no habrá denuncia ante el fiscal

PDeCAT y ERC pactan 'retirar' a la concejala republicana que grabó a Bonvehí

Los socios catalanes están dispuestos a zanjar ya el espinoso tema de la grabación que se filtró a los medios con tal de que deje de envenenar su relación

Foto: La coordinadora general del Partit Demòcrata Europeu Català, Marta Pascal, y el dirigente David Bonvehí. (EFE)
La coordinadora general del Partit Demòcrata Europeu Català, Marta Pascal, y el dirigente David Bonvehí. (EFE)

El Partit Demòcrata Europeu Català (PDeCAT) y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) llegaron a un principio de acuerdo para no echar más leña al fuego en sus ya complicadas relaciones. La secretaria general republicana, Marta Rovira, habló con la coordinadora general convergente, Marta Pascal, para finiquitar la crisis abierta tras la grabación al coordinador organizativo de los convergentes, David Bonvehí, que en una conversación ante cuadros de su partido aseguraba que si el referéndum fracasa, el PDeCAT debe tener a punto un candidato autonomista para concurrir a las próximas elecciones. Para los independentistas irredentos, esa afirmación supone un acto de derrotismo (para otros, es simplemente una traición) que no se pueden permitir en estos momentos, cuando se inicia la fase decisiva del ‘procés’, con el hipotético referéndum en el horizonte cercano.

Todo parece indicar que la grabación fue realizada por la teniente de alcalde de ERC en el Ayuntamiento de Manresa, Mireia Estefanell, y por el excandidato de este partido Pere Culell. Ayer mismo, el alcalde de Manresa, Valentí Junyent, forzó la retirada de Estefanell del Gobierno de coalición que mantienen en esa ciudad los dos partidos, eliminando sus prerrogativas.

PDeCAT y ERC pactan 'retirar' a la concejala republicana que grabó a Bonvehí

Algunas fuentes apuntan a que Estefanell y Culell pueden ser incluso expulsados de ERC, pero el portavoz de este partido, Sergi Sabrià, señala a El Confidencial que lo que pasó ayer es que “el alcalde ha retirado a la concejala de las delegaciones”. En concreto, a partir de ahora, Estefanell ya no tendrá atribuciones en materia de dinamización económica y participación, y cesará como teniente de alcalde, jefa del área de Promoción de Manresa y como miembro de la Junta del Gobierno Local. De momento, todas esas atribuciones serán asumidas por Junyent y próximamente serán reasignadas al resto de concejales del consistorio.

“Hasta el momento, no se ha tomado otra determinación, pero en el futuro todo depende de la gente de ERC en Manresa, que se ha de reunir y tomar una determinación al respecto”, subraya Sabrià. El portavoz republicano también remite al comunicado sobre este hecho emitido por su partido. “Queremos dejar claro que somos los primeros interesados en que se esclarezca una situación con la que no hemos tenido ningún tipo de relación”, decía el texto. Y aseguraba que “los enemigos del referéndum tienen muchas herramientas y no dudan en hacerlas servir. Estos hechos se repetirán y es preciso que todos estemos por encima de estos episodios”. Pero el berenjenal en el que se metieron los independentistas no es ninguna invención foránea, sino un escándalo aireado por los propios interesados: en un restaurante de la Cataluña profunda, un dirigente convergente fue grabado y sus palabras, difundidas por sus propios socios. Nada que ver, pues, con fuentes ajenas al independentismo o el ‘perverso’ Estado español.

No irá a la Fiscalía

Según otras fuentes de ERC consultadas por este diario, el Gobierno municipal de la capital del Bages (uno de los municipios más importantes de la Cataluña interior) no se verá afectado por la polémica de las grabaciones y continuará gobernando el PDeCAT con el apoyo de Esquerra.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto al alcalde de Manresa, Valentí Junyent (i). (EFE)
El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, junto al alcalde de Manresa, Valentí Junyent (i). (EFE)

Por su parte, el coordinador organizativo del PDeCAT, David Bonvehí, renunció ayer a presentar una denuncia ante la Fiscalía (tal y como había anunciado la pasada semana) por la grabación de sus palabras a los militantes de su partido. Lo curioso del caso es que sus palabras fueron captadas en un local público y podían haber sido escuchadas por personas ajenas al grupo con el que estaba. En declaraciones a una radio local, sin embargo, Bonvehí reprochó que en ERC no se hayan asumido “responsabilidades políticas”, ya que todo apunta a que fueron los dos dirigentes de Esquerra quienes grabaron y filtraron las manifestaciones.

Tras la conversación entre Marta Rovira y Marta Pascal, esas responsabilidades pueden estar cerca. Según algunas fuentes, la coordinadora general del PDeCAT le podría haber exigido medidas “drásticas” a su socia de coalición, aunque en ERC se lo han tomado con más filosofía y no quieren tomar una decisión en caliente, sino en frío, y adoptar las medidas que sean pertinentes siempre en sintonía con las bases locales manresanas de su partido.

Pero el frenazo impuesto por Bonvehí para no acudir a Ficalía se ha de entender también por algunos condicionantes: una grabación realizada en un local público (y cuya autoría se habría de probar) tendría poco recorrido. Pero la denuncia formal añadiría arena al engranaje de la coalición PDeCAT-ERC en el momento más crítico del ‘procés’. En estos momentos, el interés de ambos partidos es zanjar el tema y continuar estudiando cómo poder convocar el referéndum secesionista. De ahí que algunas fuentes republicanas señalen a este diario que “el tema se da por zanjado. Todos tenemos claro lo que hemos de hacer porque remamos en la misma dirección”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios