animales que también merecen tener su día
Embarazo masculino
1 de 13
Comparte la fotografía

Embarazo masculino

Los caballitos de mar hembra (¿yeguas de mar?) son las que ponen los huevos, pero los introducen dentro del macho para que se fecunden y desarrollen allí. Una responsabilidad agotadora cuyo objetivo es asegurar que él es el padre de todos los hijos que incuba.
Lo que sea por mi pollo
2 de 13
Comparte la fotografía

Lo que sea por mi pollo

En las colonias de pingüinos emperadores las hembras son mayoría (60%), por lo que la competición se produce para conseguir un buen macho. Tras la puesta, la madre abandona a su familia durante un par de meses para alimentarse, período en el que el padre tendrá que incubar él solo al huevo durante todo el invierno.
Padre y madre a la vez
3 de 13
Comparte la fotografía

Padre y madre a la vez

Los peces payaso nacen como machos, en un grupo en el que una hembra es la dominante. Así, sólo el macho más grande tendrá derecho a ser madre.
Polvo de una sola noche (literalmente)
4 de 13
Comparte la fotografía

Polvo de una sola noche (literalmente)

A las mantis religiosas hembra les entra un hambre voraz tras la cópula. Al contrario de lo que parece, el acto caníbal no tiene lugar siempre y, de suceder, mejora la experiencia: al eliminar la cabeza del macho, el cuerpo copula con más fuerza. Lo que sea por sus futuros hijos.
¿Está dentro?
5 de 13
Comparte la fotografía

¿Está dentro?

Tendemos a pensar que los machos son mayores que la hembras porque así sucede en casi todos los mamíferos, pero en realidad es al contrario. Escarabajos, arañas... en la mayor parte de las especies animales del planeta la hembra es más grande (mucho más) que su compañero. En el caso de las arañas, el canibalismo sexual no es infrecuente.
El verdadero macho alfa
6 de 13
Comparte la fotografía

El verdadero macho alfa

El verdadero macho alfa es empático, nada agresivo y padre ejemplar. Al menos en el caso de los lobos, que cazan y luego dejan que sus hijos coman primero.
Siempre juntos
7 de 13
Comparte la fotografía

Siempre juntos

Cuando eres un pez abisal es difícil encontrar pareja por aquello de vivir en la oscuridad absoluta. Por eso, cuando un macho encuentra una hembra se pega a ella como una rémora... literalmente. Así, su papel en la vida queda reducido a una mera fábrica de esperma, mientras se alimenta a través de su compañera.
El peso de la familia
8 de 13
Comparte la fotografía

El peso de la familia

Las chinches acuáticas macho llevan los huevos sobre su espalda para poder protegerlos. Poca broma si tenemos en cuenta que su mordedura es de las más dolorosas de entre los insectos.
Yo me encargo
9 de 13
Comparte la fotografía

Yo me encargo

La reproducción de las jacanas es muy curiosa porque los machos son más pequeños que sus parejas y, además, son ellos los que se encargan de incubar los huevos mientras ellas buscan otras parejas.
Pasando hambre por los hijos
10 de 13
Comparte la fotografía

Pasando hambre por los hijos

La incubación oral se da en algunos peces y ranas, y en muchos casos es el macho el que se encarga de proteger los huevos guardándolos en el sitio más seguro que tiene: su boca. El problema es que mientras espera a que nazca sus hijos no puede comer. Paciencia.
De paseo
11 de 13
Comparte la fotografía

De paseo

En la mayoría de los primates los machos 'pasan' de sus hijos. Los titís (junto con el ser humano) son una de las pocas excepciones, ya que tienen un papel principal en la crianza, hasta el punto de que llevan a cuestas a su descendencia.
Un padre dedicado
12 de 13
Comparte la fotografía

Un padre dedicado

Los ñandúes son aves no voladoras nativas de Sudamérica y, como sucede con el pingüino emperador, el macho es el único responsable de la incubación.
Hoy es el Día del padre 'sapiens', en el que se recuerda la devota paciencia de San José para con su hijo, fruto de una infidelidad. Pero buenos padres existen en todo el reino animal: aunque en algunas especies la misión del padre termina tras la fecundación, y en otras incluso atacan a sus propias crías, muchos otros machos cuidan, protegen y se juegan la vida por sus hijos. Estos son algunos ejemplos.
Ciencia
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios