Caixa Catalunya pone a la venta tres de cada cuatro oficinas

Caixa Catalunya ha puesto a la venta 824 de los más de 1.200 inmuebles que ocupan sus sucursales en toda España, una operación con la que
Fecha

Caixa Catalunya ha puesto a la venta 824 de los más de 1.200 inmuebles que ocupan sus sucursales en toda España, una operación con la que espera ingresar unos 500 millones de euros, según los cálculos del sector. La venta lleva aparejado el compromiso de que esta caja de ahorros, dirigida por Adolf Todó, siga ocupando las oficinas en régimen de alquiler de forma indefinida, aunque con opciones de recompra, según informa hoy La Vanguardia.

La entidad pretende colocar este patrimonio en varios lotes y a inversores particulares, en su mayor parte clientes de banca privada, esperando obtener una importante liquidez con la que elevar sus recursos propios.  Las oficinas que se pondrán a la venta, con una superficie media de unos 200 metros cuadrados, están ubicadas en lugares atractivos para los inversores, en ciudades de más de 10.000 habitantes.

Fuentes de la caja catalana han señalado que uno de los objetivos es ofrecer a los clientes nuevos vehículos de inversión con carácter innovador. Este tipo de operaciones ya las empezó a llevar a cabo el Banco Santander, que vendió todos sus activos inmobiliarios, excepto sus sede social en el paseo de Pereda, en Santander, mientras que el BBVA está en un proceso similar.